Colvin: “Os sorprendería la cantidad de gente que se suscribe para autorregalarse flores”

| 31 octubre, 2018 | 0 comentarios

Colvin: “Os sorprendería la cantidad de gente que se suscribe para autorregalarse flores”

Si hablamos de venta de flores a través de Internet podemos pensar que ya estaba todo inventado, porque este tipo de servicios lleva mucho tiempo funcionando. Sin embargo, no es así. Una startup llamada Colvin ha sabido introducir varias innovaciones diferenciales en su propuesta de valor. La primera de ellas ha sido aligerar la extensa cadena de distribución de este mercado, conectando directamente con los productores o growers. De esta forma han logrado que los envíos lleguen al consumidor final sin dar tantas vueltas y las flores se conserven en condiciones óptimas mucho más tiempo. Además, han aplicado al negocio de la venta de flores online aspectos de marketing que hasta ahora no se habían explotado mucho, como el diseño y el cuidado en el packaging. Su CEO, Sergi Bastardas, nos explica cómo nació el proyecto y hacia dónde va encaminado.

– ¿Cómo surgió la idea? ¿Cuál fue la semilla de Colvin?

– Surgió de la combinación de nuestras experiencias personales y nuestro espíritu emprendedor. En una conversación informal entre Andrés, Marc y yo, los tres pusimos en común las malas experiencias que habíamos tenido comprando flores online. Nos dimos cuenta entonces de que había espacio para la mejora, para ofrecer un servicio que uniese las ventajas de la compra por Internet con el trato y el precio del comercio cercano, y recuperar el valor emocional de comprar y regalar flores. Nos motivaba convertir esa idea en una realidad, crear algo desde cero y verlo crecer. Además, el negocio de las flores ya nos resultaba familiar. En la universidad ya habíamos hecho nuestros pinitos. Empezamos con la típica parada para la festividad de Sant Jordi y acabamos organizando una red de más de 300 paradas.

– ¿Os resultó muy complicado el convencer a los growers de que trabajaran directamente con vosotros? ¿Había mucha desconfianza al no estar acostumbrados a trabajar sin intermediarios?

– Una de las claves diferenciadoras de nuestro negocio es que ofrecemos flores de calidad. Dado que la flor es un producto perecedero, para asegurar su frescura y máxima duración había que evitar pasar por muchos intermediarios. Creemos en este modelo de negocio y cuando crees genuinamente en algo es más sencillo que otros confíen. Hemos cultivado esa confianza con cada uno de los productores locales con los que trabajamos, dedicando tiempo y esfuerzo a establecer una relación consolidada con ellos.

Colvin: “Os sorprendería la cantidad de gente que se suscribe para autorregalarse flores”

– ¿Cómo retenéis a un usuario que use plataformas online de envío de flores habitualmente? ¿Cómo puede distinguiros de otros servicios de este estilo?

– Colvin no es solo una compañía de venta de flores a través de Internet, eso ya existía desde hace años. Tenemos varios elementos diferenciales. En lo referente al producto, nos distingue la calidad, el diseño y la frescura de las flores por la eliminación de los intermediarios combinado con la mejor experiencia de compra digital. En el momento en que estás escogiendo tu ramo en la web, las flores todavía no han sido cortadas.

En lo que concierne al servicio, la experiencia de usuario es nuestra obsesión. Que todo el proceso, desde la elección a la compra pasando por la recepción, le satisfaga al 100%. Lo conseguimos garantizando que las flores lleguen en las mejores condiciones y a tiempo. Cualquier problema que pueda surgir se atiende de forma personalizada. Es un servicio digital pero cercano.

Otro de nuestros objetivos, que se convierte en rasgo diferencial, es recuperar la magia de las flores y convertir esa magia en habitual, saliendo del marco de las ocasiones especiales. Todos los días pueden ser mágicos. Para reforzar ese mensaje hemos creado un servicio de suscripción, similar al de las suscripciones editoriales: eliges el tipo de flores y la periodicidad con la que quieres recibirlas (semanal, quincenal, mensual). Os sorprendería la cantidad de gente que se suscribe para autorregalarse flores. No es una ocasión, es un estilo de vida.

– Pese a que conseguís un ahorro importante de precio, al prescindir de los intermediarios en la cadena de distribución, en los ramos este es similar (e incluso más caro a veces) que el de otros servicios de envío de flores. ¿Cómo se justifica esto?

– Nuestros pilares son la calidad, el diseño y el precio. Y trabajamos cada día para que los tres factores convivan en equilibrio, para ofrecer la excelencia en los dos primeros a precios ajustados, haciendo asequibles las flores al mayor número posible de personas. El abanico de tipo de flor es igual de variado en calidad que el de un producto fresco como la fruta, nosotros apostamos por conseguir la máxima calidad al mejor precio.

– ¿Qué diferencia a la aplicación móvil de Colvin de la página web? ¿Hay alguna funcionalidad adicional?

– Ambas plataformas coexisten para ofrecer a nuestros clientes diferentes alternativas de acceso a nuestros productos. Además, la app ofrece la posibilidad de personalizar aún más la dedicatoria y permite hacer dedicatorias con vídeo o foto.

Colvin: “Os sorprendería la cantidad de gente que se suscribe para autorregalarse flores”

– Me imagino que además de clientes particulares también os contratarán empresas. ¿Qué tipo de negocios son los que más se suscriben a Colvin?

– Nosotros creemos que las flores crean ambientes más próximos y acogedores. En todos los escenarios cotidianos del día a día puede haber unas Colvin porque aportan algo que mejora el ambiente. En países como Reino Unido las flores tienen cabida en cualquier escenario, en la oficina, en la consulta del médico, en el bar o hasta en la peluquería. En España la realidad es diferente y el uso de la flor se atribuye al regalo. En Colvin ya trabajamos con grandes despachos y hoteles, y es una vía que seguiremos trabajando.

– Enhorabuena por vuestra reciente ronda. ¿En qué vais a invertir los fondos? ¿Podéis darnos alguna pista de hacia dónde irá vuestra expansión internacional? ¿Se revertirá en alguna mejora del producto o la tecnología?

– ¡Gracias! Nuestro foco siempre ha estado en la internacionalización de la empresa, queremos convertirnos en la primera marca del sector a nivel europeo, pero queremos ir dando pequeños pasos. Tras llegar al mercado italiano y portugués, el esfuerzo ahora está centrado en asentarnos en estas localizaciones. Para el 2019 la previsión es triplicar las ventas con respecto a las de este año. Eso exige constante adaptación al cambio y hacerlo a la velocidad adecuada. De aquí a un año nos gustaría desembarcar en países más países europeos.

– ¿Qué oportunidades quedan aún sin cubrir en el negocio de envío de flores?

– Como comentaba antes, ofrecer venta de flores vía Internet ya era una realidad hace años. Y con el paso del tiempo, al aumentar la oferta, se ha disparado la competencia y con ello la exigencia de los consumidores. Ahí está el reto y la oportunidad, en cubrir las exigencias, cada vez mayores del consumidor. Adelantarnos incluso a sus necesidades para estar a la altura.

Colvin: “Os sorprendería la cantidad de gente que se suscribe para autorregalarse flores”Colvin: “Os sorprendería la cantidad de gente que se suscribe para autorregalarse flores”

 

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.Seguir a @albertopayo
×

Escribe un comentario