6 de los errores más comunes que se cometen al desarrollar aplicaciones

| 30 julio, 2018 | 0 comentarios

6 de los errores más comunes que se cometen al desarrollar aplicaciones

* Artículo redactado por Edith Gómez

Hace una década atrás las aplicaciones no existían como hoy en día, donde ya se han vuelto parte importante de nuestra cotidianidad. Nos resulta muy difícil poder imaginarnos cómo hacer si no pudiéramos bajar una aplicación para satisfacer alguna de nuestras necesidades.

Esta es una de las razones por las que quizás existen tantas. De hecho, en Google Play solamente se puede encontrar 3,5 millones de apps, lo que supone una cifra impresionante si se tiene en cuenta que como media -según un estudio publicado por Nielsen- un usuario solo utiliza 27 aplicaciones en su teléfono. Así que, desgraciadamente, un gran número de esas aplicaciones quedan en el olvido después de haber invertido en ellas tiempo, energía, dinero y esfuerzo.

Existen cientos de miles de apps que no han tenido ni una sola descarga. Otras tantas son usadas solamente durante el primer día o la primera semana tras su descarga. Si como desarrollador te ha pasado esto, no pienses que eres un fracasado o que no tuviste suerte. Simplemente puede que lo que te haya ocurrido es que cometiste alguno de los siguientes errores que encontrarás a continuación:

1.- No hacer una investigación previa

Esto es algo que siempre deberías hacer sin importar el sistema operativo para el cual estés desarrollando la aplicación. Puede que tengas una idea increíble, pero no puedes dar por sentado que nadie más la tuvo antes de ti, así que antes de comenzar a invertir en ese proyecto necesitas asegurarte de ello.

Fíjate si ya existen aplicaciones similares a la tuya y cómo les fue, esto seguramente te ayudará a mejorar tu propia idea o a desistir de la misma para encontrar una que sea aun más creativa. Por otro lado, es recomendable que también le eches un vistazo a los manuales de los sistemas operativos para desarrolladores, ahí podrás encontrar mucha información valiosa.

2.- No pedir ayuda

Es comprensible que quieras hacer algo único y mantener el secreto para mantener la originalidad y que nadie se robe la idea, pero cuando eres desarrollador novato la ayuda no va a hacerte mal. Todo lo contrario, puede servirte mucho la experiencia de otras personas que tienen más tiempo en esto.

Eso sí, no te dejes impresionar por el tiempo que otros desarrolladores lleven haciendo aplicaciones, la experiencia no siempre es sinónimo de éxito, en cambio, por lo que sí debes dejarte llevar es por la experiencia positiva que se derive en resultados palpables.

3.- No tener un presupuesto realista

El desarrollo de una app no se mantiene solamente con las ganas, también se necesita dinero, no solo para el momento donde se está gestando el proyecto, sino también después para la difusión, publicidad y promoción. Muchos desarrolladores no tienen esto en cuenta desde el principio y luego a mitad de camino se quedan sin los recursos para terminar la aplicación, lo que puede convertirse en un gran dolor de cabeza.

Si esto te está pasando en este momento, lo mejor que puedes hacer es poner en práctica estos consejos de Gananci para quitar el estrés y rehacer tu presupuesto (y las maneras en cómo encontrarás el dinero) para que el mismo alcance para todo lo que falta del proyecto.

4.- Ser demasiado rígido con la idea

Para ser un buen programador se requiere flexibilidad para poder tener más margen de maniobra al resolver los problemas. Además, es excelente que tengas una idea única, ese es un gran elemento de las aplicaciones exitosas, pero ¿Qué necesidad va a satisfacer? Si no tienes una respuesta convincente para esa pregunta lo más probable es que necesites pensar de nuevo en tu idea y cómo reestructurarla, ya que si la misma no satisface ninguna necesidad de los usuarios ¿Para qué querría alguien descargarla?

5.- No tener la motivación adecuada

Para que un proyecto llegue a buen puerto se necesita una estrategia, porque si no corres el riesgo de que se quede a mita de camino debido a diferentes razones. Si tu motivación y el enfoque no es firme, te va a costar mucho más finalizar la aplicación exitosamente. Por eso, antes de empezar, haz un plan para que puedas administrar correctamente la euforia y esas ganas de ver tu proyecto finalizado positivamente.

6.- Desarrollar la aplicación sin tener en cuenta la audiencia a la que va dirigida

En la programación es imposible ser egoístas. No importa que estés desarrollando una app propia o para alguna empresa que la haya solicitado, la importancia mayor la tiene la audiencia target de la aplicación, ya que si a ellos no les agrada ¿Quiénes van a ser tus consumidores?

Para ellos se requiere un estudio de mercado con el fin de que puedas conocer a profundidad qué es lo que esos usuarios de tu audiencia desean y que tú puedas dárselo en el producto que estás desarrollando.

El listado anterior no es para recordarte tus equivocaciones o errores, sino para que al hacerte consciente de ellos puedas evitarlos la próxima vez que quieras desarrollar un proyecto. De esta manera podrás elevar considerablemente tus probabilidades de lograr los resultados deseados esta vez.

6 de los errores más comunes que se cometen al desarrollar aplicacionesEdith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital y especializada en comunicación digital. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Acerca del Autor:

En Applicantes también tienen cabida los artículos y textos de los especialistas y profesionales en la industria de las aplicaciones.
×

Escribe un comentario