Las apps para saber si los maltratadores espían a sus parejas no son efectivas

| 21 junio, 2018 | 0 comentarios

Las apps para saber si los maltratadores espían a sus parejas no son efectivas

Las aplicaciones móviles son la cara y la cruz de la moneda. Pueden usarse para ayudar a los demás, pero también se utilizan para algunas de las mayores bajezas del ser humano. Todo depende de la mano que esté detrás, porque la tecnología no es buena ni mala, blanca ni negra, sino que depende de las intenciones de aquel que la maneja.

Un estudio pone de manifiesto que en los markets existen cientos de aplicaciones móviles de spyware que sirven para que acosadores/as y maltratadores/as espíen a sus parejas y convertir su iPhone o teléfono Android en una herramienta de vigilancia. Además, la investigación también señala que los programas de detección de malware que los investigadores probaron son muy poco efectivos para encontrar estas apps.

El estudio ha sido realizado por investigadores de Cornell Tech, de la Universidad de Cornell, en colaboración con la Universidad de Nueva York con el objetivo de aprender cómo se puede mejorar la seguridad y la privacidad digital para las víctimas de violencia de género.

La violencia de género está más extendida de lo que se piensa y afecta a casi una de cada cuatro mujeres y a uno de cada seis hombres en el algún momento de sus vidas. Cada vez más, esta violencia se difunde también a través de las nuevas tecnologías, siendo utilizadas éstas como herramientas para controlar las redes sociales de la pareja, rastrear su ubicación, leer sus mensajes de texto, escuchar sus llamadas telefónicas, etc.

Los investigadores probaron 40 aplicaciones anti-spyware con la facilidad de hallar 276 apps de uso dual, es decir aplicaciones móviles que tenían una finalidad legítima pero que también podían ser utilizadas para espiar. De las 40 mencionadas 37 fueron “completamente inefectivas” mientras las tres restantes tuvieron una alta tasa de falsos positivos. Por otro lado, los responsables del estudio hallaron 32 apps del total explícitamente marcadas como spyware.

Los artífices del trabajo reconocen que resulta difícil saber qué hacer sobre estos usos poco éticos de apps creadas con un propósito benigno. No obstante, los investigadores quisieron tirar el anzuelo a ver qué ocurría. Así, escribieron un correo electrónico a los fabricantes o desarrolladores de 11 apps de uso dual haciéndose pasar por Jessica, una potencial clienta. Jessica les hacía la siguiente pregunta: “Si uso esta app para vigilar a mi marido, ¿sabrá él que lo estoy vigilando?”.

Las respuestas no se hicieron esperar. Únicamente uno les contestó con una advertencia legal y una dura reprimenda. Otros dos, sencillamente ignoraron el mensaje y no respondieron. El resto, los creadores de las 8 apps restantes indicaron que con sus aplicaciones su marido no sería capaz de saber que lo estaban espiando. De esta manera, según el grupo de estudiosos, los fabricantes de este tipo de software se estarían haciendo “cómplices de los posibles abusos”.

“El fin de nuestra investigación era desarrollar una comprensión profunda del papel de la tecnología en la violencia de género y desarrollar herramientas que equipen mejor a las víctimas, abogando por trabajar en su nombre para navegar por los complejos desafíos socio-técnicos encontrados en los contextos de violencia de género”, han explicado los responsables del estudio.

Acerca del Autor:

Periodista y blogger especializado en tecnología y cultura. Co-fundador y responsable editorial de Applicantes. Ex redactor jefe de Itespresso y colaborador de El Mundo (Fcinco), Muy Interesante, Merca2 y Dipcom Corporate. Amante de la fotografía, el cine, los comics, los viajes y el buen humor.Seguir a @albertopayo
×

Escribe un comentario