KidzInMind: “Angry Birds o Candy Crush no son para preescolares”

| 4 noviembre, 2014 | 0 comentarios

kidz-in-mind

Hoy en día, casi ponemos en las manos de nuestros hijos un smartphone o un tablet antes que un sonajero. Queremos que sean nativos digitales de forma casi literal, pero olvidamos que tienen que desarrollar sus capacidades sensoriomotoras, su tacto, sus sentidos y su percepción en tres dimensiones. Además, muchas de las aplicaciones casuales o juegos incluyen enlaces, publicidad o compras in-app que aumentan sustancialmente la factura de los padres. Es hora de pararse a pensar si está bien que introduzcamos las apps en personitas aún poco formadas y clasificar qué títulos pueden venirles bien para su desarrollo. Por eso ha nacido KidzInMind. Una de sus creadoras, Susana García Ventero, charla un rato con Applicantes.

– ¿Qué es KidzInMind y cómo funciona? ¿Cómo nació la idea?

– Es el primer parque digital de juegos totalmente seguro para niños en edad preescolar; en otras palabras, es una aplicación que crea un entorno seguro para que los niños puedan jugar a nuestros juegos educativos especialmente seleccionados por nuestros expertos. Este entorno seguro se activa a través de un modo de control parental en el que el padre añade juegos al niño, le pone control de tiempo de juego y bloquea todas las demás funciones del teléfono salvo poder jugar a los juegos seleccionados.

El proyecto nace de charlas espontáneas entre trabajadores de la empresa con niños pequeños interesados en la utilización de la tecnología en la educación, pero también preocupados por la seguridad. De ahí salió la idea de desarrollar un producto educativo seguro, proyecto que apoyó la empresa al 100%.

– ¿Vuestro objetivo con KidzInMind es crear un sello de calidad de apps para los más pequeños?

– No queremos crear un sello de calidad “per se”; queremos que cuando los padres piensen en KidzInMind piensen en calidad y seguridad para sus niños. Además ahorrará a los padres tiempo porque todos los juegos están ya previamente seleccionados, categorizados y testeados internamente. Este tipo de control y de selección no lo tendrán que hacer los padres; lo hacemos nosotros ya por ellos.

– ¿Cómo revisáis la ingente cantidad de aplicaciones y juegos que hay en los markets?

Hay un equipo de Licencias encargado de detectar qué contenidos son interesantes para KidzInMind. Ellos son los encargados de hacer “scouting” de proveedores y su labor pasa por hacer prospección por Internet, asistir a ferias especializadas entre otras muchas tareas y en última instancia, si el contenido cumple con nuestros controles de calidad y seguridad, estos juegos, vídeos o aplicaciones se integrarán en KidzInMind.

kidz-in-mind-equipo

– ¿Recomendaríais a un niño que juegue a Angry Birds o Candy Crush? ¿Como padres intentáis vetar cualquier app con pagos dentro de las aplicaciones o publicidad?

– Para niños de edad preescolar, que es nuestro target, desde luego que no lo recomendaríamos. Y además, entendemos que en menores, el pago siempre deberían realizarlo los padres o al menos consentirlo previamente. Los niños tan pequeños necesitan disponer de juegos adaptados a su edad: tienen que jugar pero todo los juegos que hemos seleccionado ayudan también en su aprendizaje, tienen una finalidad educativa para desarrollar sus capacidades en áreas como conocimiento del medio, percepción visual, caligrafía, hábitos de vida sanos, creatividad, etc. Y, desde luego, una de las claves que nos diferencia en el mercado es que garantizamos que los niños no se van a encontrar ni enlaces ni publicidad durante el tiempo que utilizan KidzInMind.

–  ¿Cómo conseguir que una app educativa resulte tan atractiva o ‘adicitiva’ para los niños como un título o juego más popular?

– Nuestro objetivo son los padres en primer lugar; que entiendan el valor de la aplicación en términos de calidad y seguridad y después, por supuesto, que los juegos sean atractivos para los niños. En este caso, el que un juego sea “adictivo” es menos importante a que se diviertan con él y que sea además educativo. Nuevos juegos se añaden al catálogo continuamente, así nunca habrá posibilidad de que se aburran.

– Después de las multas por compras in-app involuntarias y los cambios llevados a cabo en Google Play y la App Store ¿Creéis que Google y Apple van en la dirección correcta y han tomado las decisiones oportunas para proteger a los más pequeños en sus tiendas?

 Creo que el mercado es cada vez más consciente de que la seguridad de los menores en internet es algo prioritario, aunque, lamentablemente, se ha reaccionado tarde en determinados casos; pero se está reaccionando, eso es lo importante. KidzInMind nació como respuesta a esta inquietud creciente.

– Personalmente, ¿habéis sufrido alguna compra in-app hecha por vuestros hijos que os haya ocasionado facturas muy abultadas?

– Sí, hemos vivido el caso con nuestro hijos y ese fue uno de los detonantes que nos hizo plantearnos la necesidad de crear un entorno distinto, seguro y cerrado. Cualquiera puede bajar aplicaciones infantiles del store y encontrarse en ellas links a versiones de pago o banners a otros productos. Es algo que hemos vivido muchos padres pero, más allá del coste que supone, lo que nos parece más preocupante es dejar a niños tan pequeños con un dispositivo o juego que no pueden controlar porque no es adecuado para su edad y para el uso que debe hacer de él.

kidz-in-mind-tablet

– Desde vuestro punto de vista ¿es recomendable poner un tablet o smartphone en las manos de un niño antes de que aprenda a leer, escribir o pintar? ¿Los dispositivos móviles no matan de alguna manera esa capacidad creativa y, ante todo, sensoriomotora de los primeros años?

– Como es lógico, jugar con una tablet o smartphone no podrá nunca sustituir a dar un paseo por el campo o a jugar al aire libre, pero si puede potenciar la actividad cerebral de un niño o habilidades lectoras, matemáticas o artísticas. La tecnología aplicada a la educación no es una opción ya, es una necesidad, pero eso sí, tiene siempre que estar monitorizada por un adulto.

– ¿Creéis que, por lo general, falta educación tecnológica entre los padres? ¿Son conscientes de los riesgos para sus hijos los progenitores españoles?

– No creo que a los padres españoles les falte educación tecnológica; al contrario, creo que son totalmente conscientes de las ventajas que la tecnología aporta a la educación y hay muchas encuestas que así lo reflejan. Además, los medios están informando regularmente de los posibles peligros, así que la concienciación es creciente.

– ¿Cuánto tiempo diario es recomendable que un niño juegue con un móvil o tablet?

– Depende del tiempo que el niño esté “enganchado” a otras pantallas como televisión o videojuegos. Todo tiene que tener un límite y un control; hay que saber dosificar la tecnología y nunca puede ser un sustitutivo en el desarrollo del niño sino actuar como algo complementario.  KidzInMind tiene entre sus características el poder controlar el tiempo del juego del niño, así que en última instancia el control queda de parte del padre. Después, cada niño es diferente y tampoco  todos los juegos son iguales. Casi todos los expertos coinciden en que una hora es un tiempo razonable de juego con pantallas.

Acerca del Autor:

Periodista multitarea, multiplataforma y responsive. Peliculero. Más explicante que replicante. Corresponsal de guerra en la App Store y Google Play. Conspira, escribe posts, prepara lasañas de carbonita y hace unicornios de origami sentado en su sillón negro mientras acaricia a su gato. Una vez hizo sonreír a un Angry Bird. @juanrrisonford
×

Escribe un comentario