La Comisión de Comercio de EE.UU, preocupada por la recopilación de datos en las apps de salud

| 25 julio, 2014 | 0 comentarios

apps_saludok

Las aplicaciones de mhealth se están convirtiendo en unas de las de mayor proyección. Se estima que durante este 2014 este tipo de software móvil podría facturar 6.900 millones de dólares y que la cifra podría elevarse hasta los 23.000 millones en 2017. Los grandes fabricantes tecnológicos como Samsung. Google o Apple también han entrado en el sector de las apps de salud y fitness con sus propios productos. Sin embargo, este boom  inquieta a las autoridades que se preguntan dónde van a parar los datos recogidos por estas herramientas y para qué se utilizan.

La comisionada de la FTC (Comisión de Comercio de EE.UU) Julie Brill expresó esta semana en una mesa redonda en Washington su preocupación por la manera en la que las apps traspasan los datos sensibles de salud y cómo esa información puede ser compartida con terceros.

La responsable ha manifestado a Reuters que muchas  empresas prefieren centrarse en cómo se utilizan los datos y ha pedido a los desarrolladores que proporcionen a los consumidores más herramientas y mecanismos de elección seguros antes de recoger y almacenar datos sensibles.

Los comentarios de Brill se basan en un informe sobre los desarrolladores de aplicaciones de mhealth realizado el pasado mes de mayo por la FTC, cuyos resultados se acaban de hacer públicos. En el mismo, el organismo ha podido encontrar que la recogida de los datos y su envío a terceros es una actividad más frecuente de lo que se podría pensar en un principio. La Comisión ha analizado 12 apps de salud y fitness encontrando que los developers estaban compartiendo la información de los usuarios con hasta 76 empresas distintas, incluyendo anunciantes.

El organismo insiste en que este tipo de datos son muy delicados y requieren una protección especial. Este aún no se ha manifestado sobre la nueva app de Apple, HealthKit, ya que aún no se ha lanzado públicamente.

Por su parte, desde el lado de los desarrolladores temen que una mayor regulación en este contexto acabe minando la innovación. Así lo cree la Association for Competitive Technology: quien defiende los intereses de los creadores de apps. “La industria móvil debe educar a la FTC sobre las causas de la recopilación de datos y cómo esto puede ofrecer mejores resultados a la salud. Si no somos capaces de hacerlo, la Comisión podría adoptar medidas que podrían devastarnos”.

Se trataría de otro intento de regular este tipo apps. Las aplicaciones de salud ya están siendo investigadas y monitorizadas en EE.UU por la FDA, aunque esta centra sus análisis en aquellas que intentan sustituir a dispositivos médicos. No obstante, el organismo ha confesado hace poco que se está viendo sobrepasada su capacidad por el alto número de títulos que aparecen en los markets cada mes.

Acerca del Autor:

Periodista multitarea, multiplataforma y responsive. Peliculero. Más explicante que replicante. Corresponsal de guerra en la App Store y Google Play. Conspira, escribe posts, prepara lasañas de carbonita y hace unicornios de origami sentado en su sillón negro mientras acaricia a su gato. Una vez hizo sonreír a un Angry Bird. @juanrrisonford
Filed in: Actualidad
×

Escribe un comentario