Dribo: “Somos la evolución natural que necesitaba la formación vial en España”

| 9 julio, 2019 | 0 comentarios

Dribo: “Somos la evolución natural que necesitaba la formación vial en España”

¿Te imaginas que tu autoescuela no estuviera en un local a pie de calle, sino que pudieras disponer de ella en cualquier lugar y momento? Esa es la idea que plantea Dribo, una startup española que ofrece algo muy parecido a una autoescuela tradicional, pero sin tener un espacio físico para ello. Su ‘centro de operaciones’ es una aplicación móvil. Además, de preparación para el examen teórico, proporcionan una agenda para poder disfrutar de clases prácticas cuando te venga bien y consigas ese carnet de conducir que tanto ansías. Y todo por menos de 300 euros.

Dribo ha ido incorporando poco a poco servicios propios de estos centros, como las gestiones relativas a los exámenes y certificados médicos. Hablamos con su co-fundador y CEO, Enric Romero Godó.

– ¿Cómo surgió la idea de fundar Dribo?

– Dribo surgió como una combinación de factores que más que sumar se multiplicaban entre ellos. Si coges la experiencia en el sector y la conviertes en una solución tecnológicamente adaptada a las necesidades de la economía digital, junto con una visión disruptiva del servicio, un marketing efectivo y un modelo de negocio atractivo para inversores, el resultado es algo que transforma por completo lo existente.

– ¿Cómo resolvéis las dudas, preguntas, etc que pueden surgir a los que están estudiando para el teórico?

– Las dudas son prácticamente anecdóticas, ya que el método formativo ha sido diseñado para dar el máximo de autonomía a los alumnos y alumnas. Si hay alguna duda, la resolvemos principalmente por el chat de soporte in-app, pero también damos opción de contacto vía teléfono.

 – ¿En qué ciudades o lugares se pueden disfrutar las clases prácticas actualmente? ¿A qué otras llegaréis?

Damos servicio de prácticas en más de 300 códigos postales entre Madrid, Barcelona y sus respectivas áreas metropolitanas. Tenemos previsto llegar a las principales capitales de provincia en los próximos meses, empezando por el Levante y Sur de la península.

–  ¿Es posible dar clases cada vez con un profesor diferente o en distintas ubicaciones a conveniencia (diferentes barrios, ciudades, etc)?

– Ofrecemos una formación práctica en la que el docente siempre es el mismo. Esto nos permite garantizar un mejor proceso de aprendizaje, algo que valoran especialmente nuestros alumnos y alumnas. Obviamente si por cualquier circunstancia se solicita un cambio de ubicación -y disponemos de servicio- lo podemos resolver de forma muy sencilla.

– ¿Os resultó fácil tratar con la DGT y otros organismos para comenzar a operar?

Desde un inicio hemos estado constituidos legalmente como autoescuela y esto nos ha permitido operar fácilmente. Eso sí, también hemos tenido que hacer pedagogía, ya que en muchos aspectos el camino que estamos haciendo en Dribo nadie lo había pisado antes.

Dribo: “Somos la evolución natural que necesitaba la formación vial en España”

– ¿Cómo han reaccionado las autoescuelas a vuestra llegada? ¿Os ven como un rival o como un partner? En algunos casos vuestros precios por las clases prácticas son más económicos que las de ellas…

– Como todo proyecto disruptivo hemos recibido algunas críticas, sin embargo, según hemos ido demostrando la oportunidad de mejora que proponemos al sector, en especial a los profesores y profesoras, hemos empezado a ser considerados como la evolución natural que necesitaba la formación vial en España. Cada vez son más las autoescuelas y profesionales que se nos acercan para unirse a Dribo.

– ¿Podéis darnos cifras de uso? Número de descargas, usuarios, etc.

– Tenemos 110.000 usuarios registrados y 20.000 usuarios activos. Nuestro récord de uso diario es de 8 horas y 40 minutos. Además, 9/10 es la nota que nos ponen nuestros alumnos.

– Aseguráis tener un 98% de porcentaje de aprobados. ¿Por qué creéis que es tan alto?

– La primera etapa de Dribo se destinó a diseñar un método pedagógico, basado en la gamificación y lo que se conoce como “learning by doing”. Esta metodología permite ofrecer una formación totalmente personalizada adaptada a las necesidades y ritmo de aprendizaje de cada persona. Esto genera una mejor asimilación del conocimiento, así como una motivación superior a la de otros métodos basados en la simple lectura de libros o repetición de tests.

– ¿Con qué apoyo económico ha contado la startup hasta la fecha?

– Contamos con inversores privados y fondos de ENISA, por valor de más de 700.000€, así como grandes VCs que han mostrado interés en Dribo para apoyar el crecimiento en un futuro inmediato.

 – ¿Qué podemos esperar de Dribo en el futuro?

– Estamos a las puertas de la mayor transformación en movilidad desde la invención del motor de combustión y su posterior aplicación al automóvil. Esto planteará unos retos sin precedentes que deberán ser abordados con una visión que combine la tecnología y el derecho fundamental de las personas a moverse libremente. Es en esa intersección donde Dribo todavía adquirirá mayor relevancia en la próxima década.

Dribo: “Somos la evolución natural que necesitaba la formación vial en España”

Dribo: “Somos la evolución natural que necesitaba la formación vial en España”

Alberto Payo

Alberto Payo

Periodista especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Business Insider, BYZness, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.
Seguir a @albertopayo
Alberto Payo
×

Escribe un comentario