iON Glasses: “No competimos con las Google Glass, sino con las gafas normales”

| 28 octubre, 2013 | 0 comentarios

Si la primera jornada del App Trade Centre  (ATC) estuvo protagonizada por las Google Glass, la segunda sirvió para conocer más detalles de las iON Glasses (bautizadas por muchos como las “Spanish Google Glass”). Sin embargo, los responsables de este peculiar gadget no se cansaron de repetir que “esto es un complemento para el móvil, mientras que las gafas de Google pretenden sustituirlo”. Asimismo, remarcaron que su objetivo “es aún más ambicioso: competir con las gafas normales, ofreciendo como alternativa unas gafas con tecnología”.

ion glassesssLas iON Glasses permiten controlar cualquier dispositivo móvil  (smartphone o tablet) a través de una aplicación (para iOS, Android, BlackBerry o Windows Phone), pulsando un par de botones situados en la patilla derecha de las gafas. Su tecnología (concentrada en una placa de apenas 5 milímetros) se completa con un chip bluetooth 4.0, un buzzer, varias baterías micro USB (de entre 3 y 7 días de duración) y una luz LED que cuenta con 256 colores para informarnos de cualquier asunto relacionado con nuestro smartphone (si tenemos una llamada perdida, un e-mail o es la hora de la pastilla). Santiago Ambit, impulsor del invento, lo resumió del siguiente modo: “Lo que hacen estas gafas es recibir avisos y controlar dispositivos”. Ni más, ni menos.

El prototipo presentado en el ATC era la clásica gafapasta (al parecer, muy resistente y flexible), basada en un modelo de gran éxito y diseñada por un fabricante profesional. No obstante, el objetivo es que lleguen nuevos diseños (el japonés Mac Funamizu ya está trabajando en uno).  Tal y como explicaron los responsables de las iON Glasses, “el futuro es Internet móvil y, en ese contexto, tenía sentido hacer unas gafas, que además son usadas por el 51% de las personas, de las que un 35% las lleva siempre”. Eso sí, añadieron, “no queremos que impidan a la gente seguir haciendo su vida normal”, razón por la que son vestibles, pasan totalmente desapercibidas, su precio es asequible (de momento, 59 euros) y resultan muy fáciles de usar.

ion appCon estas credenciales, resulta evidente que el público potencial de las iON Glasses son las personas que ya utilizan gafas de forma habitual, ya sea por problemas visuales o para protegerse del sol. “Cambiar los hábitos de la gente es algo muy complicado, por lo que, obviamente, será difícil que alguien se compre unas gafas porque tengan tecnología si realmente no está acostumbrado a llevarlas”, explicó Ambit. Por todo ello, el medio de distribución de este gadget serán las ópticas de toda la vida y las tiendas de tecnología (aunque no se comercializarán hasta febrero de 2014, ya hay más de 500 reservas a través de la web indiegogo.com).

Tal vez el punto más fuerte de las iON Glasses es que su tecnología es totalmente configurable, para que se puedan seguir desarrollando nuevas aplicaciones (para hacer deporte, orientarse a través de la localización GPS, etc.). Además, las gafas se encuentran tan unidas al smartphone o la tablet que si ambos aparatos se separan más de 120 metros, el dispositivo móvil emitirá un sonido que nos avisará de que nuestras iON Glasses corren el riesgo de perderse (y nos mostrará por GPS cuál es el lugar en el que se las perdió el rastro).

Acerca del Autor:

Cofundador de Applicantes. También escribo sobre asuntos económicos y financieros en prensa escrita y sobre tecnología en webs especializadas. Puedes escribirme a [email protected], encontrarme en LinkedIn o seguirme en Twitter.
×

Escribe un comentario