Vine resucitará tres meses después de muerta

| 19 Diciembre, 2016 | 0 comentarios

 

vine-remixes

A finales de octubre Twitter anunció recortes del 9% en su plantilla y el cierre de su app de vídeos cortos Vine, para el pesar de muchos creadores audiovisuales y aficionados a la herramienta. Incluso algunas empresas se mostraron interesadas en su adquisición y le hicieron ver a la compañía de 140 caracteres que estaba cometiendo un error.

No sabemos muy bien si esto ha tenido que ver, pero lo cierto es que Twitter ha decidido no fulminar completamente a Vine. Finalmente, el servicio no continuará existiendo como red social propia, pero sí como app.

En este sentido, la plataforma de microblogging explica que a partir de enero lanzará una nueva aplicación para grabar vídeos de hasta seis segundos de duración llamada Vine Camera que sustituirá a Vine en los markets. Los clips resultantes de estas filmaciones solo se podrán subir a Twitter o bien almacenarse en la galería de cada smartphone. De esta manera la filosofía de los vines pervivirá, aunque solo en la plataforma del pájaro.

Twitter aseguraba que mantener Vine viva no era posible tal cual había sido concebida. Mantener la infraestructura de la app, sus empleados, todos los contenidos y los partnerships con los creadores le resultaba demasiado costoso para la compañía en un momento en que está buscando llegar a ser rentable.

“En octubre te dimos a conocer que estábamos cerrando Vine. Desde entonces hemos estado trabajando cercanamente con los creadores para averiguar lo que es más importante para ti, responder tus preguntas y asegurarnos de que hacíamos lo correcto”, señalan en un post. “Os damos las gracias por la cultura a la que habéis ayudado a dar forma y por el contenido que continuaréis haciendo en cualquier parte”, concluye.

Acerca del Autor:

Periodista multitarea, multiplataforma y responsive. Peliculero. Más explicante que replicante. Corresponsal de guerra en la App Store y Google Play. Conspira, escribe posts, prepara lasañas de carbonita y hace unicornios de origami sentado en su sillón negro mientras acaricia a su gato. Una vez hizo sonreír a un Angry Bird. @juanrrisonford
Filed in: Actualidad
×

Escribe un comentario