El futuro… ¡lo llevamos puesto!

| 11 abril, 2014 | 0 comentarios

TheAppDate_marzo_082

Las apps se metieron en nuestros bolsillos casi sin que nos diésemos cuenta. Con sigilo y con nuestro beneplácito se han hecho con un hueco en nuestros dispositivos móviles y en nuestras vidas.

Siempre hemos dicho que hay una app para cada necesidad, para cada usuario (más de 2 millones de aplicaciones en las diferentes tiendas,… aunque desde luego no todas útiles o necesarias como para ser merecedoras de ser descargadas), y para cada dispositivo. Lo que ahora parece dibujarse en el horizonte es que las apps saldrán de los bolsillos para aparecer en nuestra muñecas, nuestros zapatos, nuestras chaquetas, en nuestra piel… Las apps no se llevarán, se pondrán, se vestirán.

Como hace poco escuché a uno de los ponentes invitados a nuestro evento TheAppDate: “será más natural ponerse las apps que descargarlas en un dispositivo móvil”.

El ingenio y la tecnología aplicada a las prendas que nos pondremos abre nuevas dimensiones para configurar servicios y soluciones que nos hagan la vida más fácil, más segura y que nos hagan a todos más “smart”.

No sólo Google con sus Smart-Glasses o Samsung con sus Smart-Watches están apostando por esta camino, sino que Microsoft, Qualcom, Apple, Sony,… Y los grandes players tecnológicos están apostando con inversiones millonarias en el desarrollo de wearables. La cuestión será quien interprete y adecue sus ingenios a lo que las personas necesitemos en el día a día.

Veremos proyectos como apps en zapatos que nos guíen en una visita a una ciudad o que ayuden a personas mayores a encontrar el camino de vuelta a casa, tatuajes que midan la exposición al sol y avise de la saturación de radiación ultravioleta en nuestra piel, pulseras que registren nuestras constantes durante todo el día para su monitorización en remoto, pijamas que prevengan la muerte súbita de bebés o apneas en personas con insuficiencia respiratoria, cazadoras que reproduzcan música o cambien de color dependiendo de la meteorología o nuestro ritmo al caminar, anillos que midan el nivel de azúcar en sangre o los cambios que producen la ingesta de nuestro segundo o tercer café…

Probablemente al hablar de “wearables”, estemos hablando del “Next Big Thing”, la siguiente gran revolución que moverá a la sociedad, los consumidores y las industrias. Según algunas fuentes, este año se espera que llevemos en el mundo más de 10 millones de relojes, gafas y pulsera inteligentes. Para el 2018, según Juniper Research, se estiman unas ventas de más de 180 millones de “app ponibles”.

Las apps vinieron sin duda para quedarse. Pues bien, preparémonos en los próximos años para elegir la ropa, complementos, accesorios,… no sólo por el diseño, sino también por la tecnología y capacidades que nos ofrezcan.¡El futuro lo llevamos puesto!

*Artículo elaborado por Javier Navarro, socio fundador de The App Date.

Acerca del Autor:

En Applicantes también tienen cabida los artículos y textos de los especialistas y profesionales en la industria de las aplicaciones.
Filed in: Opinión
×

Escribe un comentario