Las apps de duplicado de llaves, ¿un peligro para la seguridad?

| 30 noviembre, 2018 | 0 comentarios

Las apps de duplicado de llaves, ¿un peligro para la seguridad?

En EE.UU han proliferado en los últimos años aplicaciones móviles que permiten hacer duplicados de llaves a terceros con tan solo hacer una foto de las llaves originales. E incluso hacer estas copias en kioscos callejeros, como KeyMe. A priori parecen una propuesta útil en el caso de que se produzcan pérdidas y olvidos de llaves, emergencias, etc. Y suponen una alternativa para no tener que llamar al cerrajero y no pagar su visita y su servicio. Sin embargo, a veces lo barato sale caro y el remedio puede ser peor que la enfermedad.

Aunque en Europa este tipo de herramientas no se ha popularizado -probablemente por las normativas más cuidadosas con la privacidad que hay en el Viejo Continente- sí que existen algunas apps dedicadas a este negocio. Por ejemplo, en Google Play se puede encontrar una aplicación llamada MyKeys.

Según reza su descripción en el almacén de Android, MyKeys “te permite llevar las llaves siempre contigo. Con solo dos fotos tendrás la llave digitalizada y disponible para cuando las necesites”. Una vez tomadas las instantáneas, la aplicación identifica y guarda sus características. En teoría el sistema de MyKeys codifica la llave y crea una copia encriptada en un lugar seguro de sus servidores.

El usuario solo tiene que mostrar un código que recibe en cualquiera de los cerrajeros asociados al servicio para obtener un duplicado al momento. Ni siquiera necesita enseñar la llave original. Los creadores de la app aseveran que es “más fiable que una copia a partir de otra llave”. Si el móvil se pierde o es robado un tercero en teoría éste no podrá acceder a la llave porque para entrar en la app hay que hacerlo mediante un nombre de usuario y contraseña.

El problema viene porque las fotos de las llaves comúnmente se conserven en la galería del teléfono o en algún servicio general de almacenamiento en la nube. Muchos smartphones guardan las imágenes por carpetas distintas según en qué app se hayan usado. Los ciberdelincuentes pueden interceptar esas imágenes para su beneficio de diversas maneras. Incluso hay software malicioso o malware que opera camuflado dentro de otras apps, las cuales al instalarse piden en sus permisos el acceso a las imágenes contenidas en el terminal. Si alguien se hace con estás instantáneas, podrán obtener un duplicado fácilmente y acceder a nuestra vivienda, negocio o incluso coche. En estos casos, ahorrarse unas decenas de euros puede ocasionarnos un gran disgusto.

Llamar al cerrajero de toda la vida es una alternativa rápida, segura y de confianza ya sea para que nos abra la puerta por haber ocurrido una emergencia o para otro tipo de trabajos, como cambiar cerradura de borjas por bombín. La digitalización está muy bien pero no olvidemos que lo principal es que nuestra propiedad, ya sea nuestra vivienda u oficina, esté lo más protegida posible. Y si una app o una función digitalva a comprometerla, ¿qué sentido tiene que la usemos?

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Si quieres aparecer en nuestra Guía de Desarrolladores solo tienes que enviar tus datos a través del siguiente formulario.

Acerca del Autor:

×

Escribe un comentario