foodStories: “Algo bueno del confinamiento es que muchas personas han vuelto a la cocina y descubierto el chef que llevan dentro”

| 6 octubre, 2020 | 0 comentarios

foodStories: “Algo bueno del confinamiento es que muchas personas han vuelto a la cocina y descubierto el chef que llevan dentro”

¿Disfrutas pidiendo comida a domicilio, pero también cocinando en casa? ¿Y si te decimos que puedes usar un servicio que está a caballo entre ambas cosas?

foodStories es una startup con solo unos meses de vida que te manda platos a casa, pero lo hace de manera ‘deconstruida’. Tú compras el plato que te guste o te llame la atención y ellos te mandan los ingredientes exactos para que lo prepares, con su receta incluida. En tu mano queda cocinarlo.

Quizás te parezca algo extraño, pero este tipo de servicios ya tenían cierto recorrido en otros países. Además, esta empresa emergente le da un toque de economía circular, para que los envases que se usan para mandar los alimentos sean devueltos y reusados. El director general de foodStories, Emilio Viguera, repasa con nosotros cómo funcionan y qué objetivos pretenden.

 – ¿Cómo surgió foodStories?

– Los tres socios fundadores (Laurine Tran, Juan Ordóñez y yo) nos conocemos desde la infancia. Todos compartimos la preocupación por la alimentación saludable y la vocación de contribuir con nuestros conocimientos y nuestro esfuerzo a crear una sociedad mejor.

El concepto de ‘meal kit’ está muy establecido en Estados Unidos y reporta grandes beneficios a la industria de alimentación. Nos llamó la atención, lo investigamos, decidimos instalarlo en España, pero evolucionándolo hacia un enfoque centrado en la alimentación saludable y en el consumo responsable para conseguir un impacto positivo en la sociedad. Así fue como en febrero de 2019 empezamos a crear foodStories. Como todas las grandes ideas, y más si hay buena comida de por medio, surgió en una cena con amigos y de ahí el nombre, foodStories.

– Startups como Blue Apron llevan años operando con cierto éxito en EE.UU. ¿Por qué en España no se ha popularizado este nicho dentro del segmento del food delivery?

– Nosotros pensamos que se debe fundamentalmente a dos factores. Por un lado, el boom de la alimentación saludable ha llegado a nuestro país hace relativamente poco tiempo y es una tendencia claramente en auge, por tanto, debemos aprovechar el momento para intentar demostrar a la sociedad que cuidarse y comer sano, no es una moda pasajera sino un estilo de vida cuyos beneficios se notan a corto plazo.

El otro factor importante, que también está volviendo con fuerza para quedarse, es el gusto por cocinar, esa tradición que desgraciadamente se estaba perdiendo debido a los ritmos de la sociedad pero que, poco a poco, se está asentando en nuestras casas y cada vez tiene más adeptos. El confinamiento ha ayudado a despertar esta tradición casi olvidada en muchos de nosotros, así que algo bueno hemos tenido que sacar de él. EE.UU siempre va a la cabeza en tendencias, por tanto, allí ya estaban más avanzados estos 2 conceptos.

Ahora es un buen momento para iniciar este tipo de negocio.  foodStories ya está oficialmente en el mercado y estamos listos para convertirnos en la alternativa para todas aquellas personas que apuestan por una alimentación sana y quieren preparar sus propios platos, ofreciéndoles una variada propuesta de recetas y llevándolos a casa los ingredientes exactos para su cocinado.

 – ¿Creéis que lanzaros ahora, después de que muchas personas hayan descubierto su lado ‘cocinillas’ durante el confinamiento, es una ventaja respecto a haberlo hecho hace unos meses?

– Iniciamos nuestra actividad en fase de pruebas el pasado mes de marzo en Madrid, en pleno confinamiento, y ya tenemos más de 250 clientes a los que hemos servido más de 2.300 raciones. Hemos percibido en estos meses una acogida increíble, nos consta que nuestros clientes están muy satisfechos con el servicio.  Por tanto, como hemos comentado antes, si hay algo bueno que podemos sacar de este confinamiento es que muchas personas han vuelto a entrar en la cocina y han descubierto ese gran chef que llevan dentro.

foodStories: “Algo bueno del confinamiento es que muchas personas han vuelto a la cocina y descubierto el chef que llevan dentro”

– ¿Cómo os organizáis internamente para tener todas las porciones de ingredientes justas, listas y preparadas?

– Desde foodStories, y gracias a la tecnología con la que trabajamos, somos capaces de gestionar el proceso completo que supone un pedido con filosofía LEAN: desde la generación automática de una lista de la compra,  pasando por las compras en Mercamadrid y/o comercios locales de los productos frescos, teniendo ya en stock los productos en seco y el transporte a nuestra nave, donde se prepara el producto, se realiza el picking de la mercancía y pasa por un control de calidad para finalmente repartir a domicilio.

Este sistema nos permite ajustar al milímetro las cantidades que metemos en cada envase, promoviendo así  el que no haya desperdicio de comida, colaborando con la sociedad y el planeta.

 – ¿Cuál es el plato o menú que más piden vuestros usuarios?

– En la fase de pruebas, las recetas más demandadas fueron las fáciles y rápidas, aunque nuestros postres también tuvieron un peso importante en esta fase:

  • Huevos con champiñones y parmesano
  • Pasta pesto con tomates cherry
  • Garbanzos con setas
  • Albóndigas veggie con salsa de tomate
  • Calabasaña
  • Muffins de Espelta integral con chocolate y anís

Desde que hemos salido al mercado, hemos notado un aumento en la demanda de la ensalada de higos, que es un producto de temporada y con muy corta vida, desafortunadamente.

– ¿Cómo incorporasteis el concepto de la devolución de los envases? ¿Cumplen los clientes? Si no lo hacen ¿tienen algún tipo de penalización?

– Nos inspiramos en el modelo de fianza alemán que usan en los supermercados cuando compras envases de vidrio en ellos. Cuando el cliente hace un pedido en foodstories.es, además de pagar por las recetas que compra, abona una pequeña fianza por los envases de vidrio en los que va a recibir cada ingrediente. Esa fianza se le reembolsa cuando el cliente hace otro pedido posterior y devuelve los envases a la empresa de transporte.  En fase de pruebas ya hemos recirculado más de 2000 envases y nos gustaría llegar a 28.000 antes de finalizar el año, lo que nos permitiría evitar unos 100 kg de plástico de un solo uso.

Así que podemos presumir de ser la primera empresa del mundo que sirve comida a domicilio en envases de vidrio recirculables y 100% reutilizables.

foodStories: “Algo bueno del confinamiento es que muchas personas han vuelto a la cocina y descubierto el chef que llevan dentro”

– ¿En qué zonas repartís? ¿A qué otros lugares podríais repartir próximamente?

– De momento estamos presentes en Madrid ciudad (área interior de la M-30 salvando alguna excepción) e iremos ampliando nuestra cobertura a medida que vayamos evolucionando.

Nuestra previsión es poder ampliar el servicio a nuevas ciudades (españolas y europeas) durante los dos próximos años.

– ¿Quiénes son vuestros competidores? ¿Podemos decir que estáis a medio camino entre las apps de supermercado y las de platos preparados como JustEat, Glovo o Deliveroo?

– A nivel internacional, es en EE.UU donde el modelo está más asentado (Blue Apron, Home Chef, Plated, etc…), seguido de Francia a nivel Europeo (Qui Toque, Frichti…). En España hay dos empresas competidoras, Foodinthebox y Let’s cook.

A pesar de la juventud de foodStories, contamos con dos puntos fuertes que nos diferencian de la competencia: la gran apuesta por la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, gracias a nuestros envases recirculables y 100% reutilizables, y nuestra propuesta de recetas saludables, elaboradas por nuestra comunidad de creador@s a partir de productos frescos de primera calidad y comercios de proximidad, y revisadas por nuestra nutricionista, Elisa Blázquez.

Sinceramente, no nos identificamos con nada de lo citado. Somos un concepto innovador que aúna la alimentación saludable para sentirnos bien por dentro y por fuera, el placer de cocinar aunque sea poco tiempo y con recetas sencillas, la comodidad del servicio que te pone en la puerta de tu casa los menús semanales sin necesidad de pensar, planificar ni perder tiempo en el supermercado y el cuidado por el planeta, porque sólo tenemos uno y es nuestro mayor legado (sin desperdicios de comida, envases recirculables y movilidad sostenible).

– ¿Con qué financiación o apoyo económico cuenta foodStories?

– En 2019 recibimos capital de Equity Founders y en abril de 2020 cerramos una ronda por parte de FFF, incorporando perfiles comprometidos con aportar valor al proyecto.

– ¿Qué podemos esperar de foodStories a medio plazo?

– En nuestro primer año en el mercado nos gustaría validar nuestro modelo de negocio a escala real, adquirir una masa de clientes suficiente para que la empresa sea rentable en Madrid e iniciar la expansión a otras ciudades.

Pero lo que más nos interesa de verdad es el nivel de satisfacción de nuestros clientes. No queremos correr, queremos ir paso a paso, dando absoluta prioridad a los pilares de nuestra empresa: aumentar la exigencia de la máxima calidad de los ingredientes, mejorar nuestra política de envases recirculables e intentar que a finales de año toda nuestra flota logística esté formada por vehículos eléctricos. Sólo así podremos crecer y expandirnos.

Alberto Payo

Alberto Payo

Periodista especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Business Insider y BYZness. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.
Seguir a @albertopayo
Alberto Payo
×

Escribe un comentario