Barcelona, capital de las startups del Sur de Europa

| 26 septiembre, 2018 | 0 comentarios

Barcelona, capital de las startups del Sur de Europa

Barcelona se ha transformado en un importante hub para las startups. Según el informe Startup Ecosystem Overview 2018, en España hay 3.258 empresas emergentes y de ellas un 34%, unas 1.100, se ubican en la Ciudad Condal. Es un porcentaje mayor incluso al de Madrid, ciudad en la que radican un 31,5% de las startups de nuestro país.

Además, la urbe catalana ha conseguido situarse como quinto ecosistema digital de Europa por número de startups -solo superado por Londres, París, Berlín y Dublín- y como quinto hub del Viejo Continente por inversión -por detrás de Londres, Berlín, París y Estocolmo-. El año pasado las startups instaladas en Barcelona lograron 470 millones de dólares de financiación, una cifra que supondría casi el doble respecto al ejercicio anterior. Además, el 58% del dinero invertido en startups españolas fue a parar a empresas asentadas en la Ciudad Condal.

La calidad de vida, el talento existente y la capacidad para atraerlo, la existencia de grandes corporaciones, la iniciativa pública que está actuando como catalizadora o la celebración de importantes eventos tecnológicos en Barcelona son ingredientes que facilitan la creación o la llegada de muchas empresas emergentes a la ciudad. De hecho, esta supone la tercera urbe europea más atractiva para los fundadores que están impulsando interesantes propuestas en Inteligencia Artificial, biotecnología, realidad virtual y realidad aumentada.

Por lo general los emprendedores provienen del mundo empresarial o cuentan con perfiles más técnicos, de marketing, finanzas, etc, pero los aspectos legales suelen resultarles más ajenos o desconocidos. Sin embargo, son esenciales tanto a la hora de poner en marcha una de estas sociedades como durante su desarrollo y evolución.

Una empresa emergente puede requerir ayuda para consultas legales puntuales, conflictos laborales entre socios o con inversores, realizar su planificación fiscal, blindarse en materia de protección de datos, internacionalizarse, diversificarse a nuevos segmentos e incluso barajar la compraventa de otra empresa o negocio o su propia venta. Mientras la dimensión de la compañía no sea demasiado grande quizás no compense contratar a un trabajador solo para estas tareas. En ese sentido, lo recomendable es recurrir a una consultora. Afortunadamente obtener asesoramiento jurídico en Barcelona es muy sencillo y menos costoso de lo que pueda parecer.

En este sentido, existe una gran variedad de empresas especializadas en el asesoramiento legal y jurídico de PYMES. Empresas como por ejemplo la consultoría jurídica GD Legal pueden echar una mano a las pymes y startups que necesiten ayuda ante asuntos legales de ámbito laboral, fiscal, mercantil, sobre derecho tecnológico y en extranjería. Estos aspectos se deben cuidar mucho y son importantes para que la empresa no se enfrente a sanciones económicas o a problemas para desempeñar sus actividades en el futuro.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Si quieres aparecer en nuestra Guía de Desarrolladores solo tienes que enviar tus datos a través del siguiente formulario.

Acerca del Autor:

×

Escribe un comentario