iTrump, el pequeño David de las apps que pudo con el gigante Donald Trump

| 21 agosto, 2017 | 0 comentarios

Google Play y la App Store están repletas de aplicaciones móviles y juegos que ridiculizan al presidente de EE.UU o están inspiradas en su figura. Hoy no vamos a hablaros de ninguna de ellas, pese a que por el nombre así lo parezca. Permitidnos que os contemos la historia de iTrump.

iTrump es una app musical para iPhone diseñada para ayudar a la gente a tocar la trompeta que se lanzó a principios de 2011. Su desarrollador, Tom Scharfeld es un músico que lanzó esta herramienta como su segunda aplicación móvil y bajo el paraguas de su empresa Spoonjack. Tiempo atrás había creado iBone, una app para enseñar a tocar el trombón, por lo que era lógico que introdujera una nueva app para otro instrumento de viento. Ambos softwares se convirtieron en su día en una buena guía para profesores y estudiantes de música.

Afortunadamente Scharfeld había sido cauteloso y había hecho una solicitud de registro en la Oficina de Patentes y Marcas un mes antes de lanzar iTrump al mercado. Fue una buena decisión a tenor de lo que le ocurrió después. A finales de enero de 2011 Donald Trump tuvo conocimiento de la existencia de la app y pese a que el contenido de la misma no tenía que ver nada con su persona, decidió emprender acciones legales. El entonces abogado del magnate, James D. Weinberger, envió una carta al músico invitándole a que retirara la app o bien dejara de utilizar de manera permanente el nombre de iTrump.

“El uso de esta marca por parte de su compañía es probable que cause confusión y conduzca a los consumidores a creer falsamente que el software de Spoonjack está vinculado con el del  señor Trump, que también cuenta con aplicaciones para iPhone vendidas bajo su nombre”, defendía el letrado. “Además, el uso de la marca iTRUMP por parte de su empresa provoca la dilución de la famosa calidad de la marca TRUMP y daña la buena voluntad y la reputación que el señor Trump ha acumulado a lo largo de muchos años”.

¿Qué hace uno cuando recibe un escrito similar de uno de los hombres poderosos de EE.UU (hoy y también entonces)? Probablemente echarse a temblar y pensar que todo está perdido. Al buffete de Trump las demandas apenas les duraban un par de asaltos. Pero el caso de esta aplicación fue diferente. Scharfeld quiso defenderse con uñas y dientes. Sin quererlo, Weinberger pusieron a iTrump en la palestra de los medios.

“Querían parar mi negocio, creo que probablemente pensaron que abandonaría fácilmente, lo típico. Pero siempre sentí que la verdad y la ley estaban de mi parte”, explicaba el músico. Así se inició una batalla legal entre Trump y Scharfeld que se prolongó durante seis largos años. En todo este tiempo, el artista ni siquiera contrató a un abogado y se defendió por sí mismo. Dedicó horas y horas a buscar fallos administrativos y encontró algunos errores que Trump y sus representantes habían cometido, consiguiendo incluso anular un trío de marcas relacionadas con las propiedades de Trump y bloqueando sus intentos para registrar una cuarta.

Scharfeld descubrió que las marcas registradas de Trump se habían concedido sobre la base de una investigación de mala calidad y encontró que algunas se habían abandonado de manera inexplicable y otras se mantenían sin el papeleo apropiado. Temiendo que Trump Organization usara alguna de sus marcas relacionadas contra él más adelante, jugó su mano. Finalmente, el hoy presidente de EE.UU se rindió y acabó reconociendo los límites legales impuestos a su marca. El pasado 4 de agosto los abogados de Trump abandonaron el caso y reconocieron que las apps de Spoonjack solo servían para tocar instrumentos musicales. Sin duda, un gran ejemplo de que con constancia, esfuerzo y pasión por lo que se hace cualquiera puede salir victorioso, se ponga el gigante que se ponga por delante.

La app está disponible hoy en día en la App Store ya en su versión 1.0.8 por 3,49 euros. La historia original de iTrump se puede encontrar en inglés en Forbes.

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco) y El Español. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor. Seguir a @albertopayo
×

Escribe un comentario