8 consejos indispensables para hacer Mojo (o periodismo móvil)

| 9 julio, 2018 | 0 comentarios

El periodismo móvil o Mobile Journalism (MoJo) es una tendencia cada vez más en boga. Los profesionales de la información y comunicación tenemos que satisfacer la ingente demanda de inmediatez de los lectores y televidentes y ya no podemos esperar a llegar a las redacciones. Muchas veces trabajamos directamente con nuestros smartphones y tablets para crear contenidos multimedia, editarlos y darlos forma.

La semana pasada pudimos acudir al I Encuentro Internacional de Periodismo Móvil + Cultura, promovido por el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Durante las jornadas asistimos a una master class de Leonor Suárez, videoperiodista de la RTPA (Radio Televisión del Principado de Asturias) y una de las pioneras de mobile journalism en España.

Leonor ha obtenido algunos premios internacionales con reportajes grabados y editados únicamente con dispositivos móviles. Esta periodista asturiana nos dio algunos consejos muy útiles para todos los que quieran adentrarse en el mundo del MoJo. He aquí los más interesantes:

1- No intentes replicar con el móvil lo que haces con una cámara grande

En el Mojo no hay que copiar todo lo que se hace con cámaras profesionales. Esa no es la idea. Algunas cosas no tienen sentido porque para eso ya existen las cámaras tradicionales. Suárez apuesta por un lenguaje diferente y hacer cosas diferentes.

2- Se puede compatibilizar MoJo para televisión y MoJo para redes sociales

Se puede hacer periodismo móvil para tele y para plataformas de Social Media de manera simultánea con algunos trucos. Obviamente son dos canales con lenguajes y formatos muy distintos. Para conseguir vídeos en formato vertical se puede grabar en horizontal en 4K. Esa es una posibilidad. Otra es hacer un pequeño total de unas decenas de segundos para historias de Instagram o Snapchat diciendo a la fuente que resuma o bien que el reportero grabe con el móvil y el cámara lo haga con la cámara profesional.

3- El audio es lo más importante

Si no has grabado sonido decente no tienes nada, así que pon la oreja. Un micro de corbata y unos auriculares de botón con un adaptador para escuchar que el audio entra bien forman parte del kit básico para hacer periodismo móvil. El audio es clave no solo para tele. Es lo básico para radio y ayuda también a los periodistas de papel, que deben transcribirlo a texto.

* Imagen: Leonor Suárez (Twitter)

4- Hay más accesorios y apps para iPhone

¿Por qué existen más aplicaciones móviles de MoJo y accesorios de audio, vídeo y fotografía para iPhone que para teléfonos Android? La respuesta es sencilla. Los dispositivos de Apple van todos a una, no tienen la fragmentación de la plataforma del robot. Con más de 850 formatos de teléfonos Android los fabricantes prefieren ir a tiro hecho. No obstante, cada vez hay mayor oferta para los dispositivos con el SO de Google. Es lógico porque la penetración de Android en el mundo supera el 90% y los periodistas móviles también están en India, Latinoamérica o África, donde no todo el mundo puede permitirse pagar por un iPhone.

5- Mejor cuanto más cerca

Los smartphones funcionan muy bien para grabar planos cortos y de detalle. Es aconsejable evitar el zoom por las vibraciones que pueden producirse y porque al ser un zoom digital la imagen puede perder mucha calidad. Si queremos aproximarnos a un motivo lo mejor es hacerlo por nosotros mismos.

6- Lo fundamental son las historias

No hay que olvidar que el MoJo sigue siendo periodismo y lo que continúa primando son las historias que se cuentan. La tecnología que usas no importa tanto como lo que cuentes, porque en un futuro quizás el mobile journalism se haga con un wearable, unas gafas o ¿quién sabe?

7- Un smartphone intimida menos

Para grabar ciertos reportajes de temas sensibles o en los que las fuentes tienen una carga emocional, un smartphone puede marcar la diferencia.  Aunque los profesionales de los medios estamos acostumbrados a ellas, lo cierto es que las cámaras y la tele imponen. Cuando se graba con una gran cámara las personas se pueden sentir intimidadas o recelosas. Sin embargo, al grabar con un móvil no suele producirse ese efecto. La gente se muestra más natural y no se asustan tanto.

8- El móvil sirve para grabaciones fuera de lo común

Un smartphone viene muy bien para trabajos en los que hay salir de la zona de confort. Funciona para situaciones excepcionales como bajar a un pozo, a una mina o subir en globo. Gana la mano a la cámara en algunas circunstancias por su flexibilidad, tamaño y peso.

* Imagen: Leonor Suárez (Twitter)

(Visited 38 times, 1 visits today)

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor. Seguir a @albertopayo
Filed in: Actualidad
×

Escribe un comentario