Consejos útiles para grabar cortos con tu smartphone

| 26 octubre, 2018 | 0 comentarios

Consejos útiles para grabar cortos con tu smartphone

Conrad Mess, alter ego de Luis Mieses, ha sido uno de los pioneros en la grabación íntegra de cortometrajes con teléfonos inteligentes y es uno de los profesionales con más galardones en este campo.

Hace siete u ocho años Mess se embarcó en su primer corto hecho con un iPhone 4, sin contar con experiencia audiovisual previa y de manera autodidacta. Tras un primer proyecto con amigos grabado con una cámara tradicional y con muy pocos medios, se enteró de la existencia de algunos concursos de cortos con móviles en EE.UU y decidió presentarse. Así en 2011 nació The Fixer, el que hasta ahora ha sido uno de los cortometrajes materializados con el iPhone más premiados del mundo.

Hace 7 años, cuando Mess comenzó, todo era muy incipiente y había bastantes barreras. En primer lugar, los teléfonos inteligentes ni por asomo podían grabar en Full HD o 4k. Tampoco había muchos gadgets preparados o diseñados para grabar producciones audiovisuales. No existían accesorios para transformar el móvil en steady cams o hacer travellings y era necesario improvisar.

Durante el I Congreso Online de Vídeo con Móviles, organizado por el Taller Audiovisual, el mejor iPhone Filmmaker del mundo ha contado su historia y ofrecido algunos consejos a todos aquellos realizadores amateurs y profesionales que quieren embarcarse en el ‘rodaje’ y edición de cortos y películas mediante smartphones. Estos son algunos de los tipos que recomienda seguir:

– Si quieres empezar, empieza con un teléfono móvil, el que tengas. Pero no te desanimes comparándote con cortos profesionales. Lo que ocurre es que gente como Stephen Soderbergh están haciendo un downgrade y están utilizando el teléfono por experimentar o porque les puede dar un extra de publicidad porque los grandes medios no saben que esto lleva años haciéndose. “El problema está en que si la gente con mucha pasta empieza a grabar con teléfono móvil nos deja a los demás ‘aparcaos’”, asegura.

Con una cámara del smartphone no hay límite. Simplemente cambias la cámara de 20.000 dólares por el teléfono. Otra cosa ya son las propias limitaciones del iPhone. Es un sensor muy pequeño y por mucho que mejoren las cámaras, nunca va a llegar a una cámara de cine. Pero no hay problema porque tampoco es lo que se busca. Aquellos que ruedan con un teléfono móvil lo hacen por la versatilidad y la economía. “Con lo que cuesta alquilar una cámara profesional, te hago yo tres cortos”, bromea Conrad.

Escribe un guión económico si quieres seducir a ciertos productores. Piensa en hacer algo lo más barato posible a la hora del rodaje y eso te abrirá puertas para luego poder dedicar a otros recursos. En estos casos la historia tiene que ser muy sólida y que enganche. Los efectos especiales aquí no pueden enmascarar que algo esté mal escrito.

Rodéate de amigos para tu equipo. Si no tienes mucho presupuesto para tu corto lo mejor es que cuentes con actores y compañeros del sector. A medida que te adentres en el negocio irás conociendo a gente en el sector audiovisual que te podrá echar una mano.

Sé imaginativo– No te cortes a la hora de innovar en planos o en accesorios caseros para tu smartphone. Así es la magia del cine.

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.Seguir a @albertopayo
×

Escribe un comentario