10 consejos para poner nombre a tu aplicación

| 17 Junio, 2012 | 2 comentarios

Eres desarrollador. Has creado la app definitiva. Y ahora… no tienes ni idea de cómo llamarla. Esta situación se repite cada día en el ecosistema de las aplicaciones. Bautizar una app no es nada sencillo, pero es algo a lo que debes dedicar tiempo antes de pasar a la fase de promoción y comunicación de tu producto. Ten en cuenta que la denominación es la parte más importante de tu identidad corporativa y la puerta de entrada para llamar la atención de usuarios e inversores. En el repleto mundo de las apps, la primera impresión es la que cuenta.

En Applicantes queremos darte diez consejos para ayudarte a afrontar con éxito este ‘bautismo de fuego’:

-1. Sé original- Asegúrate de que la denominación que eliges no suene de forma demasiado parecida a otra app famosa (a no ser que esté vinculada con ella o las quieras relacionar de alguna manera). En algunos casos podrías tener problemas de derechos de autor si se aproximan mucho.

Si quieres que tu app tenga un nombre auténtico deberías escrutinar Google para asegurarte de que no haya otro producto o servicio llamado igual. Quizás también te convenga inscribir la denominación en algún registro de marcas y patentes del mercado principal donde quieres operar. En el mar de apps e iconos que cohabitan en espacios como la App Store, Google Play o Windows Phone Marketplace, el nombre de tu app debe ser un canto de sirena que haga que escojan tu herramienta.

– 2. Sé claro- Procura que el nombre que eliges sea descriptivo o dé pistas de lo que hace la aplicación o de alguna de sus funcionalidades. Ejemplos: Eventy (para moverse por eventos), Apple Maps (para localización), Agro (para agricultores), etc. Los nombres genéricos también están bien, pero nuestra aplicación puede perderse entre ellos. Busca ‘Calculadora´en la App Store y luego nos cuentas.

– 3. Facilidad de pronunciación- Los nombres de volcanes islandeses y de personajes élficos de el Señor de Los Anillos son bonitos, pero muy poco recomendables para bautizar aplicaciones. Nadie es capaz de pronunciarlos, saberlos escribir o recordarlos. Intenta que el nombre de tu aplicación sea sencillo de leer o pronunciar. Contamos con que el inglés manda en esto y quizás un término anglosajón perjudique la legibilidad para los hispanohablantes pero es un pequeño sacrificio para conseguir visibilidad internacional. Un truco que se usa mucho en el mundillo tecnológico es el de la aliteración: Google (g y o), TechCrunch (ch), Tuenti (t), etc.

– 4. Intenta que el nombre no pase de los 11 caracteres- Intenta ser corto y conciso. Los nombres largos son complicados de leer y no se visualizan bien en las tiendas de apps.

– 5. Procura que tenga buen SEO- Puedes conseguir un nombre optimizado si incluyes en la denominación de tu app términos que se han hecho populares en las aplicaciones de su categoría. La firma de análisis Distimo reveló hace un año una lista de los términos de búsqueda más utilizados por los consumidores que buscan aplicaciones.

En la relación hay palabras como wallpaper, live, guide, news, theme, ebook, clock, travel, app, sexy, game, World, dictionary, map calculador, radio, love, girls, widget, english, hot, puzzle, pocket y city. Según explica Distimo, los términos  wallpaper, live, news, them, mobile, clock, travel, sexy y world se usan en más del 1% de los nombres de apps de la Apple Store para iPhone e iPad, Apple Mac App Store, BlackBerry App World, Google Play, Nokia Ovi Store y Windows Phone Martketplace.

– 6. Usa un nombre compuesto por dos palabras- Las apps con mejores nombres son a veces una simple conjugación de dos términos, como Evernote, WhatsApp, etc.

– 7. Sírvete de prefijos y sufijos- En esta estructura de doble palabra no solo hay porqué incluir dos nombres. Aprovéchate de todos esos términos que indican modo, lugar, tiempo u otras propiedades tanto en castellano como en inglés. Ejemplos: Pro, Pre, Ante, Into, Out, Extra, etc.

– 8. Las frases también triunfan- Piensa en casos como el de ‘Cut the rope’(Corta la cuerda). Si bautizas a tu aplicación con una frase puedes conseguir diferenciarte y hacer que esta se recuerde con más facilidad, al asociarla con alguna acción. Dentro de esta tendencia tenemos a ‘I am rich’, una app que cuesta nada menos que 1.000 dólares y cuyo nombre lo dice todo.

– 9. Experimenta con un grupo de discusión- Si estás barajando varias alternativas y no te decides por una o si no estás seguro de que el nombre que has escogido sea bueno, recurre al comodín del público. Puedes pedir a un grupo de personas de confianza que valoren la denominación de tu aplicación o bien que elijan una de las propuestas que les das. No te cortes en preguntarles qué les sugiere el término o los términos, qué se esperarían de un producto llamado así

– 10. La categoría, la descripción y las tags son vitales- Tras elegir el nombre tendrás que seleccionar con sumo cuidado estos tres aspectos. Son esenciales para que te encuentren tanto los robots de los buscadores como los propios usuarios.

Si con todos estos consejos aún sigues sin encontrar algo que te convenza siempre puedes recurrir a ayuditas externas. Hay un par de generadores automáticos de nombres, como nameboy.com o dotomator.com, que te confeccionan un nombre gancho basándose en algunos términos o categorías que les des.

Fuentes: Appmuse, Netmagazine, BooksReview, SmashApp

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco) y El Español. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor. Seguir a @albertopayo
×

2 Comments on "10 consejos para poner nombre a tu aplicación"

Trackback | Comments RSS Feed

  1. Wekmentor dice:

    Gratz! Muy buenos consejos!

    Felicidades

  2. Ruth Lopez dice:

    Gracias, estupendos consejos.

Escribe un comentario