Arcade Club, el mayor templo de Europa para los retro gamers y gamers en general

| 29 octubre, 2018 | 0 comentarios

Arcade Club, el mayor templo de Europa para los retro gamers y gamers en general

Los salones recreativos fueron uno de los lugares más recurrentes durante parte de nuestra infancia y adolescencia en los años ochenta y noventa. Eran ese emplazamiento mágico donde sabías que podías encontrar a tus amigos si no estaban en el parque, en la plaza o en sus casas, donde se oía un constante e incesante aporrear de botones y rechinar de monedas. En el que uno (o dos) jugaba y muchos miraban. Un mismo espacio en el que convertirte en soldado, futbolista, guerrero, astronauta, piloto, luchador o héroe de uno y mil mundos de fantasía. Cumplir sueños nunca estuvo tan cerca: estaba a 25 pesetas de distancia.

Con la democratización de las consolas caseras los salones recreativos fueron desapareciendo poco a poco. Aunque muchos nostálgicos han seguido coleccionado sus máquinas arcade y los han vuelto a dar vida. Entre ellos se encuentra el británico Andy Palmer. Andy llegó a acumular 30 máquinas de juegos retro que exhibía en la parte trasera de una tienda de informática que regentaba con su familia en Manchester. El interés fue creciendo y su espacio cada vez recibía cada vez más visitantes. En paralelo, su colección también fue ganando en ejemplares. Eso hizo que hace unos años decidiera abrir un hub con un centenar de máquinas clásicas. El negocio tuvo mucho éxito inicial y Palmer comenzó a pensar en grande.

A finales de 2015 el Arcade Club, que así había llamado a su paraíso para los gamers, se mudó a un edificio mucho más grande. Se adquirieron también consolas como la Nintendo 64, Sega Saturn, PlayStation, pinballs y se tocaron más palos, como la realidad virtual. Desde entonces este templo para los jugones de todas las edades no ha dejado de crecer, alcanzando las 300 máquinas recreativas y convirtiéndose en un museo, alternativa de ocio y un lugar de celebración de eventos. Hemos podido hablar con su fundador.

– Andy, ¿Cómo ha sido la evolución de Arcade Club?

– Todo comenzó con mi colección personal y creció debido a la carencia de buenas salas de arcade en Reino Unido. Estamos muy satisfechos porque Arcade Club se ha vuelto muy popular y recibimos muchos visitantes cada semana, algunos de todo Reino Unido y otros del extranjero.

Arcade Club, el mayor templo de Europa para los retro gamers y gamers en general

Imágenes: Facebook de Arcade Club

– ¿Cómo habéis logrado recopilar tal cantidad de juegos y máquinas? ¿Cuál ha sido la más difícil de conseguir?

– He sido coleccionista durante veinte años. La recreativa más difícil de conseguir ha sido Warlords de Atari, en concreto la versión de cóctel para sentarse, ya que es extremadamente rara. Aunque dicho eso, ¡me las he apañado para tener tres ejemplares!.

– ¿Cuál es el juego más extraño que albergáis en Arcade Club?

– El juego más raro que tenemos es Super Table Flip 2 (Cho Chabudai Gaeshi!). Es un juego en el que tienes que voltear físicamente una mesa para obtener puntos y al mismo tiempo es bizarro y divertido.

– ¿Cuál es el perfil principal de vuestros visitantes?

– Tenemos visitantes de todas las edades, desde niños pequeños hasta personas mayores. ¡Atendemos a toda la familia! A los niños les encantan Minecraft y Fortnite, entre muchos otros y la generación anterior puede jugar a clásicos de su pasado, como Pacman y Frogger. A los adultos les encanta nuestra planta moderna (Modern Floor) donde pueden disfrutar de títulos en realidad virtual, juegos japoneses y juegos rítmicos. La mejor parte es poder observar a padres e hijos jugando a juegos nuevos y antiguos juntos.

– Vuestras máquinas no necesitan monedas para jugar. ¿Cómo funcionan? ¿Pueden los visitantes jugar las veces que quieran?

– Todas nuestras máquinas están configuradas para jugar libremente. Hemos preferido no usar el sistema de monedas en ellas. Los visitantes simplemente pagan la tarifa de entrada y pueden quedarse todo el tiempo que deseen hasta la hora del cierre. Hemos instalado botones de crédito en las máquinas, de modo que cuando los presionas actúan como si hubieras introducido una moneda.

– ¿También aceptáis mobile gamers o jugadores móviles? ¿Hay algún espacio específico dedicado a ellos dentro del Arcade Club?

– Los jugadores móviles son bienvenidos, pero nuestro espacio está enfocado en máquinas de arcade, consolas de videojuegos y PCs.

– Hasta ahora teníais dos plantas dentro del club y estáis construyendo otra nueva. ¿Puedes explicarnos qué se puede encontrar allí?

– A medida que expandimos Arcade Club esperamos tener más eSports y, en general, simplemente más áreas para niños y adultos. Estamos trabajando para contar con un espacio para fiestas que pueda ser reservado por cualquier persona y en el que celebrar fiestas de cumpleaños infantiles. ¡Aún no está concluido, por lo que nuestros planes todavía podrían cambiar!

– ¿Qué actividades extra ofrecéis dentro del club?

– Hay una gran cantidad y variedad de títulos para que la gente juegue en Arcade Club. De un tiempo a esta parte todos los jueves venimos organizando torneos de diferentes juegos cada semana. Los hemos hecho de, por ejemplo, Super Smash Bros, Mario Kart, Quake, Warlords, Tehkan World Cup… Durante las vacaciones escolares generalmente ofrecemos acceso a todas las áreas, por lo que abrimos ambos pisos para todas las edades. Normalmente los niños solo pueden ir a un piso (Classic Floor), pero les damos la oportunidad de tener la experiencia completa de Arcade Club.

– ¿Puedes adelantarnos algunos de vuestros planes para el futuro?

– El Arcade Club será más grande y mejor, tenlo por seguro. No perdáis de vista nuestro espacio para más novedades.

Arcade Club, el mayor templo de Europa para los retro gamers y gamers en general

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.Seguir a @albertopayo
×

Escribe un comentario