Badoo, la app de dating decana

| 3 Mayo, 2017 | 0 comentarios

El segmento de las aplicaciones móviles para ligar ha crecido mucho en los últimos años, con multitud de apps surgiendo para cubrir nichos de usuarios muy concretos, lanzando enrevesadas funcionalidades para diferenciarse del resto o fijando selectivos y exclusivos requisitos de acceso.  Sin embargo, el amor o la atracción no siempre entienden de algoritmos, de tribus urbanas o de cosas VIP.

Antes de que llegara este boom de las apps de citas e incluso los smartphones se popularizaran ya había una plataforma que se dedicaba a conectar a chicos y chicas que buscaban un affair o una relación. Badoo es una veterana en el mundo del dating y continúa basándose en los mismos principios con los que se creó: ofrecer un lugar divertido y seguro para que la gente conozca a quien quiera y como quiera.

Son precisamente estas dos bazas, la apertura y experiencia, las que le han otorgado su abundancia y han convertido a Badoo en lo que es hoy, un gigante que cuenta con 340 millones de usuarios registrados en todo el mundo y 60 millones de usuarios activos al mes, atrae a 400.000 nuevas personas cada día y alberga 350 millones de mensajes diarios.

Badoo lleva bastante tiempo presente en el mundo móvil (aunque para iPad no lanzó una versión específica hasta febrero de 2013) y sus apps se han ido adaptando a las nuevas demandas y necesidades poco a poco. Su herramienta dispone de filtros para acotar la selección de lo que estás buscando, da la posibilidad de guardar todos los mensajes de chat en el mismo sitio e incluso visualizar qué usuarios han visitado tu perfil, a cuáles les gustas o te han marcado como favorito. Cuando se produce una atracción mutua se da un ‘match’ y la aplicación incluye un espacio para que puedas revisar todos esos matches antes de dar el siguiente paso.

El software también te permite saber cuántos amigos en común tienes con otros amigos o colegas. Esta funcionalidad puede resultar bastante útil para obtener el visto bueno de una persona por parte de alguien en quién confías o evitar quedar con la amiga de tu ex.

Las aplicaciones cuentan con algunas ventajas y funciones que no serían posibles en el mundo web, como aquellas basadas en la geolocalización. En este sentido, la app de Badoo incorpora una característica llamada Os habéis cruzado que contabiliza el número de veces que has pasado o estado cerca físicamente de otros usuarios.

La parte más importante son los perfiles, puesto que suponen la carta de presentación para mostrarte a los demás. En este sentido, Badoo ha incorporado mejoras en los últimos años para hacerlos más multimedia e interactivos. Los perfiles enriquecidos te dan la posibilidad de añadir vídeos o fotos de Instagram y ver a otros en movimiento. Sin embargo, si juzgar a un libro solo por sus tapas no es lo tuyo y siempre has sido de los que prefiere mantener una conversación para conocer más profundamente a alguien, con el chat puedes charlar y charlar con esas personas con las que ha habido feeling, bien sea solo con texto o incluyendo fotos, pegatinas o regalos.

La seguridad también importa

La decana del dating también se ha esforzado por proporcionar la máxima seguridad y protección a sus aplicaciones móviles. Los usuarios que quieran asegurarse de que la identidad de alguien es verdadera pueden comprobar si su perfil está verificado. Si este último muestra un tick azul es que la persona facilitó un número de teléfono o una cuenta de una red social y el equipo de Badoo ha corroborado que es quién dice ser. Otra forma de verificación es mediante fotos. La compañía pide a los usuarios que envíen una foto haciendo algún gesto con los dedos o realizando alguna postura con las manos para saber que son de verdad. Los moderadores la revisan y si confirman su autenticidad, les otorgan esa marca azul.

Al margen de estas opciones, los miembros también pueden llevar a cabo sus propias verificaciones. La app da la posibilidad a cualquiera de pedir un selfie a la otra persona con la que ha tenido afinidad o está chateando con el fin de comprobar su autenticidad.

En Badoo hablarás con quien quieras. Aquellos que ya han sido verificados pueden decidir conversar únicamente con otros verificados para tener la certeza de que al otro lado hay alguien real. Además, si dos usuarios no han tenido un match, sí que se puede escribir a la otra persona por el chat pero solo hay dos oportunidades (o mensajes) para llamar su atención. Si el destinatario no responde se entiende que el interés no es mutuo y los mensajes quedan bloqueados.

Por último, la compañía da la oportunidad de bloquear o reportar a otro usuario si tienes algún problema con él. Badoo asegura que sus moderadores trabajan las 24 horas del día y atienden rápidamente cualquier informe recibido, además de identificar aquellos perfiles sospechosos cuando son creados.

Un cambio de cara

Al igual que las fotos antiguas de algunos Romeos y Julietas no tienen nada que ver con las actuales, algo parecido ocurre con la propia app de Badoo. La herramienta ha renovado su interfaz y cambiado la forma de navegación para ser más visual y ofrecer otra experiencia al usuario. En estos años la imagen de perfil ha pasado a ocupar un lugar principal y se ha dejado la información en la parte inferior, deslizándose muchos datos fuera de la pantalla principal.

Por otro lado, la compañía ha renovado su imagen de marca. Badoo ha adoptado nuevos colores corporativos e incluido un logotipo más simple, igualando el tamaño de todas sus letras, eliminando su característica O con un punto en el medio y abandonando esos tonos multicolor que venían acompañándolo. El nuevo branding ha abrazado el morado y el naranja, además del blanco y el negro, como sus señas de identidad. Además, la frase “Más que dating” (o “Bigger than dating”) se ha convertido en su nuevo grito de guerra.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Si quieres aparecer en nuestra Guía de Desarrolladores solo tienes que enviar tus datos a través del siguiente formulario.

Acerca del Autor:

×

Escribe un comentario