5 consejos para usar WhatsApp en el trabajo

| 4 octubre, 2012 | comentarios

Con la irrupción cada vez mayor del Social Media en el mundo empresarial y profesional mucho se ha discutido ya sobre la utilización que los empleados deben realizar de las redes sociales.

Algunas compañías las han prohibido terminantemente, otras han dictado directrices muy claras a su plantilla sobre uso y unas terceras, dejan libertad absoluta. No obstante, los despidos comienzan a ser frecuentes por meteduras de pata y comentarios desafortunados en Twitter o Facebook. Se recomienda ser precavido, sobre todo si se tiene a jefes o compañeros de trabajo como amigos o followers.

Sin embargo, hasta la fecha no se ha debatido demasiado sobre cómo manejar en el ámbito del trabajo las nuevas vías de comunicación que están surgiendo mediante apps móviles, como es el caso de WhatsApp. Aflora, consultora especializada en ofrecer servicios de recolocación, coaching y desarrollo, aborda el problema en su blog y da algunos consejos para gestionar adecuadamente el uso de la popular app. Desde Applicantes hemos añadido alguno más.

  • 1- Ser discreto con el estado- Como ocurre con las redes sociales, también es frecuente que tengamos a nuestro jefe como contacto en WhatsApp. Hay que ser cauteloso y no modificarlo con frases como “vuelta al horror, mañana empiezo a trabajar” o “agobiado y aburrido al máximo, estoy en el trabajo”. Por supuesto, tampoco se debe actualizar el estado haciendo mención a compañeros o superioes con expresiones como “odio a…”, “no soporto a…”.
  • 2- Vigilar la hora de conexión- Uno de los peligros de la aplicación es que la persona que tengamos de contacto puede ver la hora en la que realizamos nuestra última conexión o si estamos en línea. Si en nuestra organización se ha vetado el uso de teléfonos móviles personales, es conveniente no abrirlo en horario de laboral o corremos el riesgo de que quede registrado y el jefe puede verlo.
  • 3- Silenciar los zumbidos de grupos- Desde que WhatsApp comenzó a incluir los chats en grupo muchos de nuestros amigos y familias han abandonado el e-mail para organizar todo tipo de eventos y se han entregado completamente la aplicación. Grupos para organizar bodas, fiestas, despedidas, quedadas de instituto, charlas para cotillear… Si no tenemos cuidado nuestro smartphone puede estar zumbando toda la mañana encima de la mesa. Esto no da una imagen demasiado profesional y menos si, cada dos por tres, cogemos el móvil para leer lo que nuestros conocidos comentan y nos unimos a la conversación.
  • 4- No usar WhatsApp para criticar a alguien de la oficina- Ocurre en algunas empresas: varios compañeros usan WhatsApp para criticar a otro que está delante o al jefe. Si se hace, se debe tener cautela. A más de uno ya le ha pasado que en lugar de escribir el nombre de una persona mientras chatea le acaba mandando e, mensaje a la persona que se quiere criticar. Estos fallos ya ocurrían a menudo con los SMS y puedo pasarnos también en WhatsApp.
  • 5- Cuidar los elementos multimedia que se comparten- Si vamos a compartir algún archivo visual o foto en un grupo que pueda ser comprometedor, revisemos antes las personas que están incluidas en el grupo. A veces no es conveniente que alguien que está por encima de la escala de mando acceda a ciertas imágenes. Eso ya lo hemos aprendido con Facebook.

Share

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y Product Manager de Applicantes. Redactor jefe de ITespresso.es. Miembro del colectivo Kekorto. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor. Seguir a @albertopayo
×