La televisión cambia de piel para integrarse en los nuevos dispositivos móviles

| 24 octubre, 2013

Las tablets y los smartphones están revolucionando la forma en la que vemos la televisión. Los programas ya no sólo se ven; se comentan y se comparten. El consumo ha dejado de hacerse en familia, frente al televisor, para ser individual, a la hora que el usuario quiere y donde quiere, frente a su tablet, pero compartiendo al momento con tus amigos a través de las redes sociales. Cambia el modelo de consumo televisivo, cambia la manera de interactuar con la audiencia y cambian los formatos. Y las cadenas son las primeras interesadas en adaptarse al cambio. Estos son algunos de los temas que se trataron el pasado martes en la mesa redonda “Entretenimiento y tablets” organizada durante la entrega de premios de Tab Innovation.

entretenimiento_tablets_Tabinnovation

En la charla sobre 'Entretenimiento y tablets' se dieron cita María Maícas (RTVE), Javier Sierra (Antena3 Media) y Pablo Romero (Yoinvi-Canal Plus).

Al frente de estos cambios, tres cadenas españolas -TVE, Antena3 y Canal Plus, con diferentes modelos de negocio –pública, privada y televisión por pago respectivamente- pero un mismo interés: prepararse para el cambio que ya se está produciendo. Un cambio radical que Pablo Romero, director de Contenidos de YOMVI  definió como “un cambio de piel en el negocio de la televisión”.

Y como siempre en el mundo digital, ha sido todo muy rápido. Como señala Javier Sierra, director de contenidos de Atresmedia Digital, el negocio de la televisión no se ha implantado en los móviles y tabletas hasta que la banda ancha y el consumo ilimitado de datos no se ha implantado en los dispositivos móviles, algo relativamente reciente en la mayoría de los usuario. Así, por ejemplo, Televisión Española lanzó su primera versión para iPad a principios de 2010 y la app de TVE1 a finales de 2011. Sin embargo, el boom llegó en julio del año pasado con los Juegos Olímpicos: en poco más de dos semanas registraron 700.000 descargas de su aplicación para ver las Olimpiadas, y el 40% de ellas venían desde un dispositivo diferente al ordenador, según explicó la Subdirectora de Aplicaciones y Multipantalla de la cadena pública, María Maícas. Todo un hito que, sin embargo, se queda pequeño cuando comparamos con el año 2013, momento en el que los datos comienzan a dispararse.

Y para ‘saciar’ toda esta demanda, hacen falta contenidos específicos y formatos adaptados, tal y como explica Pablo Romero: “las películas de dos horas eran perfectas para la gran pantalla de cine mientras que en televisión triunfan las series, de unos 50 minutos por capítulo. Si disminuye la pantalla, también ha de hacerlo la duración. Los estudios dicen que para el ordenador lo adecuado son 38 minutos; para la tablet 28 y para el móvil, unos 16”.

Además, en la era de la televisión a la carta, deja de tener sentido la contraprogramación y la batalla descarnada por la audiencia a determinadas horas. Los contenidos se disfrutan cuando el usuario quiere y “el consumo de TV en el iPad arranca las 5.00 de la mañana”, según explicó Romero quien dejó para el final el mejor titular. “Es la época de la televisión continua, y hemos pasado del zapping al binge”, atracón de tele, pero sólo de los contenidos que el usuario realmente quiere ver.

zp8497586rq
(Visited 7 times, 1 visits today)

Acerca del Autor:

Periodista, descubriendo el mundo de las Nuevas Tecnologías y cómo pueden ayudarnos a mejorar un poco el mundo. Apasionada por África y fundadora de Applicantes; intereses diversos, pero no excluyentes. En Twitter @alcojor
×

Comments are closed.