Las apps sí son país para viejos

| 28 marzo, 2017 | 0 comentarios

masako-wakamiya-hinadan-app

El mundo de las aplicaciones móviles no tiene género ni edad. Cualquiera puede crearse su propia app aprendiendo algunas nociones de programación o echando unas horas a través de uno de los múltiples generadores que existen. Y no hace falta ser un millennial para ello.

La japonesa Masako Wakamiya es una de las desarrolladoras más longevas que se conocen. Esta antigua banquera que hoy se describe a sí misma como ‘evangelista tecnológica’ cuenta con 81 años y ya tiene su hueco en la App Store.

La anciana acaba de lanzar su primera aplicación móvil para iPhone. Su herramienta se llama Hinadan y está basada en un festival nipón conocido como ‘Hinamatsuri’ (lo que traducido al castellano sería algo así como el Día de las Muñecas) que se celebra a principios de marzo. En esta jornada la gente decora muñecas y luego las utiliza para la fiesta. El título permite hacer algo parecido en el smartphone de la manzana.

La veterana developer cree que la gente de su edad difícilmente puede competir con los chavales en estas herramientas de entretenimiento. “Fácilmente perdemos a los juegos cuando nos enfrentamos con gente más joven, porque los movimientos de nuestros dedos no pueden alcanzar la misma velocidad”, contaba hace unas semanas a la CNN.

Wakamiya pidió a algunas personas que desarrollaran mobile games orientados a la gente mayor, sin embargo, nadie le hacía caso ni se interesaban por su idea. Por eso llegó un momento en el que decidió hacer su propio juego móvil dirigido a la Tercera Edad. La nipona empezó a usar un ordenador por primera vez cuando tenía 60 años y tenía que cuidar a su madre, buscando socializarse con otras personas mediante esa vía. Asegura que le costó tres meses configurar su PC.

“No tienes que ser un profesional”, señala. “Solo necesitas tener creatividad y una mente activa”, afirma esta desarrolladora de cabellos plateados. Hinadan es su primera app pero no será la última. “Tengo un montón de ideas y quiero crear nuevas apps, pero mis capacidades de programación son pobres, así que necesito más tiempo para desarrollarlas”, reconoce.

Acerca del Autor:

Periodista multitarea, multiplataforma y responsive. Peliculero. Más explicante que replicante. Corresponsal de guerra en la App Store y Google Play. Conspira, escribe posts, prepara lasañas de carbonita y hace unicornios de origami sentado en su sillón negro mientras acaricia a su gato. Una vez hizo sonreír a un Angry Bird. @juanrrisonford
×

Escribe un comentario