Swimmy: “Al principio de temporada no teníamos piscinas suficientes para cubrir la demanda”

| 25 agosto, 2020 | 0 comentarios

Swimmy: "Al principio de temporada no teníamos piscinas suficientes para cubrir la demanda"

Lo que hasta no hace mucho se veía como una especie de lujo o algo propio de gente tiquismiquis que no quería relacionarse demasiado con los demás, ha adquirido mucho más sentido en este extraño verano en el que estamos conviviendo con el coronavirus. Hablamos de la posibilidad de alquilar una piscina privada.

Con playas públicas, ríos, gargantas, charcas, piscinas municipales, piscinas comunitarias y gimnasios dotados de piscina a nuestra disposición, quizás se sintiera como algo innecesario tener que alquilar una piscina a terceros, a no ser que la quisiéramos para un evento especial, como una despedida de soltero, cumpleaños infantil, boda, etc. Pero la COVID-19 ha hecho que estos espacios se conviertan en una buena alternativa para practicar el distanciamiento social y huir de las aglomeraciones propias de las costas y de otros lugares compartidos para darse un chapuzón.

A la startup francesa Swimmy, a diferencia de lo ocurrido con otras empresas emergentes, la nueva situación le ha supuesto una gran oportunidad. Su modelo de negocio ha cobrado aun más sentido, empujando a más propietarios de piscinas a ofertar las suyas y así sacarse unos ingresos extra en estos momentos de tanta incertidumbre. Hemos hablado con Anäis Ferrández, su directora de comunicaciones internacionales sobre cómo ha aumentado su demanda y cuáles son sus planes de futuro.

– ¿Cómo ha influido en Swimmy la crisis del coronavirus?

– Si bien es cierto que a la mayoría de empresas de turismo y ocio, la crisis del coronavirus ha supuesto quiebras, a nosotros nos ha catapultado. Comenzamos a recibir algunas demandas a partir del 11 de mayo, pero sobretodo se dispararon a partir del 25 de mayo, cuando la mayoría de provincias estaban en fase 2 e incluso algunas en fase 3. Con todo esto, una vez llegado el 8 de junio, lo cual significaba que toda España estaba en la última fase, las demandas aumentaron considerablemente a lo que ya suponía un exceso de la demanda en ciertos puntos del país

– ¿Creéis que la caída de reservas de alojamientos de Airbnb os puede haber beneficiado de alguna manera?

– Realmente, no. No es el mismo tipo de clientela. Al fin y al cabo, Airbnb te permite pasar unos días y tienes alojamiento. No es nuestro caso, aunque nos comparemos no somos iguales: nuestro servicio ofrece el alquiler de piscinas durante medio día o el día entero. Bajo ningún concepto se puede pernoctar.

Asimismo, la caída de reservas de alojamientos no ha afectado únicamente a Airbnb, sino también a complejos hoteleros, campings y otros. En ese caso, es cierto que Swimmy ha estado para refrescar a aquellos que no han salido de su comunidad, pero también ha permitido que estando de viaje otros usuarios conozcan otras piscinas en diferentes provincias.

– ¿Qué medidas de seguridad habéis adoptado?

– A principio de temporada, enviamos una guía de buenas prácticas tanto para los usuarios como para los propietarios. En ella precisábamos la importancia de llevar las mascarillas al verse (por norma general, a la entrada y a la salida del recinto), disponer de gel hidroalcohólico en ciertos puntos estratégicos (entrada al recinto, aseos, si hay que entrar a la casa) y por supuesto una limpieza en profundidad por parte del propietario de toda zona que el usuario pudiese tocar.

Estas podrían ser las sillas, las mesas, las tumbonas, las sombrillas o incluso las escalerillas de metal o bordes de la piscina. Hay algunos que utilizan una maleta de desinfección como la que utiliza la UME con una disolución de agua y lejía o bien agua y alcohol. Los primeros interesados en mantener la piscina y sus alrededores impolutos son los propietarios. Esto se debe a que una vez los usuarios se marchan ellos hacen uso de su piscina, la cual no deja de ser su bien.

Siempre recordamos igualmente que eviten toser al aire, tocarse la cara, nariz y ojos y que eviten entrar a casa de propietario a no ser que no haya un aseo exterior. Hay que recordar que el agua clorada, cuando presenta una tasa de cloro 1mg/L de agua, es un agua completamente segura y no permite que ni los virus ni bacterias sobrevivan en ella.

Swimmy: "Al principio de temporada no teníamos piscinas suficientes para cubrir la demanda"

– ¿Qué otras novedades habéis incorporado en el último año?

– Este año hemos incorporado diversas novedades como el 50% de reducción en la segunda parte del día cuando se quiere pasar el día completo: si la piscina cuesta 15 euros el medio día, el día entero serán 15+7,5 = 22,5 euros por todo el día.

Hemos permitido las propuestas de comida, cenas y picoteo en la oferta de la piscina, los extras de pago como las toallas y la barbacoa, que los propietarios puedan decidir el mínimo de personas que quiere recibir en su piscina y los descuentos para niños (si son menores de 3 años no pagan, y hasta 12 años van a mitad de precio). También, hemos creado una opción que se llama “Piscinas Favoritas”, para guardar las piscinas que más les gustan o las que quieren alquilar próximamente.

– ¿Con cuántas piscinas contáis actualmente en España?

– En España ahora mismo tenemos más de 300 piscinas para refrescar a más de 9000 usuarios. La mayor parte se concentra en la capital, Madrid, donde tenemos más de 80 piscinas. Le siguen muy de cerca Barcelona, Sevilla y Valencia. Este último verano hemos crecido muchísimo ¡e incluso tuvimos unos días al principio de temporada que no teníamos piscinas suficientes para cubrir la demanda en la capital!

– ¿En qué ciudades o comunidades de nuestro país habéis notado más demanda?

– Desde principios de junio presentamos un exceso de la demanda en zonas como Madrid y Sevilla. Son puntos del país en los que las temperaturas son extremadamente altas en verano. Fue el mismo caso para Valencia, que aunque el exceso de demanda llegó un poquito más tarde, estoy convencida de que ha sido debido a lo que se han colapsado las playas mediterráneas.

Este año, las piscinas municipales no admiten más del 30% de su aforo, las comunitarias prácticamente no han abierto y hemos visto colas en las playas o incluso playas cerradas porque era imposible mantener la distancia de seguridad. Este último factor seguramente ha ocasionado el exceso de demanda en la Comunidad Valenciana.

Swimmy: "Al principio de temporada no teníamos piscinas suficientes para cubrir la demanda"

– ¿Cuánto dinero puede sacarse el propietario de una piscina en un mes de verano?

– El año pasado, el máximo fueron 7000 euros, pero este año, la última semana de junio, un propietario que se acababa de inscribir, en diez días se hizo con la friolera de 3200 euros. Esto puede variar en función de aquellos propietarios que alquilan siempre porque están teletrabajando y saben que van a estar en casa y no les preocupa tener a gente. Sin embargo, si solo se alquila dos semanas, el bolsillo se reduce. Aún queda verano si el tiempo nos acompaña.

– ¿Tenéis algún tipo de seguro especial para los usuarios y los propietarios?

– Estamos perfilando los últimos detalles de las cláusulas del seguro para daños materiales. En cuanto lo tengamos, Swimmy asegurará todos los desperfectos que puedan producirse durante el alquiler. Respecto a daños físicos que puedan sufrir los huéspedes por negligencias en el estado de sus piscinas, es el seguro de hogar de cada propietario y su cláusula de responsabilidad civil quien los protege ante este tipo de incidentes.

– ¿Qué ha supuesto para vosotros la entrada al negocio de otros players en España como Piscilovers?

Siempre va a haber competencia en todo mercado, pero ninguno de ellos tiene la posición dominante en el mercado como es el caso de Swimmy hasta ahora. Acumulamos más de 3000 piscinas y ya hemos pasado hace un par de semanas los 100.000 usuarios, con dos países diferentes. Swimmy fue la primera plataforma de alquiler de piscinas entre particulares y no hay ninguna que nos pueda seguir tan de cerca ni internacionalmente hablando, ni en número de piscinas, ni en número de usuarios. Principalmente estamos en Francia y España porque son los dos países europeos con más piscinas privadas.

– ¿Qué podemos esperar de Swimmy en el futuro? ¿Tenéis previsto llegar a otros países?

Swimmy en el futuro espera seguir creciendo, mantener el status del primer player del mercado y por supuesto, una expansión internacional. El mercado estadounidense es el primer  mercado a nivel mundial con mayor número de piscinas privadas: acumula más de 11 millones de piscinas, y es el próximo en el que queremos darnos un chapuzón.

Alberto Payo

Alberto Payo

Periodista especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Business Insider y BYZness. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.
Seguir a @albertopayo
Alberto Payo
×

Escribe un comentario