En el mercado negro de los datos personales, hasta tus selfies tienen un precio

| 18 octubre, 2019 | 0 comentarios

En el mercado negro de los datos personales, hasta tus selfies tienen un precio

Para concienciar sobre los peligros que supone no tener cierto celo con la información personal que compartimos, el investigador de Kaspersky Dani Creus ha mostrado a los medios cómo se comercia con nuestros datos y qué coste tiene cada perfil.

“La información no está en la Deep Web. Se puede encontrar en el Internet normal. Hay tiendas de datos anunciadas en Facebook. Los foros son muy típicos también. Aunque no te preocupe que hayan accedido a tu viejo email de Yahoo, para un criminal tu correo y contraseña de cualquier herramienta son un valor, no importa que sean de servicios antiguos”, subraya.

Creus explica que “los datos se venden a granel. Cualquier servicio que uséis de pago también lo van a vender en el mercado negro, como las cuentas de Netflix, Spotify, Hero Academy, Steam, Fortnite… Hay VPNs y cuentas de cualquier servicio”, ha resaltado.

En este mercado de datos privados se puede encontrar de todo. Las tarjetas de crédito son muy típicas, aunque su valor depende del saldo que contengan. También se pueden encontrar documentos de identidad y pasaportes con un precio de entre 10 y 90 dólares cada uno. Sorprendentemente, incluso hay un precio en este mercado negro para tus selfies. Lo que más llama la atención es la profesionalización que existe, ya que los ciberdelincuentes que venden estas cuentas poseen sus propios canales de Telegram en los que “incluso hacen descuentos y ofertas en fechas especiales como Semana Santa o Black Friday”.

Creus ha querido insistir en que el argumento que usan muchas personas para no proteger su información personal no tiene ningún sentido. “Mucha gente dice ‘a mí no me importa porque no soy nadie, no soy un objetivo’. Sin embargo, esta manera de pensar es muy peligrosa. Tu PC en sí ya es un bien. Lo pueden usar para delitos informáticos, guardar cosas criminales, etc. A tu equipo en este mercado le ponen precio según su capacidad, RAM, etc.”, alerta.

Y algo similar puede ocurrir con los smartphones. Es fundamental tomar medidas y comprobar por qué ciertas apps muy simples, como una linterna, te piden permisos exagerados. que no tienen nada que ver con su función.

Las consecuencias de que estos datos circulen sin control

Según un estudio realizado por Kaspersky, el 19% de los españoles ha sufrido un acceso no autorizado a sus datos privados. Las consecuencias de ello habrían sido diversas. Un tercio (32%) sufrió estrés y el 20% experimento pérdidas económicas.

A pesar de las consecuencias reales asociadas al uso indebido de los datos personales o la caída en manos equivocadas, un 22% de las personas sacrificaría su privacidad y compartiría sus datos si a cambio obtuviera algo de forma gratuita. El 44% de los españoles encuestados aceptaría incluso dinero a cambio de dar a un completo desconocido acceso total a sus datos personales privados.

Compartir datos online de forma imprudente para obtener ciertos beneficios a corto plazo está dejando a los consumidores expuestos a más riesgos de los que esperaban. De hecho, cerca de la mitad de los usuarios españoles de Internet (48%) cree que la privacidad total en el mundo digital moderno es imposible.

En el mercado negro de los datos personales, hasta tus selfies tienen un precio

Fatiga de privacidad

El investigador Dani Creus ha contado que ya se habla de ‘fatiga digital’, un concepto que alude a que los usuarios piensan que es imposible que puedan proteger todos sus datos, así que se plantan y deciden no proteger nada.

Un buen número de usuarios se ha resignado y piensa que sus intentos por mantener su privacidad online están abocados al fracaso. Esta sensación de impotencia a la hora de asegurar la privacidad digital es lo que se conoce como fatiga de privacidad, y a menudo lleva a compartir demasiado en redes sociales y a ignorar los riesgos inherentes de seguridad. Algo más de un tercio de los encuestados españoles (36%) no se ve capaz de proteger su privacidad online, aunque solo el 5% de ellos ha perdido el interés por descubrir cómo mejorar su privacidad.

Esta resignación en relación con los problemas de privacidad también afecta al comportamiento online de las personas. Una buena parte de los encuestados españoles no hace esfuerzos extra para asegurar su privacidad mientras navega por internet desde sus dispositivos. De hecho, el 42% no limpia su historial de navegación y tan solo el 24% utiliza complementos para bloquear las funciones de seguimiento online.

Sin embargo, un alto porcentaje de los encuestados españoles (60%) protege sus dispositivos con contraseña para mantener la privacidad de la información. Un tercio (37%) revisa y cambia regularmente la configuración de privacidad de los dispositivos, servicios y aplicaciones que utilizan y el 39% utiliza un software especial para limpiar la memoria de su dispositivo cada cierto tiempo. Además, España es el país europeo en el que un mayor porcentaje de los usuarios (35%) cubre sus cámaras web para mantener la privacidad de los datos, más que los alemanes (31%) o los neerlandeses (26%).

Alberto Payo

Alberto Payo

Periodista especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Business Insider, BYZness, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.
Seguir a @albertopayo
Alberto Payo
×

Escribe un comentario