Así es jugar a Crime Santa, el GTA de Papá Noel

| 13 diciembre, 2019 | 0 comentarios

Así es jugar a Crime Santa, el GTA de Papá Noel

“Eres el ayudante de Santa más veterano. Has visto muchas cosas feas en tu carrera, así que ahora tus métodos también lo son. Es por eso que Papá Noel te ha enviado desde el Polo Norte por tus faltas para que traigas el espíritu de la Navidad y limpies toda la suciedad de la ciudad en la isla, que ha sido cortada por una tormenta de nieve”.

Este es el argumento de Crime Santa, un juego que te hará recordar lo mejor de Grand Theft Auto, pero vestido con un jersey feo de invierno y un gorrito de Papá Noel.

Tu jefe, el barrigón barbudo, te ha encargado este trabajito como elfo outsider en el que deberás detener a los merodeadores y criminales, armarte con el mayor arsenal posible, desplazarte robando diferentes vehículos y aceptar misiones de todo tipo por teléfono.

Como principal herramienta de trabajo dispones de un arpón que podrás utilizar para bastantes cosas. Puedes engancharte a lo alto de edificios para escalar o lanzarlo a cierta distancia para usarlo como tirolina, puedes servirte de él como arma arrojadiza e incluso lo puedes arrojar a coches para detener su trayectoria y hacerlos lanzar por los aires. Con este accesorio podrás ir apañándote para defenderte hasta que consigas un arma blanca o arma de fuego.

También tienes a tu disposición una especie de bomba de racimo que hará explosionar todo lo que hay a tu alrededor. ¿Ves el icono de los tres regalos que hay en la parte central derecha de la pantalla? Ahí es donde debes pulsar para iniciar un pequeño apocalipsis. Por cierto, siempre que la líes de alguna manera acudirá la policía rauda y veloz para deternerte o dispararte (como ocurre en los GTA), así que date rápido el piro o hazlos frente si tienes vida suficiente. Puedes ir obteniendo ítems para recargarla durante la partida.

Spidersanta o Papá Noel motorizado

Como ayudante de Santa tienes una facilidad pasmosa para saltar, encaramarte y trepar por estructuras y edificios. Si quieres correr, puedes hacerlo pulsando el icono del muñeco que hay en la parte central izquierda.

No obstante, lo mejor es que uses vehículos para desplazarte por toda la ciudad. Puedes robar cualquier coche o moto o bien esperar a coger algunos de los medios de desplazamiento propios de Papá Noel. Por supuesto, uno de ellos es un trineo tirado por renos, pero hay otros más molones como un deportivo rojo con regalos estampados o un monster truck customizado a lo Santa. Cuidado, porque algunos coches que circulan no son lo que parecen y pueden convertirse en Transformers.

Con el dinero que caiga en tu poder (parte del que consigas se lo quitarás a los cacos) tienes la oportunidad de dirigirte a la tienda y compras diferentes artículos de todo tipo. Puedes mejorar tu armamento, personalizar tu apariencia, hacerte con nuevos vehículos (¡hay hasta tanques!), etc.

Como conclusión, el mundo abierto de Crime Santa te servirá para pasar un buen rato y delinquir un poco por esta nevada urbe. Sin embargo, no te esperes unos gráficos espectaculares ni una variedad de opciones propias de títulos como Red Dead Redemption.

Hay un detalle que echamos un poco de menos en el juego y es que, pese a que sí que hay chimeneas en algunas cosas, no puedes colarte por ellas de ninguna manera. Entendemos que esto habría ocasionado que el juego tuviera muchos más escenarios o detalles, pero ¿qué sentido tiene ser un ayudante de Santa si no puedes meterte en las casas?

Crime Santa, creada por el estudio Naxeex, pesa unos 100 Mb y se puede descargar de manera gratuita desde Google Play.

Así es jugar a Crime Santa, el GTA de Papá Noel

Alberto Payo

Alberto Payo

Periodista especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Colaborador de Muy Interesante, Business Insider y laBerrea89. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.
Seguir a @albertopayo
Alberto Payo
Filed in: Juegos
×

Escribe un comentario