Nutrasign: “La gente demanda saber lo que come más que nunca”

| 20 diciembre, 2018 | 0 comentarios

Nutrasign: “La gente demanda saber lo que come más que nunca”

El blockchain o cadena de bloques permite aportar confianza a numerosos negocios y sectores. El agroalimentario es uno de ellos. Nutrasign es una startup que usa esta tecnología para aportar transparencia a la cadena de suministro de los alimentos, algo que los usuarios demandan cada vez más debido a los numerosos escándalos destapados últimamente. Hablamos de hacer pasar algunos alimentos por otros más caros, engaños en la procedencia de los productos o denominaciones de origen, uso de sustancias prohibidas o con riesgo, etc.

En breve esta empresa andaluza lanzará una aplicación móvil para que cualquier consumidor final pueda saber de dónde viene y por dónde ha pasado el producto o alimento que está pensando comprar. Simplemente necesita usar la app de Nutrasign para escanear el código de barras y en un instante tendrá la posibilidad de acceder a dicha información, además de conocer aspectos nutricionales y encontrar promociones.

El CTO de Nutrasign, Enrique Alcazar Garzas, nos cuenta cómo funciona su tecnología y cómo les está resultando intentar proporcionar luz y transparencia a una cadena que cuenta con mucha opacidad e intereses diversos en sus diferentes escalafones.

– ¿Cómo surgió Nutrasign?

– La idea nace como una solución de carácter social. Cada vez que sale a la luz un escándalo relacionado con el fraude alimentario, es cuando comenzamos a cuestionar y a preguntarnos si los controles y certificaciones actuales son suficientes para evitar este tipo de prácticas en el sector que no solo afecta al consumidor final, sino que también perjudica al productor que hace las cosas de forma ética. Diferentes fuentes y encuestas afirman que el consumidor global y en especial el europeo cada vez está demandando más información sobre los productos que consume y nosotros queremos construir ese puente de confianza de una forma  sencilla y verificada entre los operadores alimentarios y los consumidores gracias a las ventajas que ofrece la tecnología Blockchain.

– ¿Cómo funciona exactamente?

– En resumen, cada miembro de la cadena de suministros realiza transacciones relacionadas con el estado y evolución del producto, desde que lo recibe, hasta que deja de ser suyo. Gracias a nuestras APIs, esto se puede realizar desde ERP tradicionales, hasta desde dispositivos IOT. De esta manera, se tiene una trazabilidad del producto de manera mucho más rápida y segura.

– ¿Qué ventajas tiene vuestra aplicación para el consumidor final? ¿Y para la cadena de suministro?

– Toda esa información que quieren los miembros, se hace disponible a través de nuestras apps para dispositivos móviles, el objetivo es poder verificar cosas como el origen de los huevos que compramos, o si el vino que vemos en las tiendas es un Rioja autentico o solo ha pasado 3 días en la zona.

Nutrasign: “La gente demanda saber lo que come más que nunca”

– ¿Os estáis encontrando barreras por parte de restaurantes, distribuidores o marcas a los que no les interese revelar el origen de sus materias primas o incluso les ‘inquiete’ lo que hacéis?

– Si, y aunque deseamos que en un futuro toda la información sea pública, sabemos que por ahora nos toca adaptarnos a nosotros. Es por lo que hemos elaborado un sistema el cual permite usar una de las implementaciones más populares de privacidad en blockchain para ocultar la información que se necesite. Pudiendo verificar otros datos, por ejemplo, se puede verificar que las naranjas que compras vienen de Valencia, sin desvelarte el nombre del agricultor.

– Teniendo en cuenta la cantidad de alteraciones y procesos químicos a los que se someten los alimentos ¿En realidad es posible comer bien sin gastar mucho?

– Esto es cada vez más difícil, evidentemente, una granja que trata a sus gallinas de manera ética, va a tener más costes que una que no lo hace. Por otro lado, afortunadamente, diversos estudios demuestran que ciertos grupos, como las madres, o los millenials, están dispuestos a gastarse más dinero y tiempo para asegurar la calidad de sus alimentos.

– ¿Dónde reside vuestro modelo de negocio?

– Nuestra plataforma ofrece la seguridad de usar el protocolo blockchain a un coste considerablemente inferior a la competencia, es por esto por lo que nuestro modelo es freemium. Los miembros más pequeños, pueden usarlo de manera gratuita a través de portales que les ayudan con otras tareas. Por ejemplo, hemos visto que la generación automática de facturas es muy popular entre los agricultores, mientras que las empresas más grandes pueden tener más control del consenso de la cadena, integrar la plataforma con el software empresarial que ya están usando o incluso usar apps móviles customizadas para su marca, a cambio de formar parte de las otras tiers.

– ¿Qué os diferencia de otros proyectos como IBM Food Trust? ¿Suponen para vosotros un competidor?

– Básicamente en el modelo de negocio. Nosotros ofrecemos soluciones a coste 0 y en el incentivo de marketing que ofrecemos a las empresas está monetizar la tarea de trazabilidad (la cuál es obligatoria por ley). En cuanto a lo técnico, contamos con una de las soluciones más rápidas del mercado.

En este punto de tanto desconocimiento sobre el potencial real del Blockchain en la industria alimentaria; más que verlo como un competidor, lo vemos como un aliado indirecto, donde ellos con todo su alcance están ejecutando una tarea de evangelización y diría hasta de “normalización” de la tecnología Blockchain más allá de las criptomonedas para casos de usos.

Nutrasign: “La gente demanda saber lo que come más que nunca”

– Un estudio de Capgemini identifica a Reino Unido, EE.UU y Francia como los países con mayor implantación del blockchain en las cadenas de suministro ¿Qué mercados estáis atacando?

– Y tienen toda la razón, a corto plazo así será. Esto se debe al coste y complejidad de las soluciones existentes. Como consideramos que nuestra plataforma ha resuelto esos dos problemas, vamos a centrarnos en los países en los que la agricultura tiene un porcentaje más representativo en su PIB. Aunque de momento estamos haciendo pruebas piloto en España y en Chile, tenemos organizaciones y empresas en Sudamérica y África que han mostrado interés y quieren colaborar con nosotros. Por supuesto, no estamos cerrados a esos lugares, y esperamos ser la plataforma de trazabilidad más grande a nivel mundial en los próximos años.

– ¿Qué cambios veremos en los próximos años en el ámbito de la foodtech? ¿Se generalizará el blockchain como una tecnología básica en el sector agroalimentario?

– Veremos un movimiento hacia la transparencia y la calidad, la gente demanda saber lo que come más que nunca.

Lo será, de eso no hay duda, esta nueva tecnología va a revolucionar muchos sectores tal y como lo hizo Internet, y como apuntan muchos expertos, foodtech será uno de los sectores en los que tendrá más impacto a corto plazo. Parece que ya hemos pasado por el equivalente a la burbuja de las puntocom, ahora es cuando entran en juego las aplicaciones que de verdad revolucionan modelos actuales, las que intentan optimizar sistemas actuales y las que intentan hacer dinero rápido vendiendo tokens.

– ¿Con qué ventajas e inconvenientes os habéis topado por ser una startup basada en Huelva? 

– Desventaja por estar en el Huelva diría que ninguna. Al contrario, Huelva es una provincia con una industria agroalimentaria bastante potente y famosa por sus alimentos de calidad y esperamos que sea uno de los lugares con mayor apoyo para nuestra solución.

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor. Seguir a @albertopayo
×

Escribe un comentario