La pestaña superior del iPhone X, todo un desafío para los desarrolladores de apps

| 13 septiembre, 2017 | 0 comentarios

Durante su esperada keynote, que ha supuesto la puesta de largo de su nueva sede circular, Apple ha presentado varios productos, como el reloj Apple Watch Series 3 y el Apple TV 4K. Sin embargo, el plato fuerte han sido los nuevos smartphones de la empresa de la manzana. En esta ocasión la firma ha mostrado tres nuevos terminales: los iPhone 8 y 8 Plus, que continúan con la línea del iPhone 7, y el iPhone X, un dispositivo creado para celebrar el décimo aniversario del teléfono de Cupertino.

El iPhone X hace gala de algunas innovaciones que la industria de los smartphones ya había incorporado y que los usuarios le reclamaban a Apple. Dispone de una pantalla OLED Super Retina de 5,8 pulgadas que ocupa prácticamente todo el panel frontal, sin bordes. Eso significa que el mítico botón de inicio ha desaparecido y que para llamar a Siri simplemente hay que hacerlo mediante la voz. Tampoco existe el sensor de huellas. La empresa de Cupertino ahora quiere que desbloquees el teléfono con tu cara a través de un sensor llamado Face ID.

Face ID se ubica en una pestaña situada en la parte superior, en el centro, donde también se han incluido dos cámaras frontales (una de ellas con sensor de infrarrojos), un sensor de luz ambiental, un sensor de proximidad, un proyector de puntos y un iluminador que genera una imagen de tu cara que se puede utilizar para recrear diferentes efectos al estilo de Snapchat y hacer emojis personalizados.

Como podemos ver esta pestaña esconde la mayor parte del potencial del nuevo iPhone, pero también supone un desafío en cuanto a diseño para los creadores de software. Apple ha aprovechado el hueco para incluir en el lado izquierdo el reloj y en el derecho los indicadores de batería, WiFi y cobertura móvil. Y así todos contentos. Pero, ¿cómo se las apañarán los desarrolladores?

Hasta la fecha la empresa de Tim Cook les permitía ofrecer una experiencia similar para los usuarios de sus apps en todos sus teléfonos, pero a partir de ahora no será así. No será lo mismo para un iPhone 8 o 8 Plus (o modelos anteriores) que para un iPhone X. Los desarrolladores de iOS se verán obligados a no escorar información esencial de sus apps en la parte superior de la pantalla. En el caso de algunos juegos móviles que se disfrutan en horizontal, tampoco será recomendable que incluyan ítems o personajes en ese espacio, que quedará en el centro de la izquierda al rotarse el dispositivo.

Los editores y desarrolladores siempre tendrán la opción de programar sus apps para que solo se extiendan hasta el límite de la pestaña y toda esa franja quede sin usar, pero ¿entonces qué sentido tiene contar con una pantalla tan grande? Esperaremos unas semanas para saber cómo se ven algunas aplicaciones y mobile games en el nuevo smartphone y cómo les afecta ese recoveco. ¿Habrán pensado en todo esto en Apple?

El iPhone X se podrá preordenar el próximo 27 de octubre y estará disponible a partir del 3 de noviembre. Su precio de salida, con una capacidad de almacenamiento de 64 GB (podrá tener hasta 256 GB) será de 999 dólares.

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco) y El Español. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor. Seguir a @albertopayo
×

Escribe un comentario