Tinder adquiere la aplicación de mensajería efímera Tappy

| 13 enero, 2015 | 0 comentarios

tappy-tinder-app

Tinder, la aplicación de contactos y ligoteo, ha cerrado la compra de su primera compañía. Se trata de Tappy, una app de mensajería efímera para iOS que bebe de Snapchat y de Instagram.

Tappy permite enviar fotos y mensajes, los cuales desaparecen en un intervalo de 24 horas. Su orientación es mucho más gráfica que otras aplicaciones del mismo estilo. De hecho, su eslogan es ‘no more texting’.

Así, para comenzar un intercambio de mensajes en Tappy es obligatorio que primero se envíe una foto. Esta puede transformarse en un hilo de conversación entre dos personas o un grupo. Las imágenes permanecen a lo ancho y como portada para las diferentes interacciones.

“Estamos creciendo y contratando como locos”, ha señalado Sean Rad, cofundador y CEO de Tinder. “Es increíblemente difícil encontrar personas con talento para que unan a nosotros con la suficiente rapidez para mantenerse al día con nuestro plan de trabajo para 2015, que incluye algunos planes ambiciosos”, explica el ejecutivo para justificar la operación.

Los fundadores de Tappy, Brian Norgar y Dan Gould, son antiguos conocidos de Rad. De hecho, fueron los inversores principales en una de las anteriores empresas del CEO de Tinder, según apunta TechCrunch. Es natural que Rad haya querido rodearse de gente cercana y cuyo trabajo ya conoce para la nueva etapa de la aplicación de contactos.

Ni Tinder ni Tappy han dado a conocer la cuantía por la que se ha cerrado la operación. Se espera que Tappy cierre tras la compra y que la experiencia de sus fundadores sirva a la primera porque “hay algunas cosas específicas que ellos han hecho en el pasado que no vamos a tener que averiguar por nuestra cuenta en el futuro”.

App Store

Acerca del Autor:

Periodista multitarea, multiplataforma y responsive. Peliculero. Más explicante que replicante. Corresponsal de guerra en la App Store y Google Play. Conspira, escribe posts, prepara lasañas de carbonita y hace unicornios de origami sentado en su sillón negro mientras acaricia a su gato. Una vez hizo sonreír a un Angry Bird. @juanrrisonford
×

Escribe un comentario