Arcwave Ion Pleasure Air, un juguete sexual para hombres poco silencioso, pero sabroso

| 11 febrero, 2021 | 0 comentarios

Arcwave Ion Pleasure Air, un juguete sexual para hombres poco silencioso, pero sabroso

Después de leer mucho sobre este tipo de productos me he decidido a probar a fondo un estimulador sexual masculino. Lo cierto es que soy bastante neófito respecto a estos gadgets y no puedo analizar el que aquí nos ocupa con una perspectiva demasiado amplia. Pero sí voy a daros mi opinión sobre el Arcwave Ion Pleasure Air, que me ha tenido con las manos en la masa algunas semanas.

Se trata de un juguete de diseño alemán (ellos entienden mucho de salchichas) que permite estimular el pene sin contacto directo, gracias a ondas de radio intermitentes. Cuenta con 8 niveles de intensidad diferente y su fabricante asegura que con él “tendrás los orgasmos más intensos hasta la fecha”, ya que actúa sobre los receptores de placer Pacinianos. No sé quien habrá escrito esto, pero menos lobos, Caperucita.

El Arcwave Ion Pleasure Air me ha generado emociones enfrentadas. El tacto y textura de su interior, hecha de silicona, es muy agradable y placentera. Cuenta con la protección IPX7, así que se puede lavar fácilmente y utilizarse en la ducha, jacuzzi, piscina, etc. También es hipoalergénica y resistente a los rayos ultravioleta.

Para usarlo debes estar medianamente excitado o bien echar un buen chorro de gel lubricante, porque si no la experiencia puede resultar poco friendly. La marca incluso proporciona un bote al adquirirlo, pero puede valerte cualquiera. De primeras quizás cuesta acostumbrarse a él, pero al poco tiempo os haréis buenos amigos.

Arcwave Ion Pleasure Air, un juguete sexual para hombres poco silencioso, pero sabroso

El 4×4 de los juguetes sexuales masculinos

El aparato en sí es bastante pesado y voluminoso, bastante más que los clásicos vibradores masculinos. Así, tendrás que sujetarlo y moverlo con toda la superficie de tu mano. También puedes dejarlo quieto -en plan manos libres- y te estimulará de manera autónoma, aunque para que esto sea posible tu erección debe ser notable.

El Ion Pleasure Air cuenta con un gran orificio de entrada y de salida, como si fuera un túnel. Es decir, dependiendo del tamaño de tu pene este puede ‘asomar’ por su extremo. Esto, que puede tener ventajas para algunas cosas, también genera inconvenientes respecto a otros juguetes que sí disponen de fondo o son cerrados.

El más evidente es que al eyacular el semen puede salir de manera descontrolada y manchar. Además, si estás acostumbrado a tener orgasmos en ‘interiores’ puede resultarte un poco raro hacerlo al ‘aire libre’. Todo es cuestión de gustos, pero en este sentido el gadget emula más una estimulación manual que una forma de vagina o ano.

Pese a esto, las vibraciones del producto de Arcwave resultan bastante placenteras y pueden hacerte pasar muy buenos ratos. Aunque tiene casi una decena de niveles es posible que solo percibas una gran diferencia en 4 o 5 como mucho. Con el botón de más y el de menos, puedes ir controlando la intensidad según tus gustos y el momento de calentón en el que te encuentres.

Arcwave Ion Pleasure Air, un juguete sexual para hombres poco silencioso, pero sabroso

Primero descargas y luego lo cargas

La estación de carga del Ion sirve al mismo tiempo como compartimento para su almacenaje y es algo hecho con muy buen tino. Permite guardar el estimulador de manera estanca, para que esté protegido de agentes externos, como el polvo, las bacterias, etc. Además es bastante discreta, así que puedes ponerlo a cargar en cualquier lugar sin que nadie sepa muy bien qué es lo que contiene en su interior o para qué sirve. Punto positivo para Arcwave.

En principio debes cargar el Ion durante 2 horas y te ofrecerá hasta 70 minutos de autonomía. Dependiendo de tu aguante y de cuánto se prolonguen tus sesiones de onanismo -o de juegos con tu pareja- podrás usarlo durante varios días sin pasar por el enchufe. La base se puede alimentar con cualquier cable micro USB.

Una de las cosas que mejoraría es su nivel de ruido. Cuenta con la función Smart Silence, que es capaz de identificar si tienes el pene dentro y se apaga si no percibe que hay contacto con la piel. Sin embargo, cuando el gadget de Arcwave está en pleno funcionamiento el ruido que hace es excesivo.

Si compartes piso, desde luego que no resulta nada discreto. Si vives en una casa con finos tabiques, tus vecinos quizás piensen que estás liado con la desbrozadora. Tampoco recomiendo utilizarlo si han venido tus suegros de visita a casa. Cuando el ‘manubrio’ se quiere hacer por la noche, con el silencio reinante del toque de queda, el escándalo es aún mayor.

Precio y conclusión final

El precio del cacharro de Arcwave se va a casi 200 euros (cuesta 189 euros en Amazon), una cifra que puede resultar algo escandalosa si comparamos este tipo de juguetes con el nivel de precios del Satisfyer. No obstante, teniendo en cuenta su potencia y tamaño no es una cifra disparatada. Antes de la llegada del célebre aspirador de clítoris y sus primos hermanos, este tipo de artículos no resultaba nada barato.

En conclusión, el Ion Pleasure Air de Arcwave es un juguete interesante, que puede darte muchos ratos de placer solo o acompañado, pero que es mejor usar con otro sonido que lo camufle, como el de la tele (mejor poner Sálvame por los gritos de los colaboradores), la lavadora, una sierra eléctrica o… un martillo hidráulico. Ciertamente es bastante mejor que la técnica amanuense, aunque nada comparable a una relación sexual de verdad con otra persona de carne y hueso.

Compra el Ion Pleasure Air de Arcwave por 189 euros

Alberto Payo

Alberto Payo

Periodista especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Colaborador de Muy Interesante, Business Insider y laBerrea89. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.
Seguir a @albertopayo
Alberto Payo
Filed in: Hardware
×

Escribe un comentario