Huawei Ascend Mate: un phablet Android para jugar, preferiblemente en casa

| 14 febrero, 2014 | 0 comentarios

Teníamos ganas de probar el funcionamiento de las aplicaciones en un phablet Android y por fin lo hemos hecho. Estos dispositivos, a caballo entre una tablet y un smartphone, serán los próximos protagonistas del sector móvil, o al menos eso pronostican numerosos gurús del sector. En Applicantes hemos probado el Ascend Mate, primer phablet de la firma china Huawei, y la experiencia nos ha resultado, cuanto menos, curiosa.

El dispositivo es enorme en comparación con muchos teléfonos inteligente (163,5 x 85, 7 x 9,9 mm.), lo que conlleva numerosas ventajas, pero también algunos inconvenientes. Lo mejor es que su pantalla resulta ideal para probar juegos, tanto por su tamaño (de 6,1 pulgadas) como por su magnífica resolución, y que su batería rebasa los 2 días de duración (y navegando por Internet alcanza tranquilamente las 8 horas, lo cual no está nada mal).

Lo menos positivo, aparte de que la gente se asusta cada vez que plantas el teléfono sobre la mesa, es que a duras penas entra en algunos bolsos y la mayoría de bolsillos, siendo un dispositivo muy poco práctico para quien esté todo el día de un lado para otro. Aunque Huawei es experta en lanzar dispositivos de gama media a unos precios realmente populares, el Ascend Mate tampoco es que destaque por ser especialmente barato (unos 300 euros), si se compara con otros phablets que han puesto en el mercado las compañías de la competencia.

huaweii-samsung-ipad

En el terreno de las aplicaciones, el Ascend Mate incorpora la versión de Android Jelly Bean 4.1, con la tradicional capa Emotion UI de Huawei (presente también en el Ascend G510, del que ya os hablamos recientemente en Applicantes). Esta versión de la firma china otorga todo el protagonismo al Escritorio, que puede tener hasta nueve pantallas en las que colocar nuestros widgets, carpetas y accesos directos. Aunque puede resultar un poco caótico para quien maneje muchas apps, al poco tiempo uno se acaba acostumbrando (si es ordenado, claro).

Lo mejor es que las apps cargan muy rápido, igual que los sitios web, y que su cámara trasera de 8 megapíxeles con flash LED garantiza una calidad fotográfica más que decente (la delantera es de 1 MP). Además, los botones de navegación aparecen dibujados en la interfaz (no hay ninguno en la parte frontal); incluye el teclado propio de Huawei, que funciona bastante bien; y todas las funciones se alinean tanto a la derecha como a la izquierda de la pantalla, para que lo usemos con una sola mano (algo esencial en un aparato tan grande).

En cuanto a las curiosidades, cabe destacar que el phablet de la empresa china incluye tecnología Magic touch, que permite poder utilizarlo incluso con guantes (aunque, si se quiere, la opción puede desactivarse para gastar menos batería); sólo soporta tarjeta microSIM; incluye ranura para tarjeta de memoria micro SD (que puede insertarse incluso con el teléfono encendido); y la batería no puede sustituirse, así que más vale cuidarla para que no se estropee.

----------------------------

Ahora puedes leer los artículos de Applicantes en Google Currents. Suscríbete gratis.

Acerca del Autor:

Cofundador de Applicantes. También escribo sobre asuntos económicos y financieros en prensa escrita y sobre tecnología en webs especializadas. Puedes escribirme a [email protected]m, encontrarme en LinkedIn o seguirme en Twitter.
×

Escribe un comentario