Nace Digital Future Society, el think tank que quiere poner a las personas por delante de la tecnología

| 1 octubre, 2019 | 0 comentarios

Nace Digital Future Society, el think tank que quiere poner a las personas por delante de la tecnología

Muchas de las innovaciones tecnológicas que han llegado en los últimos años han hecho cambiar y mejorar aspectos de nuestra vida diaria. Sin embargo, ciertas herramientas y plataformas han irrumpido sin pensar muy bien en las personas a las que se dirigían. Han traído precariedad laboral, adicción, aislamiento, narcisismo, etc.

La tecnología no es buena ni mala, simplemente es una herramienta y es el uso que hacemos los seres humanos de ella lo que puede hacerla o no perversa. Con el fin de introducir una vertiente social en las tecnologías que están por llegar ha nacido Digital Future Society, una iniciativa puesta en marcha por el Ministerio de Economía y Empresa y Mobile World Capital y en la que colaboran numerosos expertos, entidades públicas y privadas.

“Es esencial que la tecnología esté alineada con los valores, la ética y los derechos humanos. Es vital que crezcan en paralelo, para que la sociedad avance”, ha señalado David Cierco, director general de Red.es, durante la presentación de DFS. “Tenemos que empoderar a nuestra ciudadanía. La sociedad debe estar siempre por delante de la tecnología”, ha añadido.

Estamos en un momento en el que comienzan a surgir cuestiones como: ¿Van a desaparecer nuestros puestos de trabajo y los harán robots? ¿Está a salvo nuestra privacidad? ¿Es la inteligencia artificial ética? “No tenemos las respuestas a muchas de esas preguntas, peo no vamos a dejarnos llevar por el miedo. Estamos a tiempo de convertir la digitalización en un mundo mejor”, ha asegurado Francisco Polo, secretario de Estado para el Avance Digital.

La iniciativa tendrá a España como epicentro y permitirá que nuestro país se transforme en el “centro mundial del debate social y ético de la digitalización”. Polo ha insistido en que “la tecnología dejada al liberalismo más feroz está creando un aumento enorme de la desigualdad. Esa no es la España que queremos, ni el mundo que queremos. Pretendemos impulsar las oportunidades de la digitalización también para la ciudadanía, para no dejar a nadie atrás”.

Nace Digital Future Society, el think tank que quiere poner a las personas por delante de la tecnología

Esteban Redolfi, director de Digital Future Society ha explicado que la iniciativa ha nacido desde la premisa que el modelo de gobernanza actual no es capaz de gestionar las innovaciones que vienen. “La innovación ha traído interesantes novedades, pero ha generado mucha desconfianza. ¿Cómo podemos construir una sociedad más justa con la tecnología que tenemos disponible?”, se cuestiona.

Digital Future Society ya lleva un año trabajando. Sus cuatro ejes son la innovación pública, el crecimiento equitativo, la seguridad y la confianza digital, a los que también hay que sumar la inclusión social y el empoderamiento ciudadano.

El think tank cuenta con 8 grupos de trabajo, un centenar de expertos, un laboratorio con 9 iniciativas en desarrollo y la intención de estar presente próximamente en 19 países hablando directamente con los ciudadanos. El proyecto tiene cuatro vías para operar:

  • Identificar riesgos y oportunidades a nivel global
  • Analizar junto a expertos las temáticas propuestas, entender los escenarios y estudiar casos de éxito
  • Desarrollar soluciones para testear y validad en un entorno real
  • Compartir todo el conocimiento generado con la sociedad

Entre las acciones que DFS va a poner en marcha destaca la celebración de una cumbre mundial sobre gobernanza tecnológica que se celebrará en España durante 2020.

Confundiendo la velocidad con el tocino

La experta en ética e inteligencia artificial Lorena Jaume-Palasí expuso algunas contradicciones y problemas que se están dando actualmente para abordar el estudio de la IA. “La estadística no entiende a los ciudadanos, solo colectivos. Solo individualizamos a un individuo dentro de un colectivo. Básicamente es una sistematización”, apostilla. “Los derechos fundamentales no son el objetivo, sino un método. Nos hemos convertido en sociedades individualistas. Tratamos problemas estructurales de forma individual. Hay que entender la balanza entre el individuo y sociedad civil”, ha reflexionado.

Lorena ha asegurado que la parte ‘socio’ no la estamos entendiendo bien. “Desde el momento de ideación de una tecnología el aspecto socio y el técnico deben de ser concebidos el uno con el otro, teniendo ambos en cuenta. Un ejemplo muy claro de en qué se está fallando es esto: Facebook creo una tecnología de lenguaje de sordos, pero lo hicieron solo con las manos, no tenían en cuenta que los sordomudos también hablaban con los gestos de la cara, porque no preguntaron a ningún sordomudo para su desarrollo”.

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, insistió en que se deben abordar los nuevos desafíos tecnológicos desde un enfoque multidisciplinar en el que se tenga en cuenta el aspecto legal, filosófico, psicológico, sociológico, etc y los expertos intercambien impresiones. Citando a Jaume-Palasí la ministra, economista de formación, insistió en que las reglas de la economía física deberían aplicarse a la economía digital.

Alberto Payo

Alberto Payo

Periodista especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Business Insider, BYZness, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.
Seguir a @albertopayo
Alberto Payo
Filed in: Actualidad
×

Escribe un comentario