TwoDots, dos puntos colega

| 9 junio, 2014 | 0 comentarios

two-dots-app

Algún matemático dijo hace algún tiempo que la mejor forma de unir dos puntos era trazar una línea. Siglos después el estudio Betaworks One se aplicó el cuento y creo Dots, un juego para iOS y Android en el que el secreto era unir pequeños puntos de colores a contrarreloj o con un número de movimientos limitados. Haciendo cuadrados conseguíamos vaciar el tablero de un color determinado y aumentar la probabilidad de conectar otros tonos.

Ahora, tenemos aquí su segunda parte, Two Dots, igual de simple y entretenido que el primer Dots, pero con mucha más enjundia. Apple lo escogió hace unos días como juego de la semana y sus razones tiene.

TwoDots no es solo una actualización menor del primer juego. Los creadores de esta secuela aseguran que “a medida que profundizas, te das cuenta de que Two Dots es solo un saludo al primer Dots y acaba llevando rápidamente al jugador por un camino diferente y divertido”.

La idea es la misma que en el mobile game original. Hay que eliminar puntos uniéndolos a través de líneas o cuadros, pero en esta ocasión cada pantalla cuenta con un reto diferente, los cuales van aumentando su dificultad a medida que vamos avanzando en el título. En Dots se especifican los tantos que debemos conseguir de cada color, las figuras, así como los objetivos que tenemos que llevar a cabo con un número de movimientos determinados para seguir adelante. Cada nueva pantalla tiene sus propios requerimientos, algo que lo separa mucho de su predecesor y consigue alimentar aún más ese gusanillo de seguir jugando.

En principio TwoDots se puede encontrar de manera gratuita, pero incluye pagos in-app. Así, podemos dedicar 0,89 euros a adquirir movimientos extra para no perder vidas y pasar las pantallas con más facilidad.

App Store

 

Acerca del Autor:

Periodista multitarea, multiplataforma y responsive. Peliculero. Más explicante que replicante. Corresponsal de guerra en la App Store y Google Play. Conspira, escribe posts, prepara lasañas de carbonita y hace unicornios de origami sentado en su sillón negro mientras acaricia a su gato. Una vez hizo sonreír a un Angry Bird. @juanrrisonford
×

Escribe un comentario