Probamos Drivr, la app para encontrar un conductor para tu coche

| 21 marzo, 2018 | 0 comentarios

¿Necesitas un conductor que lleve a tus padres al médico o a hacer un recado? ¿Has sufrido un percance por el que no puedes conducir tu coche y necesitas a alguien que lo haga por ti? ¿Has bebido y necesitas que alguien te lleve a casa? Hay una aplicación móvil que te permite encontrar un chófer de manera puntual para tu vehículo. Su nombre es Drivr y lleva en danza desde el pasado verano.

Para comenzar a usar la app tienes que introducir tus datos, el modelo de tu coche y el seguro que tienes contratado. A continuación, puedes indicar el servicio para el que necesitas un conductor. En este sentido, tendrás que especificar dirección de origen, dirección de destino, fecha y hora de recogida. Una vez finalizado, los drivers verán tu petición y comenzarán a pujar por ella, ofreciendo los precios que consideren. En tu mano está elegir a uno u otro conductor. Puedes hacerlo pensando en el bolsillo o en su evaluación.

Hemos probado Drivr por motivos de fuerza mayor y esta es nuestra conclusión principal: la idea es buena, pero hay aspectos que se tienen que cuidar más. Hemos escrito una petición para ir de Madrid a Talavera de la Reina un día entre semana, a primera hora de la mañana. Poco después de realizar nuestra petición recibimos una oferta de un conductor, que en comparación con otras recibidas por otros medios (Milanuncios, Wallapop) era bastante económica. En dos días no hemos recibido más ofertas a través de la aplicación.

El problema es que en Drivr es imposible saber nada de los conductores que pujan para llevarte. Puedes ver su nombre, una foto y una valoración en estrellas pero nada más. No hay manera de acceder a un perfil de cada chófer, como se puede ver, por ejemplo, en Blablacar. No sabemos si es un error de la app o es que sus creadores no han pensado en este aspecto, pero nos parece bastante importante. Cuando piensas en dejar a una persona desconocida que conduzca tu coche te gusta saber qué años de experiencia tiene, si ha cogido automóviles de ese tipo, comprobar si tiene carnet, comentarios de otros usuarios sobre su conducción, etc. Y eso Waving no lo muestra.

De hecho, el proceso es aceptar la puja que más te cuadre y, después, realizar el pago del viaje a través de tarjeta de crédito. Hasta que no se realiza el mismo no se puede acceder a más datos del conductor seleccionado, como su correo electrónico o número de teléfono. Lo lógico es poder disponer de esta información y resolver algunas dudas antes de hacer la transacción (para asegurarnos de que el chófer se ajusta a lo que necesitamos).

Por otro lado, en la web de Drivr se incluye un correo electrónico y un teléfono de contacto (móvil) de atención al cliente que supuestamente atienden las 24 horas. Sin embargo, hemos llamado un domingo a la hora de comer y no solo no nos han cogido el teléfono, sino que tampoco nadie nos ha devuelto la llamada. Esto es un punto muy negativo para un servicio de este tipo.

Pese a estos dos inconvenientes, finalmente nos decidimos a usar la aplicación para hacer un trayecto entre Madrid y Talavera de la Reina, que nos salió por 85 euros. El conductor que escogimos fue en todo momento muy educado y correcto y muy puntual a la hora de venir. Según nos comentó él, al principio la app era gratuita para los chóferes, pero desde hace unos meses les cobran entre 3 y 5 euros por trayecto. Como garantía cuentan con un seguro en el que la startup hace de intermediaria. Se puede decir que Drivr ha seguido el camino de Blablacar, ya que al principio el pago se hacía en mano y no había comisión.

Nuestro chófer cuenta con veinte años de experiencia al volante y ha hecho todo tipo de servicios, pero nos reconoce que sus compañeros son “chavales” y que no hay una criba ni unas condiciones muy estrictas para los que quieren ser conductores en la aplicación. También le sorprende que no haya una descripción ni comentarios de cada uno de los drivers para que los usuarios puedan consultarlo y decidir. Según nos comenta, la mayoría de los trayectos que hace son en fin de semana y para ir a buscar a gente joven de madrugada que ha bebido y no quiere conocer el coche. Parece que desde Drivr se han enfocado a este tipo de usuarios, pero han olvidado un poco al resto.

Como aspecto positivo, la app tiene un tutorial para saber cómo funciona y un apartado de Más en el que hay una guía de funcionamiento, los términos y condiciones y una política de cancelación. El problema es que ninguno de estos apartados se puede consultar porque sencillamente la app no lo permite. Deberían solucionar esto, porque tiene pinta de ser un bug.

Si con sus luces y sus sombras quieres probar qué tal funciona Drivr, puedes descargarla en Google Play y la App Store de manera gratuita.

(Visited 64 times, 1 visits today)

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.
Seguir a @albertopayo

×

Escribe un comentario