La Casa de las Carcasas: “Podrán copiar nuestro físico, pero no nuestra alma”

| 9 abril, 2019 | 0 comentarios

La Casa de las Carcasas: “Podrán copiar nuestro físico, pero no nuestra alma”

Si has caminado por alguna zona comercial de tu ciudad u otra ciudad española haciendo turismo quizás te hayas topado con algunos de sus locales, teñidos de tonos verdes y llenos de estanterías con carcasas de móviles que llegan casi hasta el techo. No son comercios chinos, aunque puedan parecerlo. El origen de La Casa de las Carcasas está en un pueblo al norte de Extremadura. La compañía empezó vendiendo solo en Internet, pero poco a poco ha ido abriendo establecimientos en muchos puntos clave de la geografía nacional. Y pronto, lo hará fuera.

Aunque su CEO, Ismael Villalobos, prefiere no darnos datos, según las cuentas del ejercicio 2017 depositadas en el Registro Mercantil de Cáceres la facturación de la compañía alcanzó los 15 millones de euros anuales. Algunos hablan del doble en 2018. Lo que sí sabemos es que ofrecen más de 40.000 modelos de carcasas para 400 modelos de smartphones diferentes.

Además, Carcamovil SL, sociedad detrás de la firma, también es propietaria del 20% de algunas tiendas Mi Store (Xiaomi Stores autorizadas), que se encarga de poner en marcha para el fabricante chino mediante el modelo de franquicia. ¿Cuál es la receta del éxito de La Casa de las Carcasas? El emprendedor nos da algunas pinceladas.

– ¿Ha sido complicado emprender desde un pequeño pueblo de Cáceres?

– No, no creo que sea importante dónde en el siglo XXI, sino con quién. Contamos con el mejor equipo y el mejor lugar. Desde Jaraiz De la Vera salen todos nuestros productos tangibles, desde la primera carcasa hasta el uniforme de nuestras dependientas.

– ¿Qué os hizo lanzaros de la venta online a la venta física?

– Nuestros clientes comenzaron a preguntar si podrían tocar y probar el producto. Eso nos hizo tomar la decisión de comenzar con la venta física y el centro comercial que nos abrió las puertas por primera vez, hace 6 años, fue Xanadú, donde empezamos con un kiosko.

La Casa de las Carcasas: “Podrán copiar nuestro físico, pero no nuestra alma”

– ¿Cómo crees que habría sido vuestra trayectoria de no haber comenzado allí, en dicho espacio comercial?

– Diferente, eso seguro. No sé si mejor, igual o peor, pero diferente porque el público de cada centro comercial o cada tienda tiene unas características peculiares y diferentes a la de cualquier otra.

– ¿Puedes darnos cifras de ventas, locales, etc?

Tenemos 116 locales, pero la verdad que nos gusta más hablar de lo que es nuestro funcionamiento, comienzo, diferenciación que de dinero.

– ¿Cómo competís con Amazon y el resto de tiendas de carcasas y accesorios para móvil? ¿Cuáles es vuestra ventaja diferencial?

– Existen dos formas de verlo: unirse o no. Nosotros desde el primer día empezamos a trabajar con Amazon, cuando casi nadie lo conocía. Ahora vendemos nuestras licencias ahí.

Nuestra ventaja diferencial es el asesoramiento con experiencia y conocimiento de todos y cada uno de nuestros productos.

– ¿Qué modelos de carcasas son los que más triunfan?

– Aquellas que lleven el estampado de moda. Esta temporada, sin duda, ha sido el animal print: serpiente, leopardo o cebra han sido algunos de más demandados.

La Casa de las Carcasas: “Podrán copiar nuestro físico, pero no nuestra alma”

– ¿Cómo gestionáis las licencias? (equipos de fútbol, La Vecina Rubia, Disney, Marvel, DC, etc)

– No todas las licencias se gestionan de la misma forma. Algunas las hacemos directamente nosotros, incluso siendo distribuidores, como es el caso de Disney. Otras se hacen a través de un partner, como los equipos de fútbol, entre otros.

– ¿Cómo hacéis para protegeros frente a los locales copycats que pretenden imitar vuestro nombre o imagen corporativa? Por ejemplo, en el mismo centro El Faro de Badajoz tenéis un local, pero hay otra tienda china con ciertas reminiscencias a vuestra marca llamada Casa Móvil.

– La mejor protección frente a cualquier copycat es seguir con nuestra filosofía, fieles a nuestros principios y a nuestras ideas. Ideas que pueden ser robadas o imitadas porque no tienen copyright. Pero nosotros, los creadores de nuestro nombre y nuestra propia imagen, sabemos que lo visible se imita, pero las cosas intangibles como nuestra frescura, nuestro equipo humano, nuestra atención al cliente, nuestra política de devolución o la variedad de productos no podrán ser copiados. En definitiva, podrán copiar nuestro físico, pero no nuestra alma.

– ¿Se está planteando La Casa de las Carcasas su internacionalización? De ser así, ¿qué países estarían en vuestro punto de mira?

Sí, de hecho ya tenemos sociedad portuguesa y abriremos la primera tienda en los próximos meses en Oporto…. Después de Portugal vendrán países como Italia o Francia, pero eso será más adelante.

La Casa de las Carcasas: “Podrán copiar nuestro físico, pero no nuestra alma”

– Ismael, si pudieras mirar atrás. ¿Qué errores no cometerías como emprendedor o qué cosas harías de otra forma desde que arrancasteis?

– Uno de nuestros primeros errores fue confundir al cliente online con el cliente presencial y no darnos cuenta de que la demanda era completamente diferente. Pusimos en el kiosko lo que nos demandaba el cliente online: baterías, carcasas con batería o cargadores y cuando comenzamos a entender que el cliente presencial demandaba un producto menos tecnológico, comenzamos a ascender.

– ¿Qué smartphone y carcasa lleva el fundador de La Casa de las Carcasas?

Llevo un Xiaomi Mi8 y un iPhone X. El tema de las carcasas va variando. Me gusta probar cada tipo nuevo que traemos para comprobar el color, la impresión… el resultado y, en definitiva, que la calidad sea la correcta, sobre todo.

Alberto Payo

Alberto Payo

Periodista especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, BYZness, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.
Seguir a @albertopayo
Alberto Payo
×

Escribe un comentario