Nooddle: “Hay muchas marcas de alimentación que necesitan lavarse la cara y no nos vamos a prestar a ese juego”

| 30 diciembre, 2019 | 0 comentarios

Nooddle: “Hay muchas marcas de alimentación que necesitan lavarse la cara y no nos vamos a prestar a ese juego”

Hace un par de años descubrí una app que -de haber existido entonces- me habría salvado la vida muchas veces en mi época universitaria, en la cual, por falta de materia prima, dinero e ideas, acababa combinando sobaos pasiegos con foie gras y otras mezclas innombrables. Nooddle es un servicio que te permite encontrar una receta simplemente introduciendo un par de ingredientes que te topes en el fondo de la nevera. Y esa simplicidad es su magia.

“La gente cuando escucha hablar de Nooddle es como algo superfamiliar, como si hubiera estado viviendo en el subconsciente colectivo. Es una cosa muy loca, como si a todo el mundo se le hubiese ocurrido en algún momento la idea de hacer algo parecido”, explica para Applicantes Carlos Melara, cofundador y CEO de la compañía.

La startup aragonesa entró en Conector en Barcelona en mayo. Eso le ha permitido dotarse de un consejo de asesores “muy bueno”. Así Nooddle ha conseguido el apoyo de mentores como Marc Borrell, fundador de BeMobile o 100 Ventures, Thomas Petit, experto en growth hacking y ex responsable de Growth de 8fit, Marc Torres, cofundador y CTO de Nuclio y Albert Colmenero, cofundador de Kompyte.

“Tenemos mucho que agradecer a ese board. Nos han dado mucha dirección, nos han hecho ver cuáles era nuestras fortalezas, la esencia de lo que teníamos y a comprender cuál era el camino que debíamos recorrer.

La compañía levantó una ronda puente en julio que ascendió a 135.000 euros de FFF y eso le permitió a la empresa ampliar equipo en sus áreas de tecnología y de Growth.

“Lo más interesante en los últimos meses es que hemos tenido un gran crecimiento de 4x, prácticamente orgánico. Superamos la barrera de los 100.000 a principios de 2019 y en este momento estamos por encima del medio millón de usuarios activos al mes. Un 25% de esa base provienen de Latinoamérica, con mayor presencia de México, Argentina, Colombia, Chile y Urugay. En nuestro top 10 también están EE.UU y Reino Unido”, cuenta Melara.

Según explica el emprendedor, normalmente los usuarios de estos dos últimos países son angloparlantes que llegan a la app recomendados por sus amigos que hablan castellano. “No han dejado de pedirnos la versión en inglés y eso la verdad es que ha supuesto la mejor forma de testar que nuestra app tendría un appeal en los mercados anglosajones”.

Más o menos la mitad de los usuarios de Nooddle provienen de aplicación móvil, pero la otra mitad entra directamente a su herramienta usando el navegador. En cuanto a descargas, la app habría registrado ya cerca de 1 millón. “Hemos trabajado mucho el tema de la retención y, para que te hagas una idea, a semana 12 estamos por encima del 25%”, revela.

Próximo objetivo: cruzar el charco

En este momento Nooddle está buscando cerrar una nueva ronda de financiación de 600.000 euros, para lo cual están negociando con varios fondos importantes de nuestro país. El dinero será para una buena causa.

“Como proyecto queremos replicar lo que hemos hecho en España, es decir, un modelo muy fuerte en crecimiento orgánico, pero en EE.UU y por extensión nos expandiremos a los principales mercados anglosajones. Ese va a ser nuestro campo de batalla en los próximos 18 meses”, sentencia Melara.

“Queremos consolidar nuestra posición en España, liderando el espacio de alimentación sana y sostenible. Ahí somos la app que más usuarios activos tiene. Pero no nos queremos quedar ahí. Pretendemos salir fuera y aprovechar un poco ese crecimiento orgánico que comentaba que hemos tenido en otros mercados”, añade. Con este objetivo en su punto de mira, Nooddle ha lanzado durante este mes de diciembre su versión en inglés.

Pivotando hacia la comida sana y sostenible

Nooddle: “Hay muchas marcas de alimentación que necesitan lavarse la cara y no nos vamos a prestar a ese juego”

Nooddle comenzó como una app para ‘sobrevivir’ con lo que tenías en la nevera, pero poco a poco ha ido cambiando su orientación hacia usuarios que quieren obtener ideas para cocinar con poco, pero de manera saludable. Este nuevo posicionamiento se ha ido definiendo por lo que le han dicho sus propios usuarios e incluso algunas reviews que la identificaban como ‘healthy’. En este sentido su eslogan actual no puede ser más clarificador: ‘Come sano con lo que tienes a mano’.

“Estamos buscando hacer fácil una alimentación sana y sostenible para la mayoría, para el mainstream. No somos una app de alimentación sana de nicho, porque hay algunas muy buenas veganas, vegetarianas o fitness que atraen a un segmento concreto. Nuestra especialidad es volverlo accesible y esa es la misión que nos hemos autoimpuesto, llevarlo a las masas”, aclara Carlos.

“Lo sostenible para nosotros es casi tan importante como lo sano. Nuestros usuarios más jóvenes, de 20 a 25, se están volviendo veganos y vegetarianos. Cuando les preguntamos por qué nos dicen que ‘hay que hacer algo por el planeta’. A ese chaval no le preocupa tanto la salud. Lo que le preocupa es el planeta”, subraya. “Hay un juego de sustitutivos para las proteínas que es una pasada. Y solo está comenzando”, apostilla.

Por este motivo Nooddle tiene dos tercios o más de sus recetas ‘plant diet’, con un porcentaje muy alto de platos basados en legumbres, entre los que se incluyen ensaladas con garbanzos o lentejas, salteados, hamburguesas vegetales, etc. “Son nuevas formas, y rápidas, para consumir legumbres y buena parte de nuestro éxito reside ahí. Hemos sabido orientar muy bien sobre vuestro contenido”.

La app cuenta en este momento con 1.800 recetas, que son seleccionadas y “producidas” por el equipo de la startup directamente y en cuanto a ingredientes tienen unos 200. “Vamos constantemente añadiendo ingredientes porque la gente nos lo pide directamente o porque lo detectamos por analíticas de las búsquedas”, confiesa. Algunos que han introducido últimamente y que son muy demandados son el kale o la soja texturizada.

Según nos cuenta el CEO de Nooddle, los ingredientes que más se buscan a través de su herramienta son calabacín, zanahoria, huevo y pechuga de pollo. “A veces en las épocas de calor entran unos y salen otros, pero el calabacín suele mantenerse bastante durante todo el año”. Desde la compañía también promueven muchos ingredientes de temporada. Durante este invierno, han subido bastantes recetas basadas en calabaza y batata. Y en verano suelen meter recetas de ensaladas que llevan frutas o semillas.

Para su aterrizaje en el mercado americano la startup está tratando de “entender muy bien qué está en las neveras de nuestro segmento”. No solo en ingredientes, sino también en combinaciones. “Estamos priorizando ciertos formatos que funcionan más en EE.UU, como los bowls. Allí mucha gente come a base de bowls y también hacen cenas más copiosas. A nivel de ingredientes no hay una diferencia superabismal, pero si se nota en ciertas cosas como el pescado. Allí no diferencian y todo el pescado es ‘fish’”, bromea.

Novedades de la app

Nooddle: “Hay muchas marcas de alimentación que necesitan lavarse la cara y no nos vamos a prestar a ese juego”

Desde el punto de vista del producto, en el último año la app de Nooddle ha mejorado la navegación y ya te permite organizar tus propias listas de recetas favoritas. “La gente usa la aplicación casi como un Instagram. Mira mucho, se inspira mucho y le gustan muchas más recetas que las que cocinan, por eso quiere guardárselas. La gente quiere algo bonito, como tener su pequeño tesoro bien organizado”, destaca Melara.

La app también ha ampliado sus categorías, pasando de 12 a 35. Han añadido cosas como Fitness, una categoría de Snacking Saludable, Postres, etc. “Ahora estamos trabajando en una nueva línea de postres sin azúcar, porque nos los piden muchísimo”, apunta.

Hasta la fecha la aplicación era gratuita, pero la compañía está planeando cómo monetizarla. Pronto comenzarán a liberar funcionalidades adicionales, pero que serán de pago. Lo harán en dos formatos. Uno será como compras in-app, para el segmento más joven y “más impulsivo”. Así podrás confeccionar hasta tres listas de favoritos gratis, pero si quieres crear más listas deberás comprar un pack de tres listas adicionales por 0,99 euros. También se podrán adquirir por ese precio packs de recetas especiales tipo sin azúcar, sin lactosa, etc.

El segundo formato se dirige a mayores de 30 años. “Pretendemos conquistar el espacio de balance nutricional y compra semanal”, cuenta. Dado que la app ya va conociendo a los usuarios, podría sugerirles mediante inteligente artificial qué deberían comprar según su dieta, alergias, necesidades, etc.

El CEO de Nooddle defiende su propuesta para obtener ingresos: “No vendemos datos de nuestros usuarios, no queremos hacer publicidad intrusiva y queremos enseñarle el camino a nuestra comunidad para hacer el producto sostenible”, defiende su creador.

Partners, para que os quiero

Con esta orientación, está claro que Nooddle podría resultar interesante para ciertas empresas de alimentación y de otro tipo. ¿Ha logrado la compañía algún tipo de partnership o interés? “Se ha puesto en contacto con nosotros alguna empresa grande, por ejemplo, un fabricante de electrodomésticos que lo que quiere es combinar sus neveras con algunas aplicaciones. A priori poder dar recetas según lo que tienes en la nevera parece un buen match, ¿verdad? Sin embargo, van a un ritmo muy lento. Llevamos un año hablando con ellos y acabamos de tener nuestra tercera reunión. Así es el mundo corporate”, se lamenta.

Noodle también ha hablado con alguna marca de alimentación para hacer algún product placement dentro de la app, pero son muy cautelosos con eso. “No dejamos entrar a cualquiera. Sabemos que son ingresos fáciles, pero queremos cuidar muchísimo la marca. Ahora lo que pasa es que hay muchas marcas de alimentación que necesitan lavarse la cara y nosotros no nos vamos a prestar a ese juego. Si te asocias a una es muy probable que te lluevan las críticas y el día que ataquen a esa marca, te vas con ella”, explica Carlos. “En la guerra en la que estamos te pueden barrer en cualquier día”.

Nooddle sí que ha conseguido encontrar ‘aliados’ más acordes a su filosofía. En noviembre alcanzaron un acuerdo de colaboración con la app TooGoodToGo. Su propuesta consiste en comprar verduras y frutas próximas a caducar de supermercados y tiendas de barrio con TooGoodToGo y encontrar recetas fáciles para aprovechar hasta el último ingrediente con Nooddle.

“Además, TooGoodToGo ha comenzado a publicar en Nooddle de forma habitual útiles consejos para reducir el desperdicio de alimentos en casa. Nos entusiasma redoblar nuestros esfuerzos en esta lucha. Nooddle y TooGoodToGo son dos marcas con propósito y compartimos muchos valores. Para muchos usuarios de ambas apps, ha sido una alegría ver a dos de sus aplicaciones favoritas juntas”, señala el emprendedor.

Nooddle: “Hay muchas marcas de alimentación que necesitan lavarse la cara y no nos vamos a prestar a ese juego”Nooddle: “Hay muchas marcas de alimentación que necesitan lavarse la cara y no nos vamos a prestar a ese juego”

Alberto Payo

Alberto Payo

Periodista especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Business Insider y BYZness. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.
Seguir a @albertopayo
Alberto Payo
×

Escribe un comentario