Apps y seguridad, una relación que los usuarios deben tener en cuenta

| 6 Septiembre, 2013 | 0 comentarios

El uso de aplicaciones en smartphones y tabletas ha proliferado de forma increíble en los últimos tiempos. Prácticamente hay una aplicación para cualquier cosa.
Prot-On El concepto de app no deja de ser un software que se ejecuta en un sistema operativo (Android, iOS, Windows Phone, etc.), como ya se ejecutaban en nuestro ordenador personal. Sin embargo, mientras que en los ordenadores personales tenemos más conciencia de utilizar un antivirus, no es así en el mundo de los smartphones y las tabletas.

Quizá esta falta de conciencia se debe a que las apps, normalmente, se descargan de sitios (markets) oficiales donde tienen filtros, políticas y medidas de seguridad. Pero cuidado, estos sitios no son infalibles ni los filtros son tan exhaustivos.

También hay que considerar que las apps se ejecutan con un usuario o entorno restringido del sistema operativo y el daño potencial puede ser menor. Esto deja de ser así en el momento que haces root o jailbreak del móvil o tableta.

Un punto muy importante es la seguridad de la información que manejan estas apps. La mayoría de las aplicaciones no cifran la información que almacenan en la memoria localmente ni la que transmiten a sus servidores (no hay que olvidar que en muchos casos una APP no es más que un cliente que transmite y recibe información de un servidor de Intenet, que es donde realmente se realiza el procesado o almacenamiento de información).

malicious-code-in-apps

Y no menos importante es la información o ficheros que compartimos mediante apps de correo, chat, almacenamiento, etc. como pueden ser Whatsapp, Dropbox, Evernote, etc. Esta información (texto, fotos, documentos, etc.) que compartimos con los demás llegará a otros smartphones o tabletas que seguramente no tengan antivirus y sean una auténtica jungla en el que el malware campe a sus anchas.

Y por último, el obligado conjunto práctico de recomendaciones de seguridad para usuarios finales de apps:

 

  •  mira los permisos que necesita una aplicación antes de instalarla (que no sean excesivos para sus fines)
  •  lee atentamente los comentarios de otros usuarios sobre la app, te ayudarán a saber si la aplicación hace lo que promete o  es un timo (especialmente con las de pago)
  •  cifra la información importante que almacenas localmente, en la nube o que compartes con otros.
  •  usa una antivirus de pago o gratuito.
  •  ten cuidado al instalar aplicaciones de sitios no oficiales.
  •  es preferible no hacer root o jailbreak, pues si una APP maliciosa se ejecuta con permisos de administrador puede ocurrir un desastre.

*Artículo elaborado por

Protección Online es una empresa joven e innovadora fundada a finales de 2010 con la finalidad de poner la seguridad en la red al alcance de todos, ya sea en el ámbito particular o profesional. En este sentido, nuestra misión es ayudar a proteger la intimidad de las personas y devolver a los profesionales y a las organizaciones su confianza en Internet como herramienta de trabajo y entretenimiento.

Acerca del Autor:

En Applicantes también tienen cabida los artículos y textos de los especialistas y profesionales en la industria de las aplicaciones.
Filed in: Opinión
×

Escribe un comentario