Razones para comprar un iPhone

| 11 septiembre, 2018 | 0 comentarios

Razones para comprar un iPhone

El debate que enfrenta a Apple contra Android y viceversa es eterno, pero Apple no le teme a esta afrenta, sino todo lo contrario. Es una de las compañías más consolidadas del mundo y si una cosa tienen clara tanto sus fanáticos cómo sus detractores es que su gran calidad.

La historia de Apple, la empresa desarrolladora del iPhone, es una de las de más éxito del pasado siglo y quizás este también radique en la división de opiniones entre los consumidores de iPhone frente a los de Android, ya que la controversia eterna no deja de ser el mejor modo de fidelizar a los clientes.

Desde julio del año 2007 -en el que se vendieron los primeros iPhone a 22 países- la pasión por este tipo de móviles no ha hecho sino crecer y a estas alturas ya vamos por el iPhone X, dejando atrás 10 modelos, de ellos a cual más innovador.

No es extraño que alrededor de la fiebre del iPhone -que también es la constatación de que los artículos de calidad son los que más gustan a los usuarios- se haya creado toda una red de servicios entre los que destaca iphone Web, el servicio técnico de reparación de iPhones que los repara en tan solo 42 horas y los manda y recoge en cualquier lugar de España. Lo especial demanda especialidad y esto es lo que da esta empresa que sabe de primera mano la experiencia que se deriva de la compra de un iPhone.

Por qué comprar un iPhone y no otro móvil

También hay quien adquiere un iPhone solo porque está de moda, y si bien es verdad que llevar un iPhone encima es sinónimo de ir a la última, los que los prefieren a los Android y saben sacarle un buen partido cuentan con razones mucho menos prosaicas que ésta.

Una de ellas es que las actualizaciones del sistema en iPhone son mucho más rápidas que en cualquier otro dispositivo y la razón es simple: Apple es dueño tanto del hardware como del software del terminal.

Hay que tener en cuenta que las actualizaciones del sistema son imprescindibles para reparar fallos y corregir errores al tiempo que añaden nuevas funcionalidades y permiten que las aplicaciones funcionen bien, algo que no se da en el caso de los Android, que reciben las actualizaciones tras realizar muchos pasos en un lento proceso hasta que llegan al terminal del usuario.

La tienda de aplicaciones de iPhone -o App Store- también es claramente más válida que la de android y, por lo que respecta a la batería, ésta no tiene nada que ver con la de los Android. La de iPhone gestiona mejor el tiempo y es muchísimo más duradera, muy por encima de las baterías de la de los Android de gama alta.

Los que entran en la rueda de comprar un iPhone vendiendo el modelo antiguo cada vez  que sale uno nuevo, para adquirir este nuevo, saben que apuestan sobre calidad y en muchos casos no han de desembolsar tanto dinero como los que adquieren terminales nuevos cada año.

Además, los precios de los iPhone se mantienen en el tiempo, algo que no pasa con los Android. Lo normal en estos dispositivos es que salga un modelo nuevo a precio de oro y a los pocos meses ya puedas comprarlo por la mitad de precio.

El diseño de los iPhone es claramente superior a los demás

El problema de sobrecalentamiento que se da en muchos Android por distintas razones, ya sea por el fabricante o por el uso de memoria, no se da en los iPhone que solo pueden tener estos problemas si están expuestos a altas temperaturas, pero existen trucos para enfriarlos.

No hay que ser un fanático de la marca de la manzana para advertir que el diseño de los iPhone es claramente superior a los demás y del mismo modo su uso es mucho más ágil y sencillo que los del resto, por no mencionar la gran calidad de sus cámaras.

Reparar un iPhone podía ser todo un problema, -al menos al principio de su eclosión-, pero a día de hoy se cuenta con mensajería que los recoge y entrega, de modo que, por ejemplo, cambiar la pantalla puede resultar muy económico.

Mantener la carcasa siempre a punto es el problema más grave de todos los móviles, sean de la marca que sean y muchas veces se estropean incluso con fundas y protectores de pantalla. La razón, que los llevamos a todos sitios, son de pequeño tamaño y, por tanto, susceptibles de dañarse en cualquier momento.

Algunos usuarios pagan una cuota para cubrir estos desperfectos, el seguro de la compañía, mientras que la mayor parte prefiere rascarse el bolsillo cuando se produce el incidente.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Si quieres aparecer en nuestra Guía de Desarrolladores solo tienes que enviar tus datos a través del siguiente formulario.

Acerca del Autor:

×

Escribe un comentario