Las apps, quién las ha visto y quién las ve

| 30 enero, 2017 | 0 comentarios

formacion-desarrolladores-apps

Comenzaron como meras utilidades, pero poco a poco se han ido convirtiendo en elementos imprescindibles para nuestras  vidas. Y ha ocurrido casi sin que nos demos cuenta, a medida que la penetración de los teléfonos inteligentes ha ido aumentando en todo el mundo  y se ha extendido la cobertura de redes móviles como el 3G o el 4G. Hoy son tan indispensables, que nos da auténtico pavor salir de casa sin el smartphone, mucho más que dejarnos la cartera o las llaves. Pero es que gracias a las apps quizás no necesitemos ni una ni las otras. Podemos utilizar nuestros móviles para pagar casi cualquier cosa y ya hay soluciones que nos permiten no solo abrir la puerta de nuestro domicilio, sino saber qué ocurre dentro en cada estancia y electrodoméstico gracias a la magia IoT.

Son muchas las aplicaciones móviles que utilizamos día a día, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos: apps para el despertador, para leer noticias, para consultar el pronóstico del tiempo, para guiarnos al trabajo, para obtener indicaciones del tráfico, para leer el correo electrónico, para jugar un rato en el metro o el autobús y un largo etcétera. Sin embargo, las que más presencia tienen en nuestras vidas (por el tiempo que les dedicamos y por su relevancia) son, con mucha diferencia, las herramientas de mensajería instantánea y chat. Hasta el punto que, finalmente, han acabado sustituyendo a los SMS y prácticamente a las llamadas como principal vía de comunicación e interacción.

WhatsApp comenzó siendo un producto que permitía chatear solo a usuarios de iPhone y ahora es el canal que reina en muchos países de occidente, con más de 1.000 millones de usuarios activos y la posibilidad también de hacer videollamadas. En otros lugares del planeta productos como Facebook Messenger o WeChat toman su lugar. La importancia de las apps de mensajería  es tan que solo durante el día de Año Nuevo se enviaron 63.000 millones de mensajes, conteniendo 7.900 millones de imágenes y 2.400 millones de vídeos.

Estas apps son sobradamente conocidas, pero no todas tienen la misma notoriedad. En breve se alcanzarán los 5 millones de títulos entre Google Play y la App Store, por lo que posicionarse en estos atestados markets no resulta nada fácil. La mayor parte de las propuestas acaban como ‘apps zombies’ en algún rincón olvidado de estos almacenes. Este es el mundo tan competitivo y concurrido en el que muchas pymes quieren entrar. ¿En realidad les merece la pena?  

Teniendo en cuenta que hoy la mayoría de los usuarios y clientes navegan por Internet a través de sus smartphones, lo que es indudable para las organizaciones es la necesidad de contar con una presencia móvil. Sin embargo, no siempre hace falta que sea con una app. Las empresas pueden estar perfectamente adaptadas a este mundo con una página web responsive. En muchos casos los negocios no cuentan con presupuestos muy abultados y deben decidir entre estas dos opciones. En el primer caso, existen ya numerosos proveedores que ofrecen a las compañías que sus webs sean responsive o las adaptan automáticamente. Al mismo tiempo, también hay numerosos app makers que de manera gratuita, o por un módico precio, les permiten tener su propia aplicación móvil.

En cualquier caso, las pequeñas y medianas empresas tienen que plantearse antes que nada el por qué y para qué quieren contar con una app propia. ¿Es por mero ‘postureo’? En este caso, esos generadores pueden cubrir su necesidad. La pyme también puede aprovechar el formato para lanzar un producto de fidelización (ofertas, cupones, etc), de comercio online, para impulsar algunos de sus productos o para alguna acción de marketing. Aquí es necesario un presupuesto mayor y encargar el desarrollo a una persona o empresa externa.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Si quieres aparecer en nuestra Guía de Desarrolladores solo tienes que enviar tus datos a través del siguiente formulario.

Acerca del Autor:

×

Escribe un comentario