Wiwe escucha lo que dice tu corazón

| 27 febrero, 2018 | 0 comentarios

Wiwe escucha lo que dice tu corazón

¿Quieres saber a qué ritmo late tu corazón? ¿Deseas conocer cómo es tu frecuencia cardíaca? Un pequeño aparatito te permite hacer mediciones en cualquier momento y lugar sin necesidad de llevar un holter. Su nombre es Wiwe y la clave es que el gadget va vinculado con una app que muestra, almacena y analiza todos la información. Lo hemos estado probando y nuestras sensaciones han sido bastante positivas, aunque hay que advertir de que esta solución analizará segundos y no un día completo o 24 horas.

¿Cómo comenzar? No es obligatorio proporcionarlos, pero la aplicación pide datos personales supuestamente para realizar mejores mediciones y un seguimiento más personalizado, como el teléfono, el nombre completo, la dirección del domicilio, el lugar de nacimiento y el sexo. También se pueden añadir a posteriori, al igual que otros como el peso o la altura.

El diseño del dispositivo es, francamente, muy elegante y estiloso, con colores blanco y plata, bordes curvados y un tacto muy suave y agradable. Se trata de un pequeño medidor con el tamaño de una tarjeta de crédito (aunque algo más gruesa) que se puede llevar fácilmente en la cartera o un bolsillo del pantalón. En la parte inferior derecha del gadget está la ranura micro USB para poder efectuar su carga, mientras en la parte superior derecha se sitúa el botón de encendido y apagado. Al otro lado, en la parte superior izquierda hallamos dos luces: el indicador de batería y el indicador de carga, este último con cuatro puntitos que marcan el nivel.

En la parte frontal del Wiwe encontramos dos círculos grises que en realidad son dos sensores de electrocardiograma. El izquierdo, que vemos que incluye una minipantalla en su centro, actúa también como sensor de saturación de oxígeno en sangre. Ahora te explicaremos cómo se utilizan.

Lo primero que hay que hacer es descargar en el teléfono la app, disponible para iOS y Android. Una vez hecho esto encendemos la tarjeta Wiwe para emparejar ambos dispositivos mediante conexión Bluetooth. Se supone que el proceso solo tarda 10 segundos. Antes de nada la aplicación pregunta si somos los propietarios y explica que la función de sincronizaciones online y el cuentapasos (el podómetro de toda la vida) solo es accesible para dicha persona. Debemos confirmar que somos sus dueños y seguir adelante.

Es el momento de realizar la prueba. El usuario o paciente debe posicionar sus dos dedos pulgares sobre ambas circunferencias durante un intervalo ininterrumpido de 60 segundos para obtener una medición precisa. En este tiempo la pantalla de la app irá mostrando en tiempo real nuestro ritmo cardíaco en forma de gráfico. Un detalle que nos ha gustado mucho y que nos parece realmente genial es la forma de una onda típica de constantes vitales que el dispositivo Wiwe tiene en su parte frontal y que también ejerce como un útil indicador. Sirve para ver que el lector está en marcha y que va pasando el tiempo. Tiene unos LEDs de color verde muy llamativo que se van iluminando a medida que se consume el minuto. Sin duda, un gran acierto tanto a nivel de usabilidad como de diseño que le da un toque muy molón a este pequeño dispositivo médico.

Transcurrido el tiempo, en la aplicación podemos ver los resultados del test. Algunos pueden resultar interesantes y otros poco clasificadores por su complejidad. En cualquier caso, la app viene con un glosario o guía que aclara qué es cada cosa y cómo interpretarla. El software muestra los valores numéricos del pulso y la saturación del oxígeno en sangre y los acompaña con distintos colores. El verde indica que todo está bien, el amarillo señala que hay algo a vigilar y el rojo es signo de alerta, advirtiendo de que quizás se requiera una mayor exploración o un chequeo médico. Wiwe realiza una suerte de electrocardiograma, vigila las posibles arritmias y también chequea la heterogeneidad de repolarización ventricular. La firma recomienda hacer tres pruebas a la semana para un correcto seguimiento, aunque es posible realizar todas las que se quiera.

El modesto tamaño de Wiwe es idóneo para que todas aquellas personas que tengan un problema cardiovascular o cardiopatía puedan llevarlo consigo y contar con mayor vigilancia. También puede resultar una herramienta bastante útil para deportistas profesionales o de élite que quieran monitorizar su ritmo cardíaco o rendimiento para prepararse para ciertas competiciones.

El dispositivo se puede adquirir por un precio de 289 euros en esta web. Wiwe y su aplicación móvil (que puedes descargar en Google Play y la App Store) han sido creados por la compañía húngara Sanatmetal. La firma está presente en el MWC, donde se encuentra promocionando su solución. La empresa insiste en que su producto no debe sustituir a las pruebas clínicas en ningún caso, aunque sí señala que facilita que haya menos consultas médicas, en parte porque los resultados se pueden compartir con los propios doctores.

Wiwe escucha lo que dice tu corazón

Wiwe escucha lo que dice tu corazón

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.Seguir a @albertopayo
×

Escribe un comentario