Análisis del Crosscall Trekker X4: Érase una cámara de acción a un smarphone pegado

| 13 enero, 2020 | 0 comentarios

Análisis del Crosscall Trekker X4: Érase una cámara de acción a un smarphone pegado

Si practicas habitualmente deportes de aventura, deportes acuáticos o deportes de montaña con frecuencia es posible que te hayas hecho ya con un teléfono móvil rugerizado. Son esos terminales que aguantan golpes, arañazos, agua y condiciones climatológicas bastante extremas. Y si te gusta, captar y compartir tus correrías al filo de lo imposible, seguramente también hayas adquirido una GoPro u otra cámara de acción del mismo estilo.

Pero ¿y si te decimos que puedes tener ambos dispositivos en uno solo? No es cosa del Dr.Moreau, aunque sí de otro protagonista de procedencia francesa: el fabricante galo Crosscall. Esta marca, que quizás a muchos consumidores no les suene, vendía sus teléfonos todoterreno en Decathlon y ahora se ha propuesto abrirse camino en el mercado español por sus propios medios.

Su propuesta más ambiciosa es el Crosscall Trekker X4, un dispositivo que hemos podido probar y que nos ha sorprendido para bien. En primer lugar, hay que ubicar el dispositivo en su segmento o propuesta particular. No se puede comparar con un smartphone de gama alta o un teléfono insignia, como los de Apple, Samsung o Huawei, ni tampoco podemos meterlo en la gama media de fabricantes como Xiaomi. Es un dispositivo para un público nicho, que serían los usuarios aficionados a deportes o actividades en el exterior.

No obstante, con este teléfono en concreto Crosscall también quiere satisfacer las necesidades de profesionales que requieran de una protección extra en su día a día: policías, bomberos, trabajadores de la construcción, operarios de fábrica, conductores, repartidores, etc.

Hacemos esta matización, sobre todo, por su grosor. Para los usuarios que no estén acostumbrados a ellos, hay que recordar que estos terminales suelen ser bastante ‘tochos’. El Trekker X4 no es una excepción y tiene un peso de 250 gramos y una anchura de unos 13 mm, con unos bordes de pantalla considerables. Así, la primera toma de contacto para los usuarios desconocedores de cómo son los móviles rugerizados, puede resultar un poco decepcionante a nivel estético o de diseño. Viene con protecciones laterales y traseras para aguantar todo lo que le echen y eso le da algo más de volumen. A ello se suma la cámara de acción ‘adosada’, así que su ‘gordura’ estaría más que justificada.

Análisis del Crosscall Trekker X4: Érase una cámara de acción a un smarphone pegado

Aguanta lo que le echen

Antes de meternos en faena con sus posibilidades técnicas, hemos querido probar el teléfono como su porte merece. No hemos escatimado en tirarlo contra el suelo en distintos terrenos y hasta sumergirlo en líquidos (incluso café caliente), aunque no con demasiada saña. El Crosscall cumple con lo que promete y aguanta sin inmutarse las caídas más aparatosas. Sus laterales estarían reforzados con aluminio extra, absorbiendo los impactos. Además, dispone de Gorilla Glass 5, que supone una protección extra para su pantalla, cara frontal y trasera. Si tenéis niños pequeños que tienden a estamparos el teléfono contra el parquet a la mínima que os distraéis, también es un producto que quizás os interese. Se acabó eso de ir por ahí con un smartphone con la pantalla resquebrajada.

Para ser sinceros, la verdad es que nos ha faltado ponerlo a prueba en sus condiciones climatológicas más duras. Nos habría gustado ver cómo responde el terminal ante el frío y el calor extremo, pero no hemos podido por falta de tiempo. Y es que el Trekker X4 es capaz de soportar entre -25 y 50 grados. También se puede sumergir en agua. Pero no simplemente darse un chapuzón. Tiene IP68 y en teoría puede estar en inmersión un intervalo de 2 horas y hasta 2 metros de profundidad.

En cuanto a especificaciones técnicas, nos encontramos con un terminal que tiene las de cualquier smartphone de gama media que actualmente esté a la venta en el mercado. Volvemos a insistir en que las comparaciones son odiosas y que este gadget es para lo que es. La pantalla es IPS de 5,5 pulgadas con Full HD, un formato que quizás se queda un poco corto en tamaño para un teléfono inteligente de hoy en día, pero el formato resulta bastante generoso y poco frecuente en los rugerizados. Además, posee 4 GB de RAM y 64 GB de ROM, chip Snapdragon 660 de 8 núcleos, sensor de huellas dactilares, minijack de 3,5 mm, bluetooth 5.0 y NFC. La batería no está nada mal: son 4.400 mAh. La idea es que aguante un par de días si estás perdido en algún lugar.

Dejando de lado estas características que son comunes a todo tipo de teléfonos inteligentes, hay que hablar de las que son más particulares o exclusivas de este segmento de producto, los teléfonos robustos. Este Crosscall está dotado de múltiples sensores: tiene WiFi de doble banda, sensor de luz, barómetro, termómetro, higrómetro, altímetro y sensor ultravioleta.

Análisis del Crosscall Trekker X4: Érase una cámara de acción a un smarphone pegado

¡Mamá, ese móvil se ha comido una GoPro!

Lo que más nos ha llamado la atención del móvil, como decíamos al principio, es su capacidad para combinar esa naturaleza de dispositivo rugerizado con una cámara de acción. La doble cámara trasera tiene 12 megapíxeles Large Pixel, autoenfoque híbrido PDAF, láser ultrarrápido y un ángulo de visión de 170 grados, un gran angular que le permite tomar fotos y vídeos y recoger mucha información, captando la escena casi como el ojo humano. El teléfono puede grabar vídeo en 4K y, además, viene con un estabilizador interno por software.

El terminal viene con un par de apps preinstaladas para sacarle todo el partido a la cámara de acción. Su app normal de cámara está más pensada para la toma de fotos, sin mucho más misterio. Pero donde verdaderamente reside la magia del Trekker X4 es en la aplicación X- Cam. Ésta permite grabar con distintos ángulos: 88 grados, 110 grados, 140 grados y 170 grados, además de en Ojo de Pez. Escoger entre los diferentes ángulos es posible gracias a la tecnología Panomorph, creada en comandita junto a algunos especialistas en foto y vídeo.

Teniendo en cuenta que los usuarios del dispositivo van a grabar escenas de mucho movimiento, Crosscall ha añadido estabilización antivibración y la tecnología Hyperstab, que por mucho que se mueva el teléfono va a mantener la toma de vídeos en horizontal aprovechando los datos procedentes del giroscopio. Hemos probado a grabar algunos vídeos en carrera y montados en patinete eléctrico y hay que decir que este combo funciona a la perfección y las imágenes resultantes son bastante estables. Si grabando en una moto de cross, unos esquíes o una tabla de surf se ven así (eso parece según algunos vídeos tomados con el teléfono) este Trekker X4 puede resultar muy buen compañero para los que no pueden vivir sin segregar adrenalina.

La app X-Cam también viene con algunos modos creativos, como Timelapse (comprime vídeo de varias horas en segundos o minutos), Slow Motion (grabación a 120 frames por segundo) y Dashcam (graba continuamente en buffer, registrando los últimos 30, 60 o 90 segundos que hayas tomado).

Esta aplicación posibilita la retransmisión en streaming en varias plataformas y redes sociales, por si quieres mostrar tus hazañas o tu trabajo en directos. Además, la X-Cam permite editar los vídeos que se han grabado directamente para poder realizar el montaje en el terminal y compartir los clips o las stories en poco tiempo. Hay numerosos filtros, efectos, tipografías, transiciones, etc.

En conclusión

Otro de los aspectos más positivos del dispositivo es la gran variedad de accesorios con los que lo ha dotado Crosscall, pensando en todo tipo de clientes, ya sean aventureros, deportistas o profesionales que le saquen partido. A través de un simple conector en su lomo, llamado X-Link, que se acopla magnéticamente ,se pueden adosar todo tipo de añadidos, como uno para engancharlo en el pecho, otro para el casco, para el manillar de una bici, una batería externa con carga inalámbrica… las posibilidades son infinitas. Quitarlo y poner cada uno de estos añadidos es muy fácil.

El Crosscall Trekker X4 está a la venta por 699 euros y  lo bueno es que la marca permite probarlo durante 60 días sin compromiso. En el tiempo que lo hemos tenido con nosotros nos ha parecido un gran teléfono, aunque no le hayamos sacado tanto partido como pueda hacerlo una persona que en su día a día practica deportes de aventura, escala, realiza un trabajo en exteriores o lidia con mucho movimiento en su profesión. La increíble cámara y la gran resistencia del gadget son, indudablemente, sus mejores bazas. Aunque es, como decíamos al principio, un móvil muy de nicho.

Hay algunas cosas que no nos entusiasman demasiado del terminal. Pensamos que el precio es demasiado elevado, acercándose peligrosamente al de algunos smartphones de gama alta. Hay que tener en cuenta que aquellos que quieran adquirir un teléfono rugerizado y una action cam como dos gadgets independientes pueden hacerlo por mucho menos dinero. Actualmente en Amazon se venden cámaras de acción que son capaces de grabar vídeos en 4K y que los usuarios valoran bastante bien por entre 50 y 70 euros.

Por casi 700 euros creemos que el fabricante se podría haber estirado un poco más con el procesador, pero también con la capacidad de almacenamiento interno. Grabando unos cuantos vídeos en 4K la memoria  de 64 GB se puede llenar fácilmente y eso puede resultar un engorro cuando estás en plena actividad. ¿Se puede compensar con una tarjeta micro SD externa? Sí, sin problema, pero 128 GB de ROM de serie habrían sido un buen detalle por parte de Crosscall.  En su defensa, diremos que el smartphone se lanzó en el último cuarto de 2018 y esta característica entonces no era muy mainstream.

Alberto Payo

Alberto Payo

Periodista especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Business Insider, BYZness, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.
Seguir a @albertopayo
Alberto Payo
Filed in: Hardware
×

Escribe un comentario