El 44% de los usuarios borra las apps que no responden sin ni siquiera llegar a utilizarlas

| 8 noviembre, 2012 | 0 comentarios

Un estudio de Apigee acaba de poner negro sobre blanco lo que muchos ya intuían: que la descarga de una app no se traduce, ni mucho menos, en un matrimonio duradero. Que una aplicación se convierta en icono habitual del menú de un smartphone depende de muchos factores, pero bastan unos pocos para precipitar su expulsión al baúl de los recuerdos.

Así, el 44% de los usuarios elimina las apps que no responden de inmediato una vez abiertas; mientras que el 18% lo hace después de concederles un margen de respuesta de apenas 5 segundos y un 38% amplía este tiempo prudencial al medio minuto.

Pero eso no es lo peor. No contentos con borrarlas, el 32% de estos insatisfechos usuarios se dedica a airear las miserias de estas apps entre familiares y amigos. Como es lógico, las redes sociales son los canales preferidos para lanzar campañas de boicot contra estas apps fallidas. Así lo hace el 21% de los usuarios.

El estudio, que se ha realizado a partir de una encuesta entre 500 usuarios americanos de iOS y Android mayores de edad, también desvela que un 76% de los applicantes empieza a despotricar contra una app cuando se queda colgada, mientras que el 71% lo hace cuando se cierra o sufre una incidencia.

Hay más factores que animan a los usuarios a cargar contra las apps: la lentitud en su funcionamiento –inaguantable para un 59%-; un excesivo consumo de batería –un 55% no lo tolera–; o el hecho de que cuente con una publicidad excesivamente intrusiva –definitivo para el 53% de usuarios–.

Estas quejas que los consumidores de apps difunden en la Red no caen en saco roto. El mismo estudio refleja que un 58% de los usuarios tiene muy en cuenta las opiniones de su entorno y un 45% opta por las aplicaciones de las que se habla favorablemente en Facebook. Menos incidencia tienen las valoraciones que se realizan en blogs –sólo son relevantes para el 26%– y en Twitter –su capacidad de influencia se reduce al 14%–.

Obviamente, la paciencia varía en función de la importancia que se otorgue a una app, como ha puesto de manifiesto en reiteradas ocasiones WhatsApp. En este sentido, los usuarios exigen los mejores rendimientos a las apps bancarias, seguidas de las de mapas, las de pagos y compras móviles y las de redes sociales. Pero no sólo de influencias exteriores vive el applicante. Según el estudio de Apigee, el 75% de los usuarios reconoce rastrear por su propia cuenta las diferentes app stores en busca de nuevas aplicaciones.

 

(Visited 10 times, 1 visits today)

Acerca del Autor:

Cofundador de Applicantes. También escribo sobre asuntos económicos y financieros en prensa escrita y sobre tecnología en webs especializadas. Puedes escribirme a [email protected], encontrarme en LinkedIn o seguirme en Twitter.
×

Escribe un comentario