“Los emprendedores tienen menos vicios adquiridos que los ‘viejos empresarios'”

| 16 agosto, 2018 | 0 comentarios

"Los emprendedores tienen menos vicios adquiridos que los 'viejos empresarios'"

Normalmente en Applicantes solemos hablar con emprendedores del mundo móvil, pero hoy cambiamos de tercio y damos la voz a un inversor. Además de ayudar a financiar y asesorar a startups del entorno mobile -y tecnológico en general- y asesorar a otros inversores, Igor Ochoa (www.igorochoa.net) es cofundador y CEO de Dipcom Corporate, una consultoría con un equipo de directivos provenientes del mundo empresarial. Entre otras cosas, Dipcom ayuda a las empresas en situación de crisis a salir del bache y ofrece servicios de Interim Management, es decir, incorpora a uno de sus profesionales a la estructura directiva de una empresa durante un tiempo determinado para realizar una misión o proyecto concreto. Ochoa ha charlado con nosotros sobre su experiencia con fundadores de startups.

– Igor, como experto financiero, ¿cuáles crees que son los principales errores que cometen los emprendedores en el área de finanzas?

– Creo que hay un error que destaca sobre todos los demás. Los emprendedores suelen basar la viabilidad de su proyecto exclusivamente en la cuenta de pérdidas y ganancias, es decir, si la cuenta de explotación previsional a corto o medio plazo da beneficio en su startup, el emprendedor erróneamente considerará que su negocio es viable. Nada más lejos de la realidad.

Lo que debemos vigilar y controlar al máximo nivel al iniciar nuestro proyecto es la cuenta de tesorería. Las empresas nacen y mueren exclusivamente por la tesorería, por lo tanto, el análisis del cash flow previsional tiene que ser la prioridad estratégica del área de finanzas. Si no lo hacemos, nuestro proyecto empezará “cojo” por una capitalización insuficiente y sin el pulmón financiero necesario para sostener gastos, compras e inversiones.

La multinacional Tesla es un claro ejemplo de que el beneficio no lo es todo en un proyecto. La compañía ha permanecido 14 años con pérdidas y aun así continúa siendo un proyecto viable gracias a la confianza de los inversores.

– La mayoría de startups que se fundan fracasan a los dos años. ¿Contáis entre vuestros clientes con muchas empresas emergentes que entren en preconcursos o concursos de acreedores? ¿Al final salen del agujero?

– Atendemos a bastantes startups que entran en procesos concursales y sorprendentemente suelen tener un porcentaje mayor de éxito en el reflotamiento que las empresas consolidadas. Sobre todo, gracias a que los emprendedores tienen menos vicios adquiridos que los “viejos empresarios” y, por lo tanto, están más abiertos a implementar reestructuraciones operativas, financieras y comerciales mucho más enérgicas.

Por otro lado, es inevitable que exista una tasa elevada de fracasos en nuevos proyectos y startups. Yo siempre suelo aconsejar a los emprendedores que gestionen sus proyectos como si estuviesen en una empresa en crisis. Las startups y las empresas en crisis comparten en muchas ocasiones problemas financieros similares: tensiones en tesorería, necesidad de capitalización, estructuración operativa, financiera y de recursos humanos, etc.

– En Dipcom Corporate también ejercéis de interim managers para otras compañías. ¿Tiene sentido colocar una figura de este tipo en una startup? ¿Cómo es la interacción entre un interim manager experimentado y los emprendedores que empiezan?

Tiene sentido contratar un Interim Manager siempre que se haga con cabeza. Hay que identificar muy bien el área en la que el emprendedor y su equipo tienen menos competencias y conocimientos técnicos y complementarlas con un experto.

Se ha de establecer una relación de confianza entre el equipo promotor y el experto. El Interim Manager debe ser “algo más” que un empleado y es aconsejable que se le escuche y se le tenga en cuenta en la toma de decisiones estratégicas de la compañía. En este sentido, es interesante que se le incorpore al Consejo de Dirección o al Consejo de Administración de la compañía.

– ¿Qué puestos temporales suelen ocupar los interim managers que se contratan para las startups? ¿CEO, CFO, COO, etc?

Como ya he comentado, si incorporamos un Interim a nuestro proyecto es porque hay que cubrir competencias de las que carezca el equipo promotor. En este sentido, las competencias más demandadas son las de dirección financiera (CFO), expansión e internacionalización. Por el contrario, en una startup, la figura del CEO tiene que recaer en el promotor del proyecto, al menos en los primeros dos o tres ejercicios hasta que el negocio despegue.

También habrá que calcular bien cuál será la dedicación al proyecto. En startups en su fase inicial es habitual implantar perfiles con dedicación de un 10% a un 30% de jornada laboral que permiten disponer del know-how del experto a un coste más reducido.

– ¿Qué consejos le daríais a un desarrollador o un emprendedor del sector mobile para encontrar financiación para su app?

– La estructura de emprendimiento y el portafolio de inversores cada día es más amplio en nuestro país: Family office, business angels, fondos de inversión, vehículos de inversión, aceleradoras, incubadoras, venture builders, centros de innovación, etc. El emprendedor debería llamar a la puerta de todos ellos, presentarles su business plan y pedirles ayuda.

Sin embargo, hoy en día cada vez más medianas y grandes empresas están empezado a crear sus propios departamentos de nuevas inversiones. Estos departamentos suelen disponer de su propio presupuesto de inversiones anuales dedicado a la inversión y a la vigilancia tecnológica en proyectos disruptivos de su sector. En el caso del sector mobile, en el que se encuentran importantes empresas a nivel nacional, intentaría conseguir los emails y/o teléfonos de los contactos “clave” de dichos departamentos y hacerles llegar nuestro proyecto de una u otra manera.

– ¿Por qué crees que invertir en una aplicación móvil o startup del ámbito móvil puede ser una buena idea para un inversor?

Siempre dependerá de cada proyecto, pero lo cierto es que el sector mobile está manteniendo un crecimiento espectacular en los últimos años (51.000 millones de aplicaciones descargadas en el primer semestre). Además, es un sector muy global y disruptivo que de una u otra manera está llegando a todos los demás sectores, transformando la economía global, digitalizándola y convirtiendo productos en servicios.

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.Seguir a @albertopayo
×

Escribe un comentario