¿Quién es Ayman Hariri, el CEO y cofundador de Vero?

| 6 marzo, 2018 | 0 comentarios

Cuando parecía que el negocio de las redes sociales estaba completo y ya no cabía en él ningún nuevo player, Vero ha demostrado que no es así. Hace unos días este servicio ha conseguido ser una de las apps sociales con más instalaciones en Google Play y la App Store. Además, según la consultora App Annie, también se habría convertido en la herramienta móvil social más descargada en 18 países diferentes, incluyendo EE.UU, Reino Unido, España y Francia.

Mucho se ha escrito sobre Vero, incluyendo la dificultad para abandonar la red social una vez nos hemos inscrito en ella. Pero, ¿quién está detrás de la misma? ¿Quién se esconde tras este nuevo hito del Social Media? No se trata de un informático frustrado por no ligar con las chicas de su clase o un ingeniero que estaba aburrido y quería crear algo para entretenerse. Es alguien con bastante más poder.

El hombre tras la cortina de Vero es Ayman Hariri, hijo del antiguo primer ministro del Líbano, Rafik Hariri, que fue asesinado en 2005 por un atentado de coche bomba. Se trata de un acaudalado millonario que también es hermano del actual primer ministro de dicho país, Saad Hariri. Según estima Forbes, la fortuna del fundador y CEO de Vero alcanzaría los 1.300 millones de dólares. En 2016, de hecho, ocupó el puesto 1.476 en la lista de multimillonarios elaborada por el medio.

Después de fallecer su padre, Hariri heredó una participación en la constructora Saudi Oger, con sede en Arabia Saudí. En 2014 se la vendió a su hermano Saad. Y no pareció mala idea, ya que esta firma acabó cerrando en junio del año pasado, dejando muchos sueldos sin pagar desde 2015 a cientos de trabajadores. Durante este año se produjeron varias revueltas a causa de este motivo. Aunque el cofundador de Vero afirma no haber sido parte de la compañía en este período tan turbio Gizmodo ha encontrado documentos que demuestran que en dicha época aún pertenecía a la junta directiva.

En 2017 Ayman también vendió a OLT Holding una participación del 42% en GroupMed, un holding familiar con inversiones en banca, seguros y negocios inmobiliarios en países de Europa y Oriente Medio. Por dicha operación se embolsó 530 millones de dólares.

Ayman Hariri tiene 39 años, está casado y es padre de tres hijos. Además de emprendedor, Hariri también es inversor. Sus inyecciones de capital en empresas emergentes las realiza a través de su fondo Red Sea Ventures, que hasta la fecha ha invertido en 30 startups, incluyendo el fabricante de dispositivos para el hogar Nest Labs, el cual Google adquirió en 2014. Curiosamente, otro cofundador de Vero, Scott Birnbaum, también consta como socio de Red Sea.

Un amante de los cómics

Este aspecto es más desconocido para muchos y ha pasado más desapercibido en los medios, pero Hariri es un gran fan del noveno arte. Durante los últimos 18 años el millonario ha estado construyendo una colección con los ejemplares más raros de cómics que existen a la que ha denominado The Impossible Collection. En ella se pueden encontrar más de un millar de números originales de colecciones de personajes que hoy son sobradamente conocidos, siendo la única con tanto material primigenio. En una entrevista realizada hace un par de años con el diario británico The Telegraph cuenta cómo comenzó a coleccionar cómics porque quería “poseer un pedazo de historia”.

“Realmente me encanta lo que representan estos comic books, porque el día antes de que estos comics estuvieran en las estanterías, esos personajes no existían. Al día siguiente, no solo existieron, sino que también se establecieron en la imaginación de muchas personas y tuvieron un gran impacto en el mundo”, asegura el empresario libanés. “Hoy en día, puedes ir a cualquier parte del mundo y todos saben quién es Superman, Spiderman o Batman”.

Para Hariri los superhérores  cuentan con muchos atributos positivos y sorprendentes de la humanidad, encarnan lo mejor del ser humano, porque pese a ser personales individuales con poderes increíbles, han elegido usarlos para “tener un impacto positivo”.

¿Un Facebook sin anuncios?

Hariri y compañía concibieron Vero en 2015. El multimillonario quería acabar con la supremacía publicitaria de gigantes como Facebook o Google. Así, la plataforma no recopila datos de sus usuarios, no incluye anuncios y no tienen ningún algoritmo para modificar el feed de los usuarios. Paradójicamente, muchos usuarios de Vero están utilizando Instagram para promocionar su presencia en la red social del libanés.

Con más de 1 millón de usuarios, Vero ha anunciado que comenzará a ofrecer sus servicios de manera gratuita de forma indefinida. La herramienta tiene como principal baza el permitir conocer fácilmente quién tiene acceso a las publicaciones y quién no y su diseño e interfaz bastante atractiva, aunque los usuarios están teniendo muchos problemas para efectuar el registro. ¿Será el éxito de Vero algo temporal como ocurrió en su día con Ello, Peach o Sarahah o tenemos ante nosotros a un jugador potente que se podrá codear con Facebook, Twitter, Instagram o Snapchat? ¿Cómo monetizarán si no usan publicidad y tampoco cobran por suscripción? Solo el tiempo resolverá estas incógnitas.

(Visited 38 times, 1 visits today)

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor. Seguir a @albertopayo
Filed in: Startups
×

Escribe un comentario