No más pymes sin apps

| 15 octubre, 2015 | 0 comentarios

pymes-apps

La mayoría de las pymes que operan en los mercados hispanohablantes no tiene pensado desarrollar una aplicación móvil para su negocio, aunque reconoce numerosas ventajas a este tipo de herramientas. Así se desprende de un estudio realizado por la firma de investigación Clutch, que indica que sólo el 15% de las pequeñas y medianas empresas disponen de apps.

Por el contrario, el 40% de las pymes analizadas por Clutch no sólo no ha desarrollado ninguna aplicación sino que tampoco espera crearla en el futuro, mientras que un reducido 18% aún no ha tomado una decisión al respecto. En la misma línea, el 59% de las compañías encuestadas reconoce no tener entre sus planes aumentar el gasto en publicidad móvil y sólo un 27% afirma que tal vez lo haga.

Estas cifras contrastan con el hecho de que un 76% de las pymes entrevistadas observan una gran utilidad en las aplicaciones como canal de atención al cliente y, por tanto, como una forma de mejorar la experiencia de los usuarios en su relación con la marca. Además, una de cada tres pymes se muestra convencida de que tener una app le ayudaría a incrementar sus ventas.

¿Qué le piden las pymes a una app?

En Applicantes hemos querido conocer la experiencia de cuatro pequeñas y medianas empresas que forman parte de ese minoritario 15% que ya dispone de una app nativa para dispositivos iOS y Android. Cada una se dedica a una actividad totalmente distinta de las otras, pero tienen en común el haber recurrido a la plataforma GoodBarber para desarrollar sus apps desde cero.

Por ejemplo, los responsables del madrileño centro de estética Corporal Beauty decidieron lanzar sus apps para iOS y Android porque pensaron que sus clientes “estarían más y mejor informados teniendo una app en la que ellos mismos pudieran decidir cuándo y dónde mirar”. Por su parte la escuela colombiana especializada en estudios de estética Cenestética (iOS y Android) ideó sus aplicaciones como “un receptor altamente efectivo para la publicidad o información en tiempo real”.

apps-pymes-goodbarber

Las motivaciones fueron similares en el caso de Noon, una cadena peruana de restaurantes con presencia en Perú, Ecuador y EEUU. Con sus apps para iOS y Android han buscado “exposición de marca, posicionamiento y vanguardia” para la empresa y satisfacer la “demanda de información, reservas y geolocalización de los usuarios”. Ofrecer información actualizada sobre el negocio fue también la razón que llevó a la clínica oftalmológica madrileña IOA Madrid a desarrollar sus apps para terminales iOS y Android. “Creímos que era importante que nuestros pacientes dispusieran de una aplicación donde tener información sobre nosotros, nuestros médicos y nuestros protocolos”, explican.

Beneficios de las apps y dificultades para crearlas

Todas estas pymes coinciden en las ventajas de contar con una app señaladas en el estudio de Clutch y añaden algunas más. “Sirve para aumentar nuestra presencia de marca y de esta manera podemos llegar a un número mayor de pacientes“, apuntan desde IOA Madrid. Permite “aumentar la cantidad de reservas online y generar tráfico en los restaurantes mediante promociones exclusivas y ofrece exposición de marca y mensajes push que fidelizan al cliente”, añaden desde Noon.

En la misma línea, desde Cenestética consideran que las aplicaciones son la herramienta perfecta para “apuntar a un target muy específico, incluso de manera geográfica, y con un solo clic”. Y también incrementan la visibilidad del negocio, ya que “teniéndolo en el móvil es más fácil, cuando ponemos alguna oferta, que la persona que la tiene descargada se la enseñe a alguna amiga, compañera o conocida, por lo que el porcentaje de visitas es mayor”, indican desde Corporal Beauty.

Estas pymes también coinciden en las dificultades a las que hay que hacer frente para dar vida a una app empresarial, como “entender la estructura y los tecnicismos nuevos” (Cenestética), “lograr que las personas se la descarguen, la utilicen de forma cotidiana, no la abandonen y la compartan” (Noon), “los escasos conocimientos del diseño” (Corporal Beauty), así como “el alto coste y los elevados conocimientos informáticos necesarios” (IOA Madrid).

¿Por qué tener una app y cómo crearla de un modo fácil?

En su caso, el antídoto contra estas dificultades fue recurrir a GoodBarber, una plataforma para desarrollar apps para iOS y Android desde cero y sin ninguna formación previa en informática. “Es una herramienta muy sencilla de utilizar, actualizable, con un buen soporte y un precio económico“, explican desde IOA Madrid. En la misma línea, los responsables de Cenestética destacan su “sencillo” lenguaje, comparable a “manejar Power Point o Word”. Corporal Beauty también se decantó por GoodBarber por la facilidad para “diseñar y acceder a ella”, a lo que Noon añade “la rápida respuesta del área de soporte y su facilidad de gestión”.

goodbarber-pymes

Por todo lo anterior, los responsables de estas cuatro compañías no dudan en animar a otros pequeños empresarios a dar el salto al mundo de las apps. “Si pudiera se lo exigiría, porque su competencia sí lo hará“, apuntan desde Cinestética. Además, “es un elemento innovador, que sirve para fidelizar pacientes y donde se puede dar a conocer toda la actividad que realiza la empresa”, añaden desde la clínica oftalmológica IOA Madrid.

Coinciden en el diagnóstico los especialistas en estética de Corporal Beauty: “Los pequeños empresarios deberíamos estar al alcance de nuestros clientes, que sepan que también innovamos e intentamos hacerles las compras más fáciles”. Lo más importante, añaden los responsables de Noon, es que la app sea “entretenida y útil”, para que “la gente la recomiende y se dé a conocer la marca”.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Si quieres aparecer en nuestra Guía de Desarrolladores solo tienes que enviar tus datos a través del siguiente formulario.

Acerca del Autor:

×

Escribe un comentario